El festival internacional de cine de Lima llega a su edición número 20

El día esperado por muchos cinéfilos llegó, hoy se inicia el «Festival de Cine de Lima», con una vitrina de producciones internacionales independientes. En su vigésima edición, el evento ofrece más de 400 películas y la presencia del belga Luc Dardenne, dos veces ganador de la Palma de Oro y quien será homenajeado en la capital peruana.

«Este año vienen muchas novedades,son 20 años del festival y estamos muy contentos de celebrarlo, el público se ha ampliado y ellos exigen otras cosas distintas, cosas nuevas cosas que lo estimulen y que le llamen la atención, que lo asombren» dijo Alicia Morales, directora del evento, al comentarnos todos los detalles sobre el Festival de Cine de Lima que irá desde el 05 hasta el 13 de agosto.

NOVEDADES

«Estamos creando una nueva sección que se llama «Imprescindible: las del 2016″ que es una selección de las mejores películas que han pasado por este año, en este caso tenemos cinco películas que van a estar aquí.» Este festival de cine, con el afán de dar a conocer el cine internacional, presentarán películas con estilos poco convencionales. «Entre las novedades tenemos un par de muestras muy atractivas que son la presencia del cine Suizo, es una cinematografía no muy conocida pero muy interesante y vienen con una selección de las películas más premiadas de los últimos años y una joya rara que es una muestra de cine de Azerbaiyán. Él fue parte de las repúblicas soviéticas del cine independiente y tiene una cinematografía interesante muy ligada a la música y trae siete películas que honran a lo largo de 70 años de cine de esa república.» informó con entusiasmo Alicia.

HOMENAJES

Como es costumbre, los asistente al festival esperan los homenajes a directores con trayectoria para conocer sobre ellos y sus obras. Sobre esto nos comenta la directora del festival Alicia Morales, «de otro lado como siempre tenemos los homenajes y en Perú el homenajeado es Edgar Saba quien ha sido director de este festival durante 19 años y a quien queremos hacerle un agradecimiento.»

Por el lado internacional, el festival ofrecerá un homenaje a los hermanos Luc Dardenne que son belgas y tiene dos palmas de oro en el Festival de Cannes, dicho homenaje estará acompañado de una muestra con cinco películas suyas.

AMBULANTE, GIRA DOCUMENTAL 2016

«Con muchas alegría tenemos ambulante es un proyecto creado por Gael García Bernal que se trata de promover el gusto por el documental a nivel internacional y lo que viene es una selección de seis de documentales de primerísimo nivel que son un verdadero lujo tenerlo con nosotros.» nos contó la directora del festival.

MUESTRA DE CINE ITINERANTE

Para estar cerca de todo el público y no dejar a nadie sin ver y conocer el buen cine, los organizadores del festival continuarán con la «Muestra Itinerante», una propuesta gratuita y renovada que en esta oportunidad han puesto en cartelera a más de 200 películas. «Muestra itinerante es una exhibición paralela a la muestra principal que va en 50 sala y en 11 regiones del país. Esta muestra es de distribución gratuita y estará en locales cercanos en donde esta la gente, municipalidades, centro culturales, colegios, unidades desconcentradas del ministerio de cultura y para ubicar a esas películas solamente basta entrar a la web del festival de lima www.festivaldelima.com y encontrar un cine cercano al lugar donde quieran ir.» comentó Alicia.

ACTIVIDADES GRATUITAS

Entre las actividades gratuitas que habrá en programación del festival, también hay una gran selección que serán de ingreso libre como: las muestras de itinerante donde hay más de 200 películas, las conferencias, presentaciones de libros y los diálogos con cineastas.

Las muestra principal si tiene un costo, estas se proyectarán en las dos salas del Centro Cultural de la Católica, en 4 salas del cine Alcázar, en Cine Planet de Salaverry, San Borja y en Primavera, así como en la sala Armando Gómez Godoy del Ministerio de Cultura.

Publicado por Diario Correo

 

Festival de Cine de Lima: un repaso a los filmes en competencia

El apartado de ficción del Festival de Cine de Lima está integrado por largometrajes recientes de directores con variadas tendencias y estilos. Se trata de una cuidadosa selección de filmes de excelente factura. El propósito ha sido conformar un panorama lo más abarcador posible de los mejores exponentes de las distintas formas de hacer cine en nuestro continente.

Los diversos escenarios de la realidad latinoamericana son dibujados e interpretados a través del lente de cada autor. Enredos políticos, económicos, sociales y culturales van descubriendo personajes identificables en cualquier país de la región. A continuación, una selección de películas de la sección oficial: competencia ficción del festival, por países:

LA LARGA NOCHE DE FRANCISCO SANCTIS (Argentina)
Directores: Francisco Márquez y Andrea Testa

Un hombre sin compromiso político recibe –en plena dictadura militar– la información precisa (nombre y dirección) de dos personas que van a desaparecer. Esa misma noche deberá tomar una gran decisión: salvarles o no la vida.

BOI NEON (Brasil, Uruguay y Holanda)
Director: Gabriel Mascaró

Iremar es un vaquero moderno que trabaja en la Vaquejada, un evento en el que los participantes deben demostrar su valor en el acto de derribar toros, al tirar de sus colas. No obstante, Iremar sueña con convertirse en un famoso diseñador de moda, por lo que en su tiempo libre lleva a cabo sus elaborados diseños.

ERUDA (Chile, España, Francia y Argentina)
Director: Pablo Larraín

1948. Pablo Neruda es perseguido, luego de declararse ilegal el Partido Comunista. Por encargo del presidente Gabriel González, el policía Óscar Peluchonneau inicia la caza del poeta. Neruda escribe su “Canto General”en la clandestinidad, junto a su mujer Delia del Carril, mientras Peluchonneau no deja de pisarle los talones.

ALBA (Ecuador, México y Grecia)
Director: Ana Cristina Barragán

Alba tiene once años. Ella ha aprendido a convivir con la enfermedad de su mamá, y a jugar en silencio para no despertarla. No obstante, luego que ésta es hospitalizada, Alba debe vivir con un padre al que no ve desde que tenía tres años. Una convivencia que, sumada al bullying que sufre en el colegio, se hace muy difícil.

SEMANA SANTA (México y Francia)
Director: Alejandra Márquez

Chávez, Dali y Pepe son una familia de clase media mexicana que va a la playa para pasar la Semana Santa. Las que iban a ser unas vacaciones de integración y tranquilidad dan un giro inesperado cuando los deseos interiores de los personajes salen a flote.

WIK
Director: Rodrigo Moreno Del Valle

Tres jóvenes viven el verano de una ciudad que sienten aburrida. En su afán por romper con la monotonía, se descubren en una situación que los obliga a reaccionar y empezar a entender quiénes son y el mundo que habitan.

EL SOÑADOR (Perú)
Director: Adrián Saba

Soñando con escapar de su desolada vida criminal, Sebastián deberá escoger entre la fantasía o el destino que se ha escrito para él.

AQUARIUS (Brasil y Francia)
Director: Kleber Mendoça Filho

Clara, una viuda de sesenta años, vive en un original edificio construido sobre una sofisticada avenida que bordea el océano. Un promotor ha comprado todos los departamentos, pero ella se niega a vender el suyo y emprende una guerra fría contra la empresa que la acosa. La estresante situación la lleva a pensar en su pasado y en sus seres queridos.

Publicado por El Comercio.

Festival de Cine de Lima: películas peruanas se proyectarán en evento

Dedicado a los amantes del séptimo arte, este viernes arranca la vigésima edición del Festival de Cine de Lima, espacio que proyectará lo mejor del cine latinoamericano y del mundo, y en el que destaca la presencia de una decena de películas peruanas de ficción y documentales, parte de la sección “Hecho en Perú”.

