Mañana se estrenará en el Espacio Icaa Gaumont de Buenos Aires, el largometraje documental “Trashumancia“. Historias de crianceros, arrieros y veranadores”, dirigido por la realizadora Maria Bagnat, que narra los conflictos por la tierra a partir de los relatos de quienes habitan en el norte de la provincia de Neuquén.
Es habitual la cría de ganado caprino por parte de los agricultores familiares neuquinos, portadores de prácticas culturales ancestrales, entre ellas, la trashumancia, un manejo de ganado que el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, a través de la Secretaria de Agricultura Familiar (SAF) promueve y protege, productiva y culturalmente.
Práctica ancestral
La trashumancia es una práctica ancestral donde se alternan campos de pastoreo durante los meses de invierno y de verano, un manejo de producción que lleva a los crianceros a desplazarse con sus “piños de chivos” en distintos campos aptos.
Así nace la veranada, la invernada y la cultura trashumante. Un sistema que hoy se ve cercado por la producción extensiva que ignora sus prácticas ancestrales.
En ese marco, es que el documental devela los conflictos por el uso dela tierra, la soberanía alimentaria y la defensa de los bienes culturales del país.
El documental se podrá ver por primera vez en Buenos Aires, en el Espacio Icaa Gaumont, ubicado en Av. Rivadavia 1635. Participarán del estreno junto al ministro Carlos Casamiquela, el secretario de agricultura Familiar Emilio Pérsico, su jefe de gabinete, Raúl Lorenzo, y el subsecretario de Ejecución de Programas, Osvaldo Chiaramonte, entre otras autoridades de la cartera agropecuaria.
Cabe recordar que “Trashumancia. Historias de crianceros, arrieros y veraneadores”, tuvo un preestreno en la zona donde se realizó la producción en la ciudad de Chos Malal, el 3 de este mes.
Publicado en El Tribuno

‘Monte adentro’, la nostalgia que envuelve al arriero

Un domingo en Cartagena, algunas personas hicieron una catarsis interesante después de ver ‘Monte adentro’, un documental acerca del trabajo de los arrieros en Caldas.

“Cómo es posible que una persona tenga que dejar su tierra y su trabajo”, fue la frase airada que se repitió después de la proyección hecha en el Festival de Cine de Cartagena, el año pasado.

Ahora, esta producción tendrá un ciclo de un mes en algunas salas alternativas del país. Hoy se estrena en Tonalá, de Bogotá; el 10 de octubre, en la Cinemateca de La Tertulia, de Cali; el 15, en el Colombo Americano de Medellín, y el 21 del mismo mes, en la sala Cinespiral de Manizales (más información en: www.facebook.com/monteadentropelicula).

La producción se enfoca en dos hermanos: Alonso y Novier Valencia, quienes añoran e intentan mantener una tradición que aprendieron de su abuelo y su padre. “La idea nació de un cuestionamiento personal acerca de mis orígenes, que me llevó al campo”, recuerda el director del documental, Nicolás Macario Alonso, un colomboargentino entregado al mundo del teatro y la música, pero que terminó de realizador cinematográfico.

“Al principio, busqué como por cinco meses por varios departamentos a arrieros de verdad, pero no fue fácil llegar a la familia de Alonso y Novier para poder exponer cómo, de alguna manera, el campo está desapareciendo”, explica el director.

Además, a través de una mirada intimista, esta propuesta audiovisual pretende generar una discusión acerca de cómo en un país cuya su economía se basa en la agricultura es cada vez más difícil ser campesino.

“No solo el conflicto armado desplaza gente de esas zonas rurales a la ciudad; de todos modos, hay un cambio en lo que significa ser una persona que trabaja la tierra, pero vista desde los Valencia y con otra sensibilidad”, recalca el director, que al final compartió por más de cuatro años con la familia para armar la trama de este documental, que ya se vio en festivales como el Visions du Réel, de Suiza; el Camerimage, de Polonia, y el SXSW de Austin, Texas.

Publicado en El Tiempo