Entregaron los Premios Platino a lo mejor del cine iberoamericano

El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra, se llevó siete trofeos en la tercera entrega de los Premios Platino a lo mejor del cine iberoamericano. También fueron galardonados Dolores Fonzi y Guillermo Francella. Ricardo Darín recibió el Platino de Honor. También se llevarón premios El club, Ixcanul, El botón de nácar, Una familia espacial y Una segunda madre.

Este domingo los nombres famosos y los creadores más destacados del cine iberoamericano se reunieron en Punta del Este para la tercera entrega de los premios Platino. En el Centro de Convenciones del balneario, inaugurado para la ocasión, la coproducción colombiana-argentina El abrazo de la serpiente se convirtió en la gran triunfadora de la velada, con siete estatuillas, incluida la de Mejor película de ficción.

Además, se llevó los premios a Mejor director, para Ciro Guerra, que se sumaron a los de Mejor dirección de arte, fotografía, montaje y sonido. También se hizo con el galardón a Mejor música original. «Es una película que durante mucho tiempo pareció imposible», dijo Ciro Guerra al recibir su premio como Mejor Director, que llegaba a la ceremonia como una de las más candidateadas, con ocho nominaciones.

Los primeros premios de la noche fueron para la película guatemalteca Ixcanul, de Jayro Bustamante, como Mejor ópera prima, y para el documental chileno El botón de nácar, de Patricio Guzmán, en ese rubro.

La también chilena El club, de Pablo Larraín, recibió la estatuilla a Mejor guion, antes de que Ricardo Darín fuera presentado como el ganador del premio de Honor por su trayectoria. «Hay que responder con talento, picardía y ganas ante lo que siempre nos quejamos: la falta de presupuesto», dijo al recibirlo.

A nivel actoral, la argentina Dolores Fonzi ganó por su rol en La Patota, de Santiago Mitre, mientras que su contraparte masculina fue Guillermo Francella, por su trabajo en El Clan, de Pablo Trapero. Una familia espacial, de Enrique Gato se llevó el Platino a la Mejor Animación.

Rigoberta Menchú, ganadora en 1992 del Premio Nobel de la Paz, fue recibida con una ovación de pie para otorgar el premio Platino en Educación en Valores. La ganadora en esa categoría fue la brasileña Una segunda madre, cuya directora, Anna Muylaert, dijo «Fora Temer», en referencia al presidente interino brasileño, generando un aplauso del público, en uno de los momentos más polítizados de la velada.

La actriz uruguaya Natalia Oreiro fue una de las tres presentadoras de la ceremonia, que transcurrió a lo largo de dos horas y media. Compartió tareas con el actor español Santiago Segura y el humorista mexicano Adal Ramones, dos de los puntos más favorables de la gala.

La IV edición de los Premios Platino se trasladarán el próximo año a la capital de España; Madrid acogerá en 2017 estos galardones que reflejan la diversidad cultural del cine iberoamericano. Luis Cueto, coordinador de la Alcaldía , ha sido el encargado de confirmar la sede asegurando que la ciudad española se volcará con esta celebración, mostrando su carácter integrador.

Con tan solo tres ediciones celebradas, los Premios Platino del Cine Iberoamericano se han convertido en el evento de mayor difusión del séptimo arte en español y portugués y los primeros galardones cinematográficos que engloban a toda industria audiovisual iberoamericana: 23 países unidos en un proyecto común. Organizados por EGEDA, con la FIPCA, nacieron en 2014 con la clara intención de convertirse en uno de los más importantes instrumentos de fomento y apoyo a la cinematografía iberoamericana.

Mejor película
El abrazo de la serpiente de Ciro Guerra

Mejor director
Ciro Guerra por El abrazo de la serpiente

Mejor actor
Guillermo Francella por El Clan

Mejor actriz
Dolores Fonzi por La Patota

Guión original
Pablo Larraín, Guillermo Calderón y Daniel Villalobos por El club

Ópera prima de ficción iberoamericana
Ixcanul de Jayro Bustamante

Documental
El botón de nácar de Patricio Guzmán

Animación
Una familia espacial, de Enrique Gato

Premio Platino al cine y la educación en valores
Una segunda madre de Anna Muylaert

Dirección de arte
Angélica Perea por El abrazo de la serpiente

Dirección de fotografía
David Gallego por El abrazo de la serpiente

Montaje
Etienne Boussac y Cristina Gallego por El abrazo de la serpiente

Sonido
Carlos García y Marco Salavarria por El abrazo de la serpiente

Música original
Nascuy Linares por El abrazo de la serpiente

Premio honorífico
Ricardo Darín

Publicado por Escribiendo Cine

 

Colombia y una goleada de visitante

Para nosotros los uruguayos ha sido un gran honor recibirlos”, dijo Natalia Oreiro a las 00.30 poco antes de presentar a Ruben Rada que enfundando en un extraño conjunto violeta, cerró la tercera fiesta de los premios Platino al cine iberoamericano con un “Cha Cha Muchacha” que puso a bailar a la platea.

Así se cerró la ceremonia de entrega de los Platino, los premios que reconocen la producción cinematográfica regional del último año. Fue una fiesta de autocelebración de una industria en pleno desarrollo. El evento fue en el Centro de Convenciones de Punta del Este, inaugurado para la ocasión.

Rada puso fin a dos horas y media de show que cerca del comienzo tuvo a Oreiro cantando “Garota de Ipanema” enfundada en un traje a lo Jessica Rabbit y sobre un piano como Michelle Pfeiffer en Los fabulosos Baker boys. La uruguaya co-condujo la fiesta con el español Santiago Segura y el mexicano Adal Ramones quienes ensayaron unas gracias no siempre eficaces. La fiesta fue lo que se prometió: glamour, estrellas y números musicales.

