Modernidad Pirateada

Modernidad pirateada es una exposición colectiva que parte de una investigación y análisis de distintas culturas musicales -punk, rock, salsa, cumbia- a partir de prácticas que pueden relacionarse con lo que el antropólogo Ravi Sundaram llama modernidad pirata.

El artista Jota Izquierdo, que ha realizado la investigación de la exposición y la propuesta de artistas, puntualiza que el objetivo de la muestra es tratar el concepto de piratería más allá de su denostación y criminalización, para entender cómo las culturas populares, con sus imágenes y sus músicos, se han incorporado a la modernidad mediante sus propias estrategias.

La exposición incluye obra gráfica, videos, fotografía, instalaciones, así como diversos elementos de archivo y colección de: Mirjiam Wirz (Suiza); Jorge Silva (Colombia); Dario Blanco (Colombia); Jota Izquierdo (España); y de los mexicanos Diego Ibañez; Yasodari Sánchez; Vicente Razo; Audimix; Daniel Guzmán; Taniel Morales; Israel Martínez; Laureana Toledo; Sarah Minter; Pablo Gaytán; Juan Pablo Macías; Enrique Arriaga; Karina Morales; Cristian Franco; Vicente Razo; Carlos Somonte; Luis Figueroa; y El Proyecto Sonidero.

Las obras abordan diversas temáticas como el movimiento sonidero en la Ciudad de México(investigación, fotografía, diseño publicitario y memorabilia); la relación musical entre Colombia y la Ciudad de Monterrey; diversas expresiones culturales contenidas en la colección de la Fanzinoteca del Museo Universitario del Chopo; la escena punk de Guadalajara y de la Ciudad de México; la apropiación musical; los grupos de black metal mexicano; las disqueras independientes; el hardcore; y el rock, entre otros.

Se trata de una exploración de procesos culturales relacionados con el trabajo de Ravi Sundaram, quien señala que lo que se (re) produce no sólo es una copia; más bien, señala el teórico, los procesos de copia en los países postcoloniales deben ser entendidos como un modo de incorporación de las clases populares a la producción, distribución y consumo de bienes y servicios globales. Estas nuevas prácticas introducen elementos de originalidad y creatividad que producen nuevas significaciones y distorsionan aspectos de la cultura capitalista.

Sundaram explica en su texto Revisiting the Pirate Kingdom que en los países en vías de desarrollo, el capitalismo colapsa en la fase de globalización; la crisis económica se manifiesta de manera permanente, así como el crecimiento desmedido de las ciudades y de la economía informal que conduce a la multiplicación de la copia.

La proliferación sin control define a la nueva vida urbana: talleres caseros, tianguis, fayuqueros y vendedores ambulantes, son espacios y actores que definen la “globalización desde abajo”, llamada así por el teórico brasileño Gustavo Lins Riveiro. De sus formas de producción, distribución y consumo precarios emergen modos culturales que introducen desajustes, rupturas, reciclaje, averías, saturación y exceso como rasgos distintivos de su identidad.

La modernidad pirata surge y permanece como una solución local a una modernidad globalizada (pero no alcanzada), que desde la mimetización y apropiación busca sus propios cauces y modos de producción cultural; mientras que la modernidad propone el original y la novedad en la distribución vertical de sus productos culturales, la modernidad pirateada impulsa la cultura de la copia como forma de producir, distribuir y consumir productos.

El ruido, la fragmentación, el reciclado, el truque o la copia son formas creativas en constante reproducción que subvierten las leyes de propiedad intelectual y el control de contenidos del capitalismo corporativo; de esta manera, se genera una estética degradada, discontinua, “sucia”, omnipresente que conecta espacios y personas creando una nueva experiencia cultural urbana, explica el investigador.

Como parte de la exposición se realizarán conferencias, tocadas y mesas de trabajo con la participación de protagonistas de distintas culturas musicales.

Jota Izquierdo (Castellón, España, 1972). Vive y trabaja en la Ciudad de México. Estudió la licenciatura en la Facultad de Bellas Artes de San Carlos, en Valencia, España. Desde 2009 trabaja en el proyecto Capitalismo amarillo, que investiga cómo funciona éste en la economía informal.

El Museo Universitario del Chopo se ubica en la calle Dr. Enrique González Martínez #10, en la colonia Santa María la Ribