Debate en Ecuador sobre la Ley de Fomento del Cine

Más de cien cineastas, representantes de asociaciones y otras personas vinculadas al sector cinematográfico, de 11 provincias del país, participarán hoy, desde las 10:00, y mañana en el debate sobre la reforma a la Ley de Fomento del Cine Nacional, en el III Encuentro Nacional de Cine.
La Universidad de las Artes será la sede de la discusión, organizada por el Consejo Nacional de Cine, que  a partir de tres encuentros preparatorios -realizados la primera semana de marzo en Portoviejo, Quito y Cuenca- ha generado ya una propuesta para la reforma. Esta plantea:Reforzar la institucionalidad a partir de un cambio del Consejo Nacional de Cinematografía en un Comité Interinstitucional de Fomento del Cine y el Audiovisual. Este -según el documento que figura en la página del encuentro- tendría como misión coordinar la política definida para el cine y el audiovisual por los ministerios sectoriales encargados de la cultura, la industria y el comercio exterior, así como las instancias pertinentes de los gobiernos autónomos descentralizados.
Además, la reforma plantea incentivar la inversión privada en la producción audiovisual en el territorio nacional; Reformar el modelo de financiamiento público del sector cinematográfico y audiovisual e Incentivar la producción internacional en el país (locaciones, servicios técnicos y artísticos).
El exdirector del Consejo Nacional de Cine, Jorge Luis Serrano, dice que desde su período entre 2007 y 2013 se planteó una reforma a la ley. Los argumentos son múltiples, desde 2006, cuando se aprobó la Ley de Fomento del Cine Nacional -vigente-la realidad de este sector ha cambiado. La ley actual ha cambiado el panorama de la cinematografía nacional, desde su incremento en la producción de 1 o 2 películas nacionales por año a 16 producciones -que estuvieron en cartelera en 2014-, la diversificación de proyectos y la salida del cine local a otros escenarios.
Sin embargo, uno de los comentarios más puntuales que realizan quienes están vinculados al sector es la necesidad de integrar a la empresa privada en la inversión cinematográfica, lo cual podría trabajarse a través de incentivos fiscales, como comentó el director de Feriado, Diego Araujo.
A esto se agrega que desde que la Ley de Cine ecuatoriana está vigente se aprobó la nueva Constitución, la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) y la Ley Orgánica de Telecomunicaciones. En este marco hay varias normativas que quedan sueltas.
Por otro lado, en su rendición de cuentas el ministro Francisco Borja comentó que una de las proyecciones que se ha planteado la cartera de Estado que dirige es implementar el ‘Plan Nacional de Fomento a la producción Audiovisual’.
Sobre la Ley de Cultura, cuyo proyecto-borrador está por terminar, Borja afirmó: “queremos que el CNCine pase a ser un instituto de cine y audiovisuales, queremos incentivar la producción audiovisual para poder llenar con productos de calidad las horas de programación que tenemos en la televisión nacional”.
Según Catalina Noroño, directora de Planificación del CNCine, la expectativa es que del encuentro quede una propuesta conversada con los actores y que se tenga un tipo de declaración del sector.

El caso colombiano, ejemplo cercano de una nueva política

En 2012, cuando el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sancionó la nueva Ley del Cine anunció que su país será “el próximo destino del cine mundial”. Con esta ley se conformó la comisión fílmica, en la que se plantearon incentivos a productoras extranjeras para grabar en el país. Esto permitió que productoras internacionales, como Fox o HBO, inauguraran una oficina en Bogotá. Crear la comisión fílmica es uno de los planteamientos de la reforma a la Ley de Cine en Ecuador.

Preparación para el debate

Diez de los 131 asistentes confirmados por el CNCine en la lista de los participantes fueron consultados por este diario hasta la tarde de ayer, entre los cuales 4 dijeron que no llegarían al Encuentro Nacional de Cine o se manifestaron indecisos.
Así, también 5 confesaron no haber leído la propuesta del CNCine, por lo que llegarían al encuentro para informarse.
En todos los casos, los intereses son diversos. En la lista figuran estudiantes de cine, realizadores de distintas corrientes y productores de televisión.

DATOS

A las 10:00 arrancará el encuentro con la inauguración del ministro de Cultura y el ministro Coordinador de Conocimiento y Talento Humano.
German Calvi, de Argentina, dará una charla magistral hoy, a las 12:30. Es gerente de Fomento a la Producción de Contenidos para Televisión, Internet y Videojuegos del Instituto Nacional de Cine de Argentina.
Lorenza Manrique dictará una charla magistral mañana, a las 09:00. Manrique redactó la Ley de fomento al cine mexicano en el DF y la Ley de filmaciones en el DF, con apoyo de la comunidad.
Gonzalo Castellanos dará su charla magistral mañana, a las 11:30. Es asesor de proyectos culturales en países latinoamericanos.

