Festival internacional de Panamá

Si el séptimo arte es un espejo pintado como piensa el director italiano Ettore Scola, el IV Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá) es un enorme mural, ya que permite contar decenas de historias de diversos rincones del mundo.
Este evento se realiza del 9 al 15 de abril y tiene como escenarios Cinépolis deMultiplaza y de Westland Mall, los teatrosNacional y Anita Villalaz y el Mirador del Pacífico de la cinta costera II.
Ofrece títulos para todas las edades y de los géneros que se le ocurra. Son 75 películas, y la mayoría vendrá acompañada de sus responsables, algunos comparten su parecer sobre estar en este festín de colores e ideas.Delfina Vidal, quien con Mercedes Arias firma Caja 25 (Panamá), manifiesta que “estrenar en nuestro país, en pantalla grande, es un privilegio. Que el IFF nos haya aceptado en la selección es un gran paso adelante para el cine documental panameño, como reconstructor de la memoria histórica y una catapulta para la exhibición y distribución futura de nuestro documental”.Gabriel Serra, quien presentará La Parka, nominada en 2015 al premio Oscar, espera disfrutar de “buenas películas, conversar con directores conocidos y gente del medio, y hablar la situación del cine en Centroamérica, escuchar y conocer un poco Panamá”.

METAS POR CUMPLIR

Pilar Peredo, productora de Ixcanul, la primera película de Guatemala que participó en el Festival Internacional de Cine de Berlín ( Alemania), quiere aprovechar su participación en el IV Festival Internacional de Cine de Panamá ( IFF Panamá) para ir al “encuentro con otros colegas, con otra gente que está en la misma búsqueda de hacer cine, de generar cosas nuevas”.
Plantea que este istmo “es una plataforma muy importante para el cine deCentroamérica y de la región. Para Guatemala, es indispensable un espacio de expresión y exhibición”.Para el director César Díaz, era importante estrenar su documental Territorio liberado ( Guatemala) en un festival centroamericano, y lo hizo de la mano del IFF Panamá. Díaz desea que el público “conecte con la película y que se emocione con ella como yo lo hago”.Por su lado, Edgar Murillo, guionista y actor de Maikol Jordan, el mayor éxito de taquilla en la historia del cine de Costa Rica, lo tiene claro: desea “que la gente se ría y disfrute” con su comedia de enredos.Erik Hernández, intérprete y coguionista de Maikol Jordan, busca una audiencia istmeña “con mente abierta para ver productos nuevos”.

ESPACIOS

La realizadora Isidora Marras aspira abrir “un espacio para dialogar” con los espectadores luego de que tengan acceso a su thriller No soy Lorena (Chile). “En cada muestra tenemos reacciones y reflexiones muy diversas”, plantea.En tanto, Laura Amelia Guzmán, quien firma junto con Israel Cárdenas el drama romántico Dólares de arena ( República Dominicana), siente que es un privilegio formar parte de la selección del IFF Panamá.“Hemos tenido oportunidad de acompañar la película a muchos festivales alrededor del mundo, pero las mejores reacciones han sido las del público latinoamericano”, resalta Guzmán.