Beyker Bances, productor de la cinta Pueblo Viejo, y Javier Ponce, director del documental Sarita Colonia, la Tregua Moral; junto a otras tres producciones nacionales competirán por la preferencia del público.

Por otro lado, el realizador Ponce saludó la iniciativa del presidente Pedro Pablo Kuczynski de darle impulso a las artes desde la etapa escolar y pidió incentivar el incremento de la realización de documentales.

Pueblo Viejo y Sarita Colonia, la Tregua Moral son solo una muestra del buen momento por el que atraviesa la industria cinematográfica en nuestro país. Según la Dirección del Audiovisual, la Fonografía y los nuevos Medios del Ministerio de Cultura, en lo que va del 2016 se han realizado 11 películas peruanas y se espera que al finalizar el año la convocatoria supere los más de cinco millones de tickets vendidos en 2015.

Más de 400 películas se proyectarán en la nueva edición del Festival de Cine de Lima que va desde el 5 hasta el 13 de agosto. Una oportunidad que ningún cinéfilo puede desaprovechar.

FECHAS DE PROYECCIÓN DE LA SECCIÓN HECHO EN PERÚ:

FICCIÓN:

PUEBLO VIEJO.
Días: 6 y 7 de agosto

Hora: 8:00 p.m. – 4:30 p.m.; respectivamente

Salas: Sala Armando Robles Godoy / CCPUCP – Sala Roja; respectivamente

LA LUZ EN EL CERRO.
Días: 6 y 7 de agosto

Hora: 4:30 p.m. – 8:00 p.m.; respectivamente

Salas: CCPUCP – Sala Roja / Sala Armando Robles Godoy; respectivamente

DOCUMENTALES:

SARITA COLONIA, LA TREGUA MORAL
Días: 8 y 10 de agosto

Hora: 4:30 p.m. – 8:30 p.m.; respectivamente

Salas: CCPUCP – Sala Roja / Sala Armando Robles Godoy; respectivamente

LOS BOMBEROS
Días: 9 y 10 de agosto

Hora: 8:00 p.m. – 4:30 p.m.; respectivamente

Salas: Sala Armando Robles Godoy / CCPUCP – Sala Roja; respectivamente

LA SEÑAL
Días: 8 y 9 de agosto

Hora: 8:00 p.m. – 4:30 p.m.; respectivamente

Salas: Sala Armando Robles Godoy / CCPUCP – Sala Roja; respectivamente

Publicado por RPP

 

Tres filmes ecuatorianos en festival internacional

Desde mañana hasta el 13 de agosto se realizará la edición 20 del Festival de Cine de Lima (FCL), en Perú, y Ecuador es uno de los países participantes, con tres filmes, en la cita organizada por la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Fundación BBVA Continental.

La película Alba, de Ana Cristina Barragán; Un secreto en la caja (A secret in the box), de Javier Izquierdo, y UIO: Sácame a pasear (Take me for a ride), de Micaela Rueda, representan al cine ecuatoriano en Lima.

Alba, un filme sobre la entrada a la pubertad de una niña que tiene que ir a vivir con un padre al que casi no conoce y sobre todos los estímulos de esa edad, se disputa el título con 17 filmes en la categoría Competencia oficial ficción.

La larga noche de Francisco Sanctis de Argentina, Aquarius de Brasil, Neruda de Chile, Oscuro animal de Colombia y Epitafio de México son algunas de las películas que compiten con la de Barragán, quien indicó que estará del 10 al 13 de agosto en el encuentro cinéfilo. Su producción se proyectará el 12 de agosto.

Un secreto en la caja es un documental que explora la vida del escritor ecuatoriano Marcelo Chiriboga, una figura literaria ficticia del boom latinoamericano de la década de 1960, que busca superar a diez cintas en la Competencia Oficial Documental.