El Telégrafo

“Hay que crear líneas de crédito con condiciones de reembolso”

Antes del III Encuentro Nacional de Cine, el director del Consejo Nacional de Cinematografía, Juan Martín Cueva, habla sobre el estado actual del fondo y sus proyecciones.

¿Incidió la baja en taquillas para películas nacionales en el recorte que sufrió el Fondo de Fomento a la producción cinematográfica?
Para nada. Fue un tema general del sector público, que tuvo que reducir sus presupuestos para 2015 en todas las instituciones. La reducción que sufrió el CNCine fue relativamente pequeña: menos del 19%, que es un elemento con el que podemos lidiar perfectamente sin que afecte nuestra gestión, y más bien es un pequeño sacudón al sector, para que entienda que se deben buscar otras maneras de financiar el Fondo de Fomento.
La baja de la taquilla del cine ecuatoriano en el circuito comercial de salas es un parámetro, un indicador más, no podemos obnubilarnos por un dato que tiene muchas explicaciones. Que la producción nacional tenga menos espectadores en la cartelera comercial en un año determinado no tiene nada que ver con una evaluación negativa de la calidad de lo que se está haciendo. El problema es completamente diferente: es un problema de acceso al mercado y de un sector en su conjunto, que tiene que aprender de la experiencia y del error, no vamos a tener un cine consolidado, excelente, diverso y taquillero por decreto. Eso solo se conquista con el tiempo y la acumulación de experiencia.
¿Qué otro tipo de incentivos paralelos podría crear el Estado para el desarrollo de la cinematografía nacional?
Se puede pensar en incentivos tributarios o fiscales a la inversión privada, contribuciones especiales de los agentes económicos que se benefician de la producción audiovisual para su negocio (las telefónicas, por ejemplo), exoneraciones de impuestos o tasas para la importación de equipos que sirven para la generación de contenidos, incentivos a los exhibidores para que amplíen la presencia de producción nacional en sus programaciones, incentivos a la inversión de la TV en la producción de cine (eso ya lo hace en alguna medida la Ley Orgánica de Comunicación). Subvención a los resultados de taquilla o, más ampliamente, a experiencias de promoción y distribución que den resultados.
Hay que hacer cumplir lo que de hecho ya establece la actual ley: líneas de crédito pensadas para la producción cultural, con condiciones especiales de reembolso, para que el productor disponga de otros recursos y no solamente de unos fondos no reembolsables a través del Fondo de Fomento.
¿Qué rol juega la experiencia entre los cineastas postulantes a este Fondo?
Los cineastas de mayor experiencia generalmente tienen mejores herramientas para presentar un proyecto con más fuerza, más argumentos y mejor calidad quizá, por lo que no es raro que sean beneficiados con estímulos económicos. Pero un cineasta novel tiene muchas posibilidades de ganar un fondo si presenta un buen proyecto: si vemos los listados de beneficiarios, históricamente, hay mucha ópera prima, mucho productor y creador joven o que se está iniciando.
La Universidad de las Américas (UDLA) suspendió su participación en el rodaje de la película “Guineos: para morir de hambre mejor morir luchando” —que fue parte de la convocatoria del CNCine el año pasado—, decisión que los realizadores comunitarios (Unión de Organizaciones Campesinas de Esmeraldas y AlpacheCine) tildan de racista, ¿intervendrá el CNCine en esa producción por este tema, regulan los ámbitos de la producción fílmica hasta ese punto?
No, no tenemos las competencias ni las facultades legales para intervenir en una disputa entre privados. No es nada raro que entre diferentes agentes que se involucran en una producción cinematográfica existan diferendos o disputas. Eso es bastante característico en la creación y producción cultural, muy pocas películas se producen sin que haya algún diferendo o incidente, eso hace que el mundo del cine sea apasionante y dificil de enfrentar desde la gestión pública.
Ese proyecto obtuvo recursos del Fondo de Fomento y sabemos que está en proceso de producción, esperamos que consiga otros apoyos y otros financiamientos, esa es la dinámica de cualquier proyecto. Lamentamos que haya habido ese problema entre los productores y una universidad que se vinculó al proceso, pero no nos vamos a pronunciar ni vamos a intervenir en ese diferendo. Nos apenaría que eso retrase o dificulte la realización de la película, pero no nos queremos inmiscuir en la disputa.

