Un libro revela la relación entre farándula y dictadura en Chile

El libro “Álvaro Corbalán. El dueño de la noche’: el libro que devela lazos de la CNI con el espectáculo de los 80’ se presentará este próximo miércoles 5 de agosto a las 19:30 horas en Teatro Cinema (Ernesto Pinto Lagarrigue 179, barrio Bellavista).

Este libro es la nueva publicación de la Colección Investigación Periodística de Ceibo Ediciones escrito Daniel Campusano, Macarena Chinni, Constanza González y Felipe Robledo son periodistas de la Universidad Diego Portales.

Tras cuatro años de investigación, que comenzó indagando sobre de las condiciones carcelarias de los internos en Punta Peuco y de la relación de la Iglesia Católica con los mismos, investigaron a uno de los mayores violadores de los derechos humanos de los años ‘80, Álvaro Corbalán Castilla, en una faceta comentada pero no tan documentada: su relación con la farándula y el mundo artístico en los años de dictadura.

En la presentación del libro, el grupo de periodistas estará, junto a su colega Javier Rebolledo -autor de La danza de los cuervos y El despertar de los cuervos-, y del abogado especializado en temas de Derechos Humanos, Nelson Caucoto -coautor del libro La Noche de los Corvos, sobre el caso degollados-, para dar cuenta de esta investigación, la cual devela aspectos de la relación que tuvo Álvaro Corbalán, con el mundo del espectáculo y la televisión.

El ex agente CNI, ahora es recluso en la cárcel de lujo de Punta Peuco, condenado por algunos de los más siniestros crímenes de la dictadura cívico militar.

Son 106 páginas que se ven enriquecidas por el relato y testimonio de 54 entrevistados(as), quienes fueron protagonistas y testigos de ese vínculo que existió entre efectivos de la Central Nacional de Informaciones (CNI), y el mundo artístico y de la farándula de los años ‘80. Muchos fueron beneficiados con esta relación, y otros(as) resultaron víctimas de ésta.

Durante la dictadura de Augusto Pinochet y los civiles que le acompañaron, la sociedad chilena estaba intervenida y censurada. El mundo de la televisión y artístico no fue la excepción. Muchos fragmentos de esta parte de la historia reciente que no han sido contados aparecen en esta publicación que aporta a reconstruir el contexto en que se desarrollaron algunos de los hechos en dictadura.

“La CNI estaba en todas partes y se hacía sentir. Corbalán, uno de sus más destacados agentes, asesinaba –y torturaba– a los contrarios del régimen, y por las noches, de la mano de la mujer más deseada de Chile, la vedette española María José Nieto, más conocida como “Maripepa”, desfilaba entre los pubs más visitados por la farándula chilena”, se consigna en el primer capítulo del libro.

Se relatan las andanzas de esos personajes que tenían el poder para amenazar, torturar, asesinar, y al mismo tiempo actuar como protagonistas de la bohemia nacional.

Álvaro Corbalán, quien también estuvo a cargo de la seguridad del Festival de Viña del Mar, se convirtió en protagonista de innumerables parrandas en los lugares más cotizados de la época, como, por ejemplo el Confetti –propiedad del esposo de Patricia Maldonado, Jorge Pino – y el Rodizzio.

También se consigna que “según datos recabados por el periodista especializado en investigaciones sobre violaciones a los derechos humanos, Javier Rebolledo, uno de los grandes mitos de la época era la existencia de la Brigada Rosa, compuesto por un grupo de mujeres bonitas, faranduleras, que se dedicaban a labores de inteligencia. Seducían a personas del mundo del espectáculo con un solo objetivo: probar quiénes eran detractores de la dictadura. El nombre que más resaltaba entre ellas era, según señala el reportero, el de Raquel Argandoña”.

Y agrega: “Cristina Tocco asegura que, en los pasillos de los canales de televisión, escuchaba a los productores hablar con Corbalán antes de que salieran al aire los programas y él decía: “Esta noche va ‘Maripepa’ Nieto”. La decisión era irrevocable.

El ex director de televisión Sergio Riesenberg recuerda muy bien su tenso encuentro con el militar. Él quería a toda costa que la vedette participara en el festival y así demostrarle su poder. “Me presionó para que la pusiera, me amenazó y cumplió, pero yo no la puse. Me amedrentaba con mi familia y me decía: ‘Se ven bonitas tus hijas saliendo del colegio’. También me dijo: ‘Hágame caso y no se tire contra mí, téngame de aliado’”, señala el libro en su relato.

La investigación, cuenta con innumerables ejemplos como los anteriores, que recuerdan sus protagonistas, y dan cuenta de la realidad de la época.

El Clarín

También podría gustarte