PUNTOS DE VISTA

A Germán Tejeira, responsable del tierno y contundente drama Una noche sin luna ( Uruguay), no solo le parece emotivo conocer que su producción despierte diversas sensaciones entre los istmeños, sino que además quiere ver en las salas los largometrajes Lulú, El 5 de talleres, Feriado y Jauja. Y vaya, “caminar por el Canal de Panamá”.Por su parte, Juan Martín Hsu, el realizador de La Salada ( Argentina), tiene ansias de participar porque “el programa que tiene el IFF es espectacular y es un lujo poder estar junto a otras películas de tanto renombre”.Oscar Ruiz Navia, el líder del drama adolescente Los Hongos ( Colombia), quiere “pasarla bien, conocer nuevos puntos de vista sobre mi película, conocer un pocoPanamá, pues siempre he estado solo en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, y por supuesto, compartir la película con la mayor cantidad de gente posible”.“No sabes la emoción que me da presentar mi cinta a un público en un teatro. Y el hecho de que se esté mostrando en un país de Latinoamérica me emociona. Estaré con mi gente, mi tribu. ¡Qué honor!”, destaca Chusy Jardine, director deGigante ( Estados Unidos/Puerto Rico).Anahí Berneri, que firma el drama Aire libre ( Argentina), está encantada de participar en esta iniciativa, porque es “muy difícil llevar nuestras películas a países de Latinoamérica, al igual que ver cine latinoamericano en Argentina”.Mientras que Ernesto Daranas, director de Conducta ( Cuba), opina que los istmeños y los cubanos “tenemos muchas cosas en común, y es muy posible que mi película se refiera a inquietudes que ustedes y nosotros compartimos”.

La Prensa

El IFF Panamá 2015, entre estrenos y charlas

Entre los estrenos mundiales aparecen: el documental panameño Caja 25, de Delfina Vidal y Mercedes Arias; el drama Dos aguas ( Costa Rica), de Patricia Velásquez; y el documental Territorio liberado (Guatemala), de César Díaz.El punto de partida de Caja 25 son las cartas redactadas para un concurso de 1963 entre trabajadores no estadounidenses que laboraron en la construcción delCanal de Panamá.Mientras que Dos aguas es un drama sobre la disyuntiva entre seguir el camino de la honestidad o el pedregoso sendero de los negocios ilícitos.En tanto, Territorio liberado es acerca de un hijo que busca respuestas de su mamá sobre su pasado, que al mismo tiempo es el pasado reciente de Guatemala.

AMÉRICA LATINA

También habrá producciones que tendrán su debut en América Latina, como es el caso de la comedia romántica Ciudad Delirio (Colombia/España), de Chus Gutiérrez, sobre un médico español que en Cali queda deslumbrado por una bailarina colombiana.Hay una segunda comedia romántica: Las ovejas no pierden el tren (España), de Álvaro Fernández Armero, acerca de una pareja urbana que busca una nueva vida en un ambiente rural.
Otro título es el drama Algún lugar ( República Dominicana), de Guillermo Zouain, sobre tres amigos que recorren su país para encontrarse a sí mismos.La casa más grande del mundo ( Guatemala/México), de Ana V. Bojórquez y Lucía Carreras, es un drama acerca de Rocío, una niña maya mam que tiene la misión de cuidar las ovejas de la familia, mientras su mamá está a punto de dar a luz.El Intruso, de Shariff Korver, es un thriller procedente de Países Bajos sobre un policía de Amsterdam infiltrado en un clan de narcotraficantes marroquíes.X+Y (Reino Unido), de Morgan Matthews, es una comedia dramática que cuenta la amistad entre dos amantes de las ciencias exactas que compiten en las Olimpiadas Internacionales de Matemáticas en Taipei. Además, estará Tierras muertas ( Nueva Zelanda-Reino Unido), el tercer largometraje de Toa Fraser.
También pasará por nuestras salas el documental Ritmos del Antonov ( Sudán-Sudáfrica), de Hajooj Kuka, sobre las medidas que se toman para preservar el patrimonio en Sudán. En tanto, el documental Estoy aquí (China), de Fan Lixin, gira en torno a cómo un grupo de chicos va tras sus sueños de triunfar en el mundo del espectáculo. El drama cómico chileno La voz en off, de Cristian Jiménez, es sobre una chica vegetariana, madre y soltera, que trata de construir un futuro, aunque el divorcio de sus padres y el regreso de una hermana irritante le harán la vida de cuadritos.