El Telégrafo 

Manifiesto del 3r Encuentro Nacional de Cine

Esta semana tuvo lugar en Guayaquil el tercer encuentro Nacional de Cine del Ecuador. El objetivo del encuentro, organizado por el Consejo Nacional de Cinematografía (CNCine), fue discutir la propuesta de contenido para la reforma de la Ley de Fomento de Cine Nacional. Participaron distintos actores de todos los sectores de la cinematografía del país y algunos invitados internacionales como el argentino Germán Calvi.
Al finalizar los participantes consensuaron el siguiente documento:
Los participantes del III Encuentro Nacional de Cine del Ecuador, reunidos en la Universidad de las Artes de Guayaquil , el 25 y 26 de marzo del 2015, después de conocer la propuesta de contenido para la reforma de la Ley de Fomento del Cine Nacional realizada por el CNCINE. Las experiencias presentadas por los expertos de México, Colombia y Argentina y de conocer el debate de las mesas de discusión y de la participación de todas las asociaciones y agrupaciones presentes, expresamos.

1.- Felicitamos la realización de este Encuentro convocada por el Consejo Nacional de Cinematografía del Ecuador.

2.- Reconocemos al cine y al audiovisual como un sector estratégico para el desarrollo del país, en el ejercicio de los derechos culturales y la expresión de nuestra diversidad, en la construcción de una sociedad democrática, equitativa e incluyente. Además, como una actividad económica capaz de aportar sustancialmente al desarrollo económico y al cambio de la matriz productiva.

3.- Respaldamos la necesidad de reformar el marco legal del fomento al cine y audiovisual independiente ecuatoriano, a fin de fortalecer la institucionalidad existente, mantener su autonomía administrativa y financiera y dotarla de amplias competencias de fomento de toda la cadena productiva del audiovisual independiente. Esto incluye la formación, producción, distribución, exhibición y las competencias de regulación y control del mercado audiovisual cinematográfico. Además, el fortalecimiento de las fuentes de financiamiento y estímulos fiscales tributarios de esta actividad.

4.- Coincidimos con el criterio de que el cine y el audiovisual se deben apoyar en dos líneas de política pública, por un lado dirigida a desarrollar su economía; por otro lado, en una línea que destaque su papel en ejercicio de los derechos culturales, la promoción de la diversidad cultural y la visibilización de los pueblos y nacionalidades.

5.- Esta reforma debe incluir además los puntos que se debatieron en la asamblea ampliada generada en el Encuentro.

a.- El reconocimiento de uno de los objetivos de la ley debe ser garantizar la diversificación de los contenidos audiovisuales a los que tenemos acceso los ecuatorianos en las distintas plataformas de consumo existentes.

b.- Reconocer la diversidad de las formas de producción existentes.

c.- La necesidad de crear, acceder y fortalecer circuitos alternativos e independientes de exhibición cinematográfica en todo el territorio a fin de diversificar la oferta audiovisual existente.

d.- El análisis crítico del audiovisual y la cultura cinematográfica debe integrarse al pensum de estudios del sistema educativo nacional.

e.- Es imperioso abogar en la situación laboral de los sectores y trabajadores del cine y el audiovisual de tal manera que se reconozca las particularidades de sus situaciones de trabajo y se den soluciones a su actual exclusión del régimen de protección laboral y de seguridad social.

6.- Decidimos constituirnos en una plataforma nacional del cine y el audiovisual e invitamos a todas las agrupaciones y organizaciones relacionadas con el cine y el audiovisual a sumarse a este espacio de debate, consenso y construcción de la propuesta de reforma legislativa, al debate de políticas públicas del sector y la defensa de sus derechos.

7.- Designamos a Eliana Champutiz, Mariana Andrade, Calé Rodríguez, Jonathan Jines y María Isabel Silva como delegados para coordinar la conformación de esta plataforma y dar seguimiento al proceso de debate iniciado en el Encuentro.

Guayaquil, 26 de marzo del 2015

UNIACTORES
CORPAMP
FRENTE CINE COMUNITARIO
ASOCIDEC
ADEC
COPAE
ASOCIACIÓN DE CINEASTAS DE GUAYAQUIL
COLECTIVO AUDIOVISUAL MANTA
ASOCIACIÓN DE ESTUDIANTES DE CINE DEL ECUADOR

Cineramaplus

También podría gustarte