Producciones de Portugal, Perú, Holanda, Colombia, Brasil y otros países también participan por este galardón.

“Es una competencia complicada porque son muy buenas películas. El festival de Lima se caracteriza por recoger lo más indicativo de la producción anual a nivel latinoamericano”, señaló Izquierdo, quien tiene previsto arribar mañana a la capital peruana.

En tanto que UIO: Sácame a pasear aborda el tema del descubrimiento sexual en la adolescencia y los problemas familiares dentro de su entorno.

El filme habla de Sara, una estudiante en el último año de la secundaria, atrapada entre una madre dominante y un padre distraído, a quien le cambia la perspectiva de vida, cuando conoce a Andrea, su nueva compañera de clase, con la que tendrá una relación secreta.

Esta será una de las 11 cintas que se estrenarán durante el festival y se encuentra en la Muestra Paralela, categoría Múltiples miradas: Panorama del Cine Latinoamericano Contemporáneo.

La película “compite por otros premios no por los mismos de competencia oficial”, señaló Rueda.

Junto a UIO: Sácame a pasear están Camino a la paz, de Argentina; Carga sellada, de Bolivia; Tila, Fragmentos de un psicópata, de Chile; Siembre, de Colombia, entre otras.

Según los organizadores del festival, se prevé presentar más de 400 cintas, entre largometrajes, documentales y cortos nacionales y extranjeros.

En la cita también se rendirá tributo al cineasta belga Luc Dardenne, quien participará con cinco de sus filmes.

“(Dardenne) es un cineasta que admiro bastante, es una emoción que él pueda estar ahí y que se le haga un homenaje. También hay otros cineastas que son una referencia para el cine latinoamericano (…)”, subrayó Rueda.

Además se reconocerá la labor del actor y dramaturgo peruano Édgar Saba, quien dirigió este festival de cine durante 19 años.

El jurado de las cintas de ficción está conformado por el cineasta colombiano Ciro Guerra, la directora mexicana Daniela Michel, el director y artista visual brasileño Karim Ainouz, el escritor peruano Alonso Cueto y el realizador argentino Ezequiel Acuña.

Publicado por El Universo

 

20 Festival de Cine de Lima: Entrevista a Joel Calero

«La última tarde», segundo largometraje del realizador peruano Joel Calero, participa en la competencia oficial de ficción del 20 Festival de Cine de Lima. Protagonizada por Katerina D’Onofrio y Lucho Cáceres, narra la atractiva historia de una pareja de ex militantes de izquierda ligados al terrorismo que se reencuentran después de 19 años. Conversamos con Calero a propósito del filme, que todavía no tiene fecha de estreno a nivel nacional.

-«La última tarde» es tu segundo largometraje. ¿Cómo nació la idea de hacer una película con dos personajes que sostengan el relato?

Dos razones principalmente. Una primera de producción. “Cielo oscuro” me tardó siete años hacerla. Demasiado tiempo. Mi segundo largo iba a ser una superproducción, cuyo guión está escrito, y se llamaba “Cusco affair”. Una historia con cuatro líneas paralelas que se intersectan en Cusco, con franceses, argentinos, españoles y peruanos. Era un delirio. Si con una película simple me tardé siete años, con esta me iba a demorar toda la vida. Entonces pensé que necesitaba hacer una película más concentrada, de dos personajes, lo más reducida posible.

-¿Y la segunda?

-La segunda tiene que ver con una cuestion si se quiere ideológica. Yo soy de la generación de los 80, pero relativamente próxima a la de los 70. Una generacion que, cuando yo estaba en la universidad, tuvo una vida política activa, de izquierda, y suponía una serie de jerarquías en tu vida personal. Con el correr del tiempo todo eso ha cambiado. Por eso me preguntaba cómo se sentiran los antiguos militantes que apostaron tanto en esos tiempos, qué pasó con su pulsión personal, sus ideales, sus ganas. También conocí concretamente a un amigo que en algún momento tuvo militancia política fuerte, activa, y que ahora trabaja en microcréditos

-Una pareja se reencuentra después de mucho tiempo para resolver un asunto legal (divorcio) y separarse definitivamente. Una historia muy concreta, con un tinte ideológico.

