Video musical “Que corra el río” (Río Gualcarque)

En Contexto
El 3 de marzo de 2016 fue asesinada la dirigente indígena hondureña Berta Cáceres. Ella fue una de las fundadoras en 1993 del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), desde el que lideró manifestaciones en defensa del medio ambiente oponiéndose a la construcción de proyectos hidroeléctricos en el occidente de su país por considerar que atentaban contra los recursos naturales. Por su lucha en defensa de los recursos naturales en el occidente de Honduras en 2015, Cáceres había sido galardonada con el Premio Medioambiental Goldman, el máximo reconocimiento mundial para activistas de medio ambiente. Durante el reconocimiento dijo: “Me siguen. Me amenazan con matarme, con secuestrarme. Amenazan a mi familia. Esto es a lo que nos enfrentamos” y contaba con seguridad permanente, según había afirmado el ministro de seguridad del país Julián Pacheco

Tema: «Que corra el río»
Letra y música: Karla Lara
Guitarra: Dany Morales
Dirección video musical: Juan Pablo Méndez

Karla Lara: “las compañeras y compañeros lencas del COPINH (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras) han sabido enseñarnos, a través de su lucha, una visión del mundo y de lo que implica nuestra relación con los otros seres vivos, el agua, la montaña, el aire, los animales, la vida misma. Yo siento esperanza cuando oigo hablar a Asunción, a María Gómez, a Aureliano, Tomasito, a Berta. Yo, mestiza desenraizada, quiero pensar que más allá del origen indígena y legítimo de sus luchas, son respuestas políticas a esa forma necesaria de un origen pero también de autonomía no solo territorial, sino descolonizadora del pensamiento”

Del sitio de COPINH:

Hermanos y hermanas, compañeros y compañeras, hoy día del nahual de la lluvia, del relámpago y de la dualidad del sagrado fuego, día en que pedimos por el sol y por el bienestar de los pueblos, las comunidades Lencas organizadas en COPINH en Río Blanco, hemos decidido y hemos actuado nuevamente en defensa del territorio y del Río Gualcarque.
A las cinco de la mañana se tocó el cacho (instrumento de convocatoria de nuestro pueblo), llamando a asamblea de las comunidades. La asamblea habló y decidió hacer una acción de reconocimiento territorial y ejercicio de poder y soberanía indígena.
Recorriendo los planteles del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, cientos de mujeres, hombres, niños y niñas de estas comunidades expulsamos la maquinaria y a los empleados y ejecutivos de las empresas DESA y SINOHYDRO, exigiendo a viva voz que abandonaran de manera inmediata el lugar.
El COPINH exige a las autoridades judiciales y fiscales proceder judicialmente contra los alcaldes municipales, altos funcionarios de SERNA, y contra las empresas y demás sectores involucrados en esta agresión contra el pueblo lenca.

También podría gustarte