ENCUENTROS

El IFF dará la oportunidad para que el público vea películas y converse con personalidades en torno a lo visto.Las comedias Carreras de autos para niños en Venecia y El Circo serán el plato fuerte el 11 de abril en el teatro Anita Villalaz a las 2:00 p.m. La invitada de honor será la actriz Geraldine Chaplin, quien entablará una charla con dos figuras delIFF Panamá, Diana Sánchez y Pituka Ortega Heilbron, su directora artística y la directora general, respectivamente. El documental Héroe transparente, sobre Victoriano Lorenzo, se podrá apreciar en el teatro Anita Villalaz ese 11 de abril a las 7:15 p.m., seguido por un coloquio con su director Orgun Wagua López. Historias del Canal, un mosaico de tramas istmeñas, se presentará en el Teatro Nacional el 12 de abril a las 4:45 p.m., seguida de un conversatorio con su productor Pablo Schverdfinger.
Una versión restaurada de El color de la granada será proyectada el 13 de abril en el Teatro Nacional a las 5:15 p.m. Tras la proyección se dará un coloquio con Karim Aïnouz, introducido por Diana Sánchez.Palabras de Dioses, un conjunto de cortometrajes, será presentado el 15 de abril en el Teatro Nacional a las 5:00 p.m., seguido por un coloquio con el escritor Guillermo Arriaga.

La Prensa

 

Películas imperdibles en el Festival de Cine de Panamá

Unas estarán en Cinépolis de Multiplaza, otras en el Teatro Nacional y en el Anita Villalaz, así como en el Mirador del Pacífico de la cinta costera II.
Todas son cintas valiosas, para qué dudar, aunque de ese gran número de títulos hay unos cuantos que deben hacer el esfuerzo de ver.De salida, dos títulos ganadores del premio Oscar: el drama Whiplash y el documental Citizenfour. Más tres largometrajes que fueron nominados a la estatuilla dorada: la animación La leyenda de la princesa Kaguya y los documentales Song of the Sea y La sal de la Tierra.La comedia, en su nivel más elaborado, la encontrarán en la española Ocho apellidos vascos, así como la comedia agridulce estará desarrollada en la chilenaLa voz en off.Si les agrada el terror, entonces no deben perderse la española Musarañas.Si el melodrama cautiva su corazón, deben inclinarse por Una noche sin Luna(Uruguay/Argentina) o bien la historia de un matrimonio en descomposición, tema primordial de la argentina Aire Libre. La juventud y la niñez están presentes desde distintos frentes. Desde el drama experimental mexicano Güeros, pasando por el drama criminal de la colombiana Manos sucias y la road movie de Algún lugar (República Dominicana). Sin olvidar el drama Dos aguas (Costa Rica/Colombia); una producción que invita a la reflexión en Conducta (Cuba) y ese poético retrato de lo rural en La casa más grande del mundo (Guatemala/México).
El thriller aparece en su estado más puro en la española La isla mínima.
El dilema de los pros y contras de la tecnología en la vida moderna se desarrolla en la chilena No soy Elena y La pantalla desnuda (Nicaragua).
Imperdonable dejar por fuera los documentales Caja 25 y Héroe transparente (ambos de Panamá),La Parka (México/Nicaragua), Territorio liberado(Guatemala), La mirada del silencio(Dinamarca/Finlandia), Gigante (Estados Unidos/Puerto Rico), Marmato (EU/Colombia),Serrat y Sabina: el símbolo y el cuate (España),Pixadores (Finlandia), Beats of the Antonov (Sudán/Sudáfrica) y Altman(Canadá).Sin perderle pista a la retrospectiva dedicada al realizador brasileño Karim Aïnouz: El abismo plateado, El cielo de Suely, Madame Sata, Playa futuro y Viajo porque debo, vuelvo porque te amo.Para demostrar que el séptimo arte latinoamericano es capaz de enfrentarse a una gran producción, allí tienen el caso de Libertador, y si les agrada el western tienen a la maravillosa Jauja.

La Prensa

También podría gustarte