Sí, yo siento que la película tiene un lado emocional, de pareja, y otro político, ideológico que, además, se entremezclan. Claro que no es cualquier tipo de pareja, son dos militantes de izquierda (de distinta clase social), que estuvieron metidos en la subversión.

-Esta manera de plantear el recorrido de los personajes por las calles de Barranco remite claramente al cine de Richard Linklater, especialmente de sus películas “Antes del amanecer” y “Antes del atardecer”.

Por supuesto, claro que sí. “Antes del atardecer” es una película de referencia, absolutamente.

-Por lo menos para encaminar el inicio del relato.

Sí, porque después, hacia la mitad, muta a otra cosa. Esa película de Linklater la he visto 10, 15 veces, la he estudiado.

-Además, para esa película había que trabajar mucho los diálogos. Y en la tuya, como en la de Linklater, se evidencia que los actores han trabajado o aportado también en ese aspecto.

Esa es mi manera de trabajar las películas. En “Cielo oscuro” y esta he hecho exactamente lo mismo. Yo llego con un guión bastante trabajado, octava versión, décima versión, y durante mes y medio o dos meses trabajo con los actores, reescribiendo sus diálogos, de modo que ellos le impriman primero su sintáxis, su fraseo, pero incluso modificaciones un poco más conceptuales.

-Ya, pero una cosa es llegar con un guión muy elaborado a una película como “Cielo oscuro” y otra muy distinta es hacerlo con “La última tarde”, porque en esta la misma mecánica narrativa va a obligar a que los actores improvisen y pongan cosas personales o aporten ideas propias.

Por eso yo diferencio. El guión es mío, pero la versión final de los diálogos es de ellos (los actores). Trabajámos en los ensayos lo que ya estaba escrito y ellos iban cambiando algunos fraseos, pero en ciertos momentos no solo eran fraseos, eran diálogos o pequeños fragmentos de diálogo. Sin embargo, la estructura básica nunca cambió, pero sí el revestimento, la floritura. Lo que se dice tiene muchos aportes de los dos actores y de Daniel Amaru Silva, un dramaturgo que fue mi asistente de dirección. En los ensayos estábamos siempre los cuatro, se hacían cambios y él también aporto muchas sugerencias. Fue un trabajo muy rico a ese nivel.

-Hablemos de los protagonistas.

Yo siempre hago un casting, riguroso, minucioso. Es más, a Lucho Cáceres le parece que soy un abusivo con los actores porque el casting tiene 20 páginas.

-Eso significa que haces una audición.

Claro, con escenas.

-Pero no lo hiciste con Lucho Cáceres, que ya ha trabajado contigo.

Con él ahora no.

-¿Fue Cáceres tu elección para el personaje de Ramón desde el primer momento?

Sí. Y no es por amistad. Es por rentabilizar todo lo que trabajé con él. Para hacer “Cielo oscuro” hubo 5 o 6 meses de ensayos diarios con los actores. Yo sentía que ya había hecho un trabajo fuerte con él. Pero Lucho no quería hacer el personaje. El primer día que leyó el guión me dijo: ‘Yo no voy a interpretar a ese hijo de puta mientras no le pida perdón al país por lo que le hizo’. Entonces yo le respondí: ‘¿Tú me vas a obligar a mí, director y guionista, a hacer que mi personaje le pida perdón al país?’.

-Ese no es el sentido de la película.

