Niños cubanos y salvadoreños presentarán el 28 de enero en el Teatro Nacional de San Salvador La Cucarachita Martina pide la paz y la Convivencia, obra que marcará el nacimiento de La Colmenita en esta nación.

Se trata de un proyecto de hermandad entre los niños de Cuba y El Salvador que contribuirá al desarrollo y fortalecimiento de los vínculos culturales entre las dos naciones, explicó la embajadora de la isla, Iliana Fonseca, en conferencia de prensa.

Esta iniciativa es resultado de un sueño que ahora se materializa y que -auguró- tendrá un impacto no solo al nivel de los niños y niñas que participan en la puesta en escena, sino en las diferentes comunidades a través del sistema de Casas de Cultura de El Salvador.

Detalló que la agrupación tendrá su primera presentación el próximo día 28 y otras dos el 29 en el Teatro Nacional en esta capital, y el 30 y 31 en los teatros de los departamentos de Santa Ana y San Miguel.

Por su parte, Carlos Alberto Cremata, fundador y director de La Colmenita, compañía cubana de teatro infantil, devenida referente mundial, resaltó el interés del presidente, Salvador Sánchez Cerén, por este proyecto desde una visita a la isla cuando era ministro de Educación ad honorem.

Recordó que en ese entonces se apareció en La Colmenita con mucha humildad y les planteó que uno de sus sueños como titular de Educación era compartir esa forma de hacer.

Ya en su primera visita como presidente a Cuba, Sánchez Cerén, fue directo del aeropuerto al teatro de La Colmenita a presenciar una obra, contó Cremata, al tiempo que expresó sentirse muy impresionado con esta deferencia.

Ahora todo está listo para presentar la obra, en apenas dos meses de preparación gracias al esfuerzo de las maestras cubanas Lisbel Arrastía y Patricia Gómez, y al talento de los niños salvadoreños, afirmó.

El elenco local está integrado por niños del Coro Presidencial para el Buen Vivir, el grupo infantojuvenil de El Mozote, el de danza de la Casa de Cultura de Zacatecoluca y otro de la Orquesta infantojuvenil de Sonzacate. En total participarán 144 niños salvadoreños que se unirán en el escenario con 20 cubanos.

“A eso venimos, a cantarle fundamentalmente a la convivencia, a la paz y a tender un puente de amor desde la infancia y desde la cultura (…) que es lo que puede salvar a la humanidad de todos los problemas”, expresó.

Asimismo, César Pineda, director de Casa de Cultura de El Salvador, enfatizó que esta propuesta es parte de las estrategias del gobierno enmarcadas en el plan quinquenal que considera la cultura como un derecho de todos.

La idea no es que los niños que formen parte de La Colmenita sean artistas, sino que crezcan como buenos ciudadanos, con valores, para contribuir a la transformación del país, a través del canto, la risa y el arte.

La Colmenita nominada Embajadora de Buena Voluntad por el Fondo de Naciones Unidas, y con 25 años de vida, tiene iniciativas similares dentro de Cuba, México, Nicaragua, Venezuela, Argentina, España, Panamá y Canadá.

Entre sus grandes obras sobresalen Ajiaco de Sueños y Travesía Mágica, montadas en inglés y español, así como El Mundo al Revés, Blancanieves y los Siete Enanitos entre otras presentadas en diversos escenarios como Estados Unidos, Bangladesh y muchos más.

Publicado en Voces

 

El l Salvador y Cuba anunciaron hoy el estreno de la obra musical “La cucarachita Martina pide la convivencia y la paz”, obra escenificada por 164 niños salvadoreños y cubanos, que representarán la pieza en los teatros de San Salvador, Santa Ana y San Miguel.

La presentación estuvo a cargo del director nacional de Casas de la Cultura para el Desarrollo de la Convivencia y Buen Vivir, César Pineda y la embajadora de Cuba, Iliana Fonseca Lorente.

Fonseca señaló que con este proyecto, denominado como “La Colmenita”, buscan el “fortalecimiento del vínculo cultural” entre ambos países.

El estreno oficial se realizará en el Teatro Nacional, en donde se llevarán a cabo presentaciones el 28 y 29 de enero. Mientras que el 30 y 31 serán en Santa Ana y San Miguel.

La iniciativa surgió luego que el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, visitara el teatro de La Colmenita en Cuba cuando fungía como ministro de Educación, según explicó el director de teatro cubano, Carlos Cremata.

“Venimos a cantarle a la convivencia, a la paz y a tender un puente de amor desde la infancia y la cultura”, manifestó.

A partir del mes de marzo, “La Colmenita” se desarrollará en 14 casas de la cultura, indicó el director Pineda.

Publicado en La Prensa Gráfica