El Junkanoo: la expresión musical del carnaval de Bahamas

El junkanoo, la música africana de Bahamas que renace con el carnaval

El junkanoo, expresión musical de la cultura de Bahamas, renace con fuerza estos días con el impulso de las autoridades locales, que han trasladado a mayo esta manifestación típica de fechas navidades para unirse así al circuito de carnavales de la región y tratar de atraer turismo.

El junkanoo, expresión musical de la cultura de Bahamas, renace con fuerza estos días con el impulso de las autoridades locales, que han trasladado a mayo esta manifestación típica de fechas navidades para unirse así al circuito de carnavales de la región y tratar de atraer turismo.

Quentin Woodside, al frente del Museo del Junkanoo de Nassau, explicó hoy en entrevista con Efe que se trata de una expresión cultural de los africanos traídos hace siglos a Bahamas por los ingleses, para convertirse en una continuación en las islas atlánticas de la música del continente negro.

Una de las versiones más extendidas cuenta que la palabra junkanoo tiene como origen el nombre de un príncipe africano, John Canoe, quien en el siglo XVII derrotó a los ingleses en su reino del continente negro, donde, se dice, los europeos contaban con un fuerte conocido como Brandenbury.

La gesta significó una fuente de orgullo para los africanos, que cuando eran llevados como esclavos a Bahamas idolatraban aún al príncipe que había derrotado a los ingleses durante sus cánticos, de lo que quedó para siempre el nombre de junkanoo.

«Es la manifestación de lo que llevamos más dentro de nosotros», cuenta Woodside, una de las principales autoridades de esta manifestación cultural de Bahamas, que, además de estar al frente del museo, dirige Barabbas y la tribu, una de las bandas que en época navideña compiten por hacerse con el concurso de grupos de junkanoo.

Más de 20 bandas de junkanoo luchan cada año los días 25 y 26 de diciembre y 1 de enero por ser elegida como la que mejor música interpretan y más curiosos trajes exhiben sus miembros.

Quienes desfilan portan gigantescas diademas, faldas y adornos, todo confeccionado con cartón duro, un trabajo que requiere una esmerada labor artesanal.

Durante los desfiles que atraviesan las calles de Nassau, los grupos incluyen en sus recorridos unas características carretas decoradas con todo tipo de figuras de cartón construidas por artesanos, parecidas, salvando las distancias, a las de las conocidas Fallas de Valencia en España.

En cuanto a lo puramente musical, Woodside apunta que el junkanoo contaba inicialmente con elementos religiosos, aunque actualmente esa connotación prácticamente ha desaparecido.

Durante el carnaval, el junkanoo que se escucha en la calles de Nassau no es tan puro como lo era originalmente, ya que se permiten ciertas libertades, aunque la esencia y el ritmo se mantienen.

Aunque los grupos de junkanoo han puesto desde siempre su máximo esfuerzo en las fechas navideñas en las que compiten para ser elegidos como los mejores en música y vestimenta por los jurados, el Gobierno de Bahamas decidió el pasado año crear el Carnaval Junkanoo, con la intención de integrarlo en el circuito de carnavales que se celebran en la región durante los meses de la primavera.

El Gobierno de Bahamas quiere así promocionar un ritmo del que los bahameses están orgullosos y que de paso contribuya a promocionar el archipiélago atlántico, al que como en la mayoría de lugares del mundo golpeó la crisis económica que comenzó a mediados de la pasada década.

La cultura de Bahamas y en primer lugar el junkanoo es la apuesta de las autoridades locales para que el archipiélago atlántico deje de ser visto como una simple parada de los cruceros que recorren el área, en especial los que salen desde la ciudad estadounidense de Miami.

La segunda edición del Carnaval Junkanoo que se celebra estos días en Nassau incluye las actuaciones de artistas locales Elon Moxey, Willis & the Illest and Qpid, el músico de Trinidad y Tobago Kerwin Dubois, su compatriota Farmer Nappy, Rupee (Barbados), Fada Fox y Ricardo Dru (Trinidad y Tobago).

Además, la noche del viernes actuaron varias bandas de junkanoo para competir por un premio de 50.000 dólares y un contrato para grabar un disco con Sony Music, que colabora el evento.