Cierto, pero para que te des cuenta de los reparos y prejuicios que tenía. En ese sentido, es bien interesante todo el trabajo que hizo Lucho Cáceres para comprender al personaje. Algo que ayudó mucho fue que leyera el libro “Los rendidos”, de José Carlos Agüero, hijo de dos exsenderistas muertos. Ese libro fue decisivo, un punto de inflexión. Le hizo comprender y sentir próximos a los subversivos, que incluso podrían haber sido sus amigos. Gente común y corriente. Lo ayudó a exorcizar sus demonios.

-¿Y con Katerina D’Onofrio?

Hice un casting exhaustivo a todas las actrices de su generación. Hubo mucha gente conocida.

-Y ella fue la que te gustó más.

De lejos.

-Katerina es una actriz con experiencia en teatro y ha hecho poco cine. ¿Qué te atrajo de ella?

-Me gustó la posibilidad de poder transitar por varios estadíos emocionales con ella. La sutileza, sentirse conmovida, desafiante, reírse. Yo sabía que una película cuyo mayor reto estaba en el trabajo actoral necesitaba un personaje que pasara por esos estadíos emocionales, incluso el cautivarse por el otro. Y todo eso me lo daba Katerina.

-¿Ensayaste mucho con los dos?

Claro, con ambos. Fue un mes y medio de ensayos diarios; cinco, seis horas al día.

-Hicieron los recorridos también?

Al final, después de trabajar en mesa, después de reescribir el guión, hicimos todos los recorridos. Entre otras cosas porque necesitábamos ajustar los diálogos a la duración de la caminata. Eso implicó que yo redujera, concentrara, porque los díalogos tenían que calzar exactamente con el recorrido.

-¿Como planteaste el rodaje en exteriores?

Eso fue un buen trabajo de producción, coordinando, cerrando calles, cuidando mucho las interferencias, aprovechando pequeños fragmentos para filmar. Fue una labor exigente, un muy buen trabajo de Carolina Denegri, productora de la película.

-Una primera parte de la película ilustra el reencuentro de la pareja después de 19 años, pero luego empiezan a salir ciertas revelaciones que van enriqueciendo la narración.

Sí, dos militantes de izquierda, subversivos, que no se han visto en 19 años, y además la mujer desapareció sin dejar rastro, pues tienen mucho qué decirse. A mí, en la segunda parte, lo que me interesaba mostrar era cómo a partir de hechos del presente se puede evocar al pasado, convocarlo. Por ejemplo, la escena del robo al auto de Laura y la violenta reacción de Ramón contra uno de los ladrones. Eso para ella es como revivir el pasado, cómo ese pasado empieza a afectarlos en el presente.

-La escena final, que rompe un poco con todo lo anterior, ¿estaba construida así desde un comienzo?

Sí. Una escena íntima, no sexual, que me pareció necesaria desde la escritura del guión. Me pareció interesante que en una historia en la que se habla todo el tiempo, sea la única escena silente.

-Los personajes han llegado a un momento en que sobran las palabras.

Sí.

-¿Cuál será tu siguiente proyecto?

Ya tengo un guión escrito. Se llama “La piel más temida”. Es la historia de una joven de 27 años que se ha ido -con su madre- del Perú a Inglaterra hace 21, cuando era una niña, y regresa al país porque quiere conocer a su padre, quien la abandonó. Este es un senderista preso en la cárcel de Paucartambo en Cusco. Lo primero que hace la protagonista al retornar es visitar a su abuela paterna que no sabe de su existencia. Por una parte es una película de descubrimiento, de filiación. Por otra, se plantea el tema de su sexualidad. Ella tiene un novio en Inglaterra y aquí conoce a unas personas con las que hace amistad y empieza una relación lésbica con una turista inglesa.

-¿Has pensado en alguna actriz para el papel de la chica.

Todavía no.

-¿Lucho Cáceres haría el papel del padre?

He pensado en él para ese personaje.

Publicado por Diario Correo

Programación completa

Spot de presentación

También podría gustarte