México: el teatro toma las calles en el Dramafest

Con diversas puestas en escena, un programa de calle, talleres, lecturas dramatizadas y Acabar en paz, escrita y dirigida por Mohamed El Khatib, así como la presencia de Francia y Yucatán como invitados, la edición 2016 de Dramafest, Festival Internacional de Dramaturgia Contemporánea, se realizará del 1 de agosto al 4 de septiembre en esta ciudad.

Dramafest será nuevamente una plataforma de intercambio cultural que establece diálogos entre la dramaturgia mexicana y la de otros países. Parte medular serán los talleres de Composición Dramática, que dará el maestro Enzo Cormann y El juego del Clown, que será impartido por la experta Mylène Lormier.

Durante poco más de un mes, teatros y calles de la Ciudad de México albergarán el encuentro internacional de dramaturgia donde comulgarán diferentes perfiles en un sinnúmero de eventos, explicó la directora y productora general del encuentro, Aurora Cano, quien encabezó el anuncio que convocó a un buen número de escritores y actores.

Esta tarde en el Centro Cultural Helénico, se informó que Burbujas teatrales y karaokes serán algunas de las actividades escénicas en espacios públicos, mientras que autores franceses alternarán con directores mexicanos y viceversa en un diálogo que pretende ser una suerte de crisol cultural de diversas puestas en escena.

En la programación destacan George Kaplan, donde el personaje de Alfred Hitchcock es retratado por el dramaturgo francés Frédéric Sonntag y montado por Raquel Araujo; Mariana Hartasánchez, Premio Nacional de Dramaturgia Manuel Herrera, compartirá El último libro de los hermanos Salmón, sobre la culpa y la verdad con un toque de humor.

Una pléyade de teatreros habló de Novo en el Mictlán, poema dramático creado a partir de la poesía de Salvador Novo, la autoría es de Luis Felipe Fabre (México) y la dirección de Benjamin Lazar (Francia) y Thomás Gonzalez (Francia). Tendrá funciones del 5 al 28 de agosto en el Teatro El Granero del Centro Cultural del Bosque (CCB).

“Salvador Novo acaba de morir. Estrena su nuevo papel de difunto con el que va a recorrer el submundo maldiciendo y despojándose de sus poemas. En su camino lo acompaña alternadamente música a cargo de Yurief Nieves, Líber Terán, Iñaki (Fobia, Moderatto) y Efrén Díaz”, explicó Cano.

Además de la puesta en escena Proyecto Sutil o de la infinitesimal diferencia, que a través de breves montajes en las calles, compartirá con el público un poco de lo que dramaturgos mexicanos y franceses traen entre manos, para beneplácito de niños, jóvenes y adultos, concluyó la directora Aurora Cano.

Publicado en La Jornada

DramaFest llega a la Ciudad de México

Con Francia y Yucatán como país y estado invitado, se llevará a cabo del 1 de agosto al 4 de septiembre el DramaFest, un festival internacional de teatro contemporáneo para el diálogo entre la dramaturgia mexicana y la de otros países.

Aurora Cano, productora del encuentro, dijo que para este 2016 se estrenarán dos coproducciones entre Francia y México, dos puestas en escena con dramaturgia mexicana, lecturas dramatizadas y montajes en lugares públicos como “Karaoke para dos” y “Burbujas urbanas”.

Como parte del intercambio teatral con Francia, se presentarán las obras “George Kaplan”del francés Frédéric Sonntag, con la dirección de la mexicana Raquel Arujo y “Novo en le Mictlán” del mexicano Felipe Fabre, bajo la dirección de los franceses Thomás González y Benjamin Lazar.

También se presentarán las obras “El último libro de los hermanos Salmón” y “Proyecto sutil” en el Teatro Ruíz Alarcón de la UNAM y “Acabar en paz” de la compañía francesa de Mohamed El Khatib en el Centro Cultural Helénico.