Publicado en Hola Ciudad

 

Música cubana resaltó en Carnaval Junkanoo de Las Bahamas

El Carnaval Junkanoo de Las Bahamas tuvo un cierre de lujo con la actuación de la popular cantante cubana Laritza Bacallao, quien puso a bailar hasta el gozo al público presente, resaltaron fuentes diplomáticas.

La joven intérprete, que visitó la capital Nassau invitada por el comité organizador de la festividad, formó parte de las bandas de diferentes países que se presentaron en la segunda edición del evento, acotó una nota de la embajada de Cuba en ese país caribeño.

Con una selección de los temas más populares de su repertorio, la agrupación de la mayor de las Antillas continuó sumando éxitos, en un derroche de energía durante su actuación en el escenario bahamés.

De acuerdo con la fuente, la presencia aquí de Laritza Bacallao refuerza el intercambio cultural que existe entre Cuba y Las Bahamas, y a su vez estrecha los lazos musicales que unen a ambos países caribeños.

El Carnaval Junkanoo es un intento de las autoridades locales de dar a conocer mejor al mundo la música y riqueza cultural del archipiélago.

Junkanoo es una expresión popular de la cultura de Bahamas que consiste en bailes tribales que se acompañan con tambores y campanas de músicos ataviados con coloridos atuendos que se manifiestan, principalmente, en la época navideña.

Las autoridades de Bahamas pretenden atraer más visitantes a las islas con la organización de festivales de este tipo en la primavera, acompañado de actuaciones de artistas locales y de la región, para potenciar el turismo.

Publicado en Cuba Si

 

Although the roots of the Junkanoo parade remain subject to long and passionate debates, what is agreed is that, after centuries of practice, today’s cultural extravaganzas have become the most entertaining street carnivals of not only The Bahamas, but also the world at large.

With the costumes, dance and music inspired by a different theme each time, preparations for the Boxing Day, New Year’s Day and summer time Junkanoo literally take months and bring together men and women from all different walks of life.

The history of The Bahamas Junkanoo

Legend has it that you haven’t needed an excuse to party in The Bahamas for well over 500 years. But ask folks here at the top of the Caribbean how The Bahamas Junkanoo Tradition got started and they’ll all tell you a different story; with many believing it was established by John Canoe, a legendary West African Prince, who outwitted the English and became a local hero; and others suspecting it comes from the French ‘gens inconnus,’ which translates as ‘unknown’ or ‘masked people’.

Man playing a trumpet for the Junkanoo festivities in The Bahamas

The most popular belief, however, is that it developed from the days of slavery. The influx of Loyalists in the late 18th Century brought many enslaved people who were given three days off at Christmas, which they celebrated by singing and dancing in colourful masks, travelling from house to house, often on stilts. Junkanoo nearly vanished after slavery was abolished but the revival of the festival in The Bahamas now provides entertainment for many thousands.

What happens at Junkanoo

Long before the spectacular ‘rush-out’, the exuberant Junkanoo dance troupes – groups of up to 1,000 – will have been busy rehearsing their dazzling routines. The musicians will have perfected the hypnotic rhythms they’ll perform day and night on a cacophony of goatskin drums, cowbells, whistles and horns, and the imaginative costume designers will have worked non-stop to weave their own special magic with beautifully coloured crepe paper and cardboard.

As the Junkanoo parade moves through the streets of downtown Nassau in the early hours of the morning (generally from 2am to 10am), the energy of the dancers and the beat of the music motivates the vast crowds of supporters and spectators to start moving in their seats, or on their feet, or in the trees, or on balconies – wherever they have found a spot from which to watch this soul-stirring festival! At the end of the famous Junkanoo procession, judges award cash prizes for the best music, best costume and best overall group presentation.

Junkanoo festival in The Bahamas

Where to experience Junkanoo

The liveliest and largest of the sensational Bahamas Junkanoo party parades is in Nassau, but you can also experience the intoxicating carnival atmosphere on Grand Bahama Island, Eleuthera/Harbour Island, Bimini, The Exumas and The Abacos.

And whether it’s the children’s rush or the big parade, you will be treated to an incredible splash of colourful splendour. So time your visit to our islands to be here for Junkanoo and you’ll be more than welcome to jump in, enjoy the beat, feel the rush and have some fun!


 

También podría gustarte