La gran ganadora de la noche fue la colombiana El abrazo de la serpiente de Ciro Guerra: se hizo de los Platinos a mejor película, mejor dirección, mejor fotografía, mejor sonido, mejor música original, mejor dirección de arte y mejor montaje. Fueron siete de las ocho nominaciones a las que aspiraba. El abrazo de la serpiente, que estuvo nominada al Oscar a la mejor película extranjera, se estrenó en Uruguay en febrero.

La que llegaba con la misma cantidad de nominaciones era la guatematelca Ixcanul de Jayro Bustamante que solo se llevó la estatuilla a la mejor ópera prima.

Los Platino para los mejores actores fueron para dos argentinos: Guillermo Francella por El clan (la película de Pablo Trapero se llevó sólo ese premio) y Dolores Fonzi por Paulina (que en realidad es La patota, remake del clásico de Daniel Tinayre dirigida por Santiago Mitre). Otro argentino, Ricardo Darín, se llevó el Platino de honor por su trayectoria.

De las otras con muchas nominaciones, la chilena El Club de Pablo Larrain se hizo solo con el Platino al mejor guión y la española Truman de Cesc Gay se fue sin nada.

Aunque no había ninguno entre los nominados, sí hubo uruguayos en el escenario de una ceremonia que llegó a más de 600 millones de espectadores en Iberoamérica. Al lujoso plató subieron además de Rada (que también hizo una rendición de “Volver” con Diego Torres) y Oreiro, la cantante Gia que participó de uno de los números musicales y César Troncoso quien entregó el premio al mejor documental para El botón de nacar de Patricio Guzmán, uno de los más grandes directores chilenos (es el de La batalla de Chile).

Entre las personalidades que entregaron premios figuraron Edward James Olmos (el capitán Castillo de Vicio en Miami), Andrea del Boca, Eugenia Suárez, Joaquín Furriel, Angie Cepeda y la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú quien dio el Premio Platino de Cine y Educación en Valores a Que horas ela volta? de Anna Muylaert y luego bailó al ritmo de Rada desde la platea.

Otros shows musicales incluyeron a Paulina Rubio, Jesse & Joy, Cali y el Dandee, Diego Torres y Álvaro Soler.

La ceremonia fue bastante más ágil de lo que se acostumbra en esta ocasión y con sus 150 minutos duró casi la mitad de la de los Oscar.

Ahora Madrid.
Los Platino son un emprendimiento de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (Egeda), en colaboración con la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (Fipca).

El principal de Egeda, Enrique Cerezo -y presidente del Atlético Madrid- fue quien le entregó el Platino a Darín.

En la ceremonia se anunció que en 2017 la entrega de premios será en Madrid. La primera edición había sido en Panamá, la segunda en Marbella y de Punta del Este ahora pasa a la capital española, según anunció el coordinador general de la Alcaldía madrileña, Luis Cueto.

Los Platino pasaron y fueron una fiesta. Y Punta del Este, como sin quererlo se convirtió en capital del cine regional por un rato.

Publicado por El País

 

«Fora Temer», el momento más político de la gala de los Premios Platino

El «fora Temer» («fuera Temer») pronunciado por la actriz brasileña del documental «Qué horas ela volta?» (¿A qué hora vuelve ella?), Karine Teles, fue el momento más político de la gala de los Platino de este domingo, al referirse así al presidente interino de su país, Michel Temer.

La intérprete subió al escenario para recoger de manos de la nobel de la Paz en 1992, la guatemalteca Rigoberta Menchú, el premio de la categoría especial para la Educación en Valores de los Platino que recibió el documental, dirigido por la brasileña Anna Muylaert.

Cabe recordar que una de las primeras medidas de Temer, que preside el Gobierno brasileño mientras se desarrolla el proceso de destitución a Dilma Rousseff -apartada actualmente de su cargo-, fue la supresión del Ministerio de Cultura.

Después de las protestas de artistas e intelectuales que provocó la medida, Temer decidió recuperar la cartera.

La gran ganadora de la tercera edición de los Premios Platino del Cine Iberoamericano fue la película «El abrazo de la serpiente», del colombiano Ciro Guerra, que se alzó con siete estatuillas de las ocho por las que competía.

Entre los galardones más destacados para la cinta de Guerra se encuentran el de Mejor Película y el de Mejor Dirección.

Publicado por W Radio

 

El reclamo de #LibertadParaBelén llego a los Premios Platino

La argentina Dolores Fonzi fue premiada como mejor actriz por su papel en “Paulina” donde interpreta a una abogada que, empujada por sus ideales, decide marcharse al norte del país para ejercer como maestra rural. Paulina debe enfrentarse a una situación violenta que no esperaba y toma una decisión que nadie de su entorno -ni probablemente del público- comprende y que la convierte en una especie de víctima y heroína a la vez, una mujer que se hace fuerte apoyándose sobre su propio sufrimiento y que sobrevive gracias a sus convicciones.

En la premiación, la actriz pidió por la liberación de Belen, además de dedicarles el premio a las mujeres víctimas de violencia machista y responsabilizar al Estado por no darles respuestas. Luego, en una entrevista mas íntima, agradeció el premio y elogió a sus competidoras, la chilena Antonia Zegers («El club») y las españolas Elena Anaya («La memoria del agua»), Inma Cuesta («La novia») y Penélope Cruz («Ma Ma»). “Todas ellas interpretan a mujeres fuertes que tratan de cambiar las cosas y que asumieron la responsabilidad de despertar algo en la audiencia”.

Cabe destacar que la actriz es reconocida a nivel internacional, lo que hizo que su reclamo no se hiciera esperar, y las redes sociales estallaron al grito de #LibertadParaBelén.

Publicado por La Izquierda Diario

También podría gustarte