En las estaciones del Metro como Chabacano, Copilco y Ermita se llevará a cabo “Karaoke para dos”, así como representaciones de clásicos contemporáneos de la dramaturgia francesa como “La cantante calva”, “La criadas” y “Esperando a Godot”.

Como parte del festival también se impartirán talleres con especialistas de Francia. Mylene Lomier dará el taller “El juego del clown” y Enzo Cormann ofrecerá un taller de composición dramática.

DramFest se llevará a cabo del 1 al 28 de agosto en la Ciudad de México, y del 29 de agosto al 4 de septiembre se realizarán actividades en Mérida, Yucatán. Para obtener más informaciónse puede visitar la página http://dramafestmx.com/

 

Publicado en Poblanerias

Con esta edición, DramaFest, festival teatral centrado en la dramaturgia contemporánea que se celebra de manera bienal, inicia su segunda década de vida. Las ideas que animaran su nacimiento hace doce años son básicamente dos: la voluntad rayana en la obsesión de mi querida e incansable amiga Aurora Cano de contrastar experiencias y compartir proyectos con otros países y de estimular la escritura dramática en el nuestro en un momento en que parecía haber quedado a la saga de otros aspectos de la creatividad escénica, pero también una discusión circular pero gozosa que ha venido alimentando una relación de sparring personal, profesional y hasta intelectual entre ambos: la eventual superioridad literaria, política y psicológica de Shakespeare (según Aurora) o de Molière (según yo).

Como Aurora es la jefa –la patronne, la llamo yo, en mi infinita francofilia y en guiño a la Thénardier (que no a Madame Défarge: no es para tanto)–, la primera edición de este festival tuvo por país invitado al Reino Unido. Doce años después, arrive mon tour: DramaFest dialoga con Francia. O al menos lo intenta.

Digo que lo intenta porque hablo con el más íntimo de los conocimientos de causa: el de alguien que, sin que corra por sus venas una sola gota de sangre francesa, ha sido acusado en más de una ocasión de ser demasiado francés. (El último en haber levantado tal cargo en mi contra resultó ser, otra ironía, un francés.) Y no sólo porque desayuno todos los días croissant – café sino porque mi escolaridad de la Maternelle à la Terminale en el sistema educativo francés me cambió, por así decirlo, el chip (o, mejor, la puce, que es como nombramos los francófonos los circuitos integrados). Y los franceses –considéreseme uno honorario, s’il vous plaît– somos tercos, cuestionadores y retorcidos, al grito de guerra de “Pourquoi faire simple si on peut faire compliqué?”. Lo que, dicen, resulta de lo más inconveniente cuando de quesos o filosofía posestructuralista se trata –me han dicho que hay quienes no gustan del Mimolette o no logran comprender a Derrida: allá ellos– pero resulta harto útil llegado el momento del gran teatro, de aquel que todo debe ponerlo en tela de juicio, que tiene por misión plantear preguntas y no respuestas, indagar, subvertir, deconstruir. Donde Yago y Ricardo III son villanos, Tartufo es, si se me permite hilar la metáfora, un precioso ridículo, al mismo título que esa cantante calva que sigue peinándose de la misma manera. Y, como quedará en claro en esta edición de nuestro festival, sólo un director francés podría interesarse en un texto que pone a Novo a pasar su saison en enfer en el Mictlán y sólo un dramaturgo de esas latitudes hacer protagonista de su obra a un personaje inexistente creado en una circunvolución narrativa mesmerizante por Alfred Hitchcock, acaso aterrizado en el teatro por vía de los Cahiers du Cinéma.

Con su quinta edición, DramaFest da también la bienvenida como estado invitado a Yucatán, entidad que descolla en el panorama nacional por su vigorosa actividad teatral. Y me despide a mí como productor asociado, llamado como estoy por nuevas responsabilidades que sólo me permiten en lo sucesivo fungir como su asesor literario y, sobre todo y como siempre, como su entusiasta espectador. Plus ça change, plus c’est la même chose.

Más información aquí

También podría gustarte