Comienza el Festival Internacional de Artes Escénicas de Uruguay (FIDAE)

La intensidad teatral del otro lado del río

El mismo día en que en la Argentina finaliza la décima edición del Fiba, en distintos departamentos uruguayos comienza el Festival Internacional de Artes Escénicas de Uruguay (Fidae), que propone una variedad de propuestas artísticas internacionales y ser un espacio de visibilidad para la nutrida actividad escénica uruguaya. Organizado por el Ministerio de Educación y Cultura, a través de la Dirección Nacional de Cultura de ese país, el encuentro se realizará en diferentes salas de Canelones, Montevideo, Salto y San José, y se extenderá hasta el 18 de este mes. “La idea es generar intercambio, debates y encuentro con diversas estéticas y temáticas provenientes de la escena internacional”, cuenta a Página/12 el argentino José Miguel Onaindia, director artístico del festival.

Con una extensa programación nacional seleccionada por la Asociación de Críticos de Teatro del Uruguay, la cuarta edición de este encuentro se inaugurará hoy con una pieza de música y poesía a partir de textos de Jorge Luis Borges e Idea Vilariño, protagonizado por Thelma Biral y el uruguayo Roberto Jones. “En esta edición hemos puesto un énfasis en la programación iberoamericana, porque consideramos que es un modo de singularizar el festival respecto de los encuentros de las otras capitales de la región. También porque creemos que es el espacio cultural donde resulta posible la circulación, el intercambio y la coproducción”, sostiene Onaindia, aunque aclara: “Esta característica no es excluyente, porque el festival cierra con la presentación del Globe Theater y también incluye una obra de danza que integra una compañía cubana y una sueca”.

“La actividad escénica uruguaya es muy intensa tanto en teatro como en danza. Hay una gran solidez institucional, tanto pública como proveniente de la sociedad civil y políticas públicas sostenidas en el tiempo. Hay una actividad extendida en todo el país, con maravillosas salas de teatro en el interior y una presencia del teatro independiente y comunitario”, afirma el director general, que pone como ejemplo a la Comedia Nacional, que lleva 68 años ininterrumpidos de actuación, posicionándose como el elenco estable de teatro más antiguo en español y único en la región.

Con respecto a la relación del teatro uruguayo con el de la Argentina, el gestor cultural asegura que “tienen más diferencias que similitudes”. “En Uruguay las instituciones públicas son sólidas y juegan un rol destacado en las propuestas. Hay más presencia en las carteleras de dramaturgias extranjeras y de teatro de repertorio clásico y contemporáneo. La nueva dramaturgia uruguaya aborda temáticas sociales y políticas que no están tan presentes en el teatro argentino”, enumera. Y agrega: “El intercambio es desparejo: Uruguay recibe y está más atento a lo que sucede en la Argentina. No sólo trae espectáculos sino que hace sus propias puestas de dramaturgos como Tantanian, Daulte o Romina Paula. En forma menos frecuente, algunos uruguayos son programados en teatros argentinos”.

Algunos de los espectáculos uruguayos que se verán durante el Fidea serán Hambre, de Marcel García Campliglia; No daré hijos, daré versos, de Marianella Morena; Cocinando con Elisa, de Lucía Maragione, dirigida por Gerardo Bergerez y Tóxico, con dirección de Mario Ferreira. Por su parte, harán lo propio los argentinos Mi hijo sólo camina un poco más lento, dirigida por Guillermo Cacace; La Wagner, de Pablo Rotemberg y Brecth, de Agustín Mendilaharzu y Walter Jakob.

Publicado en Página 12

 

Programación completa aquí

 

También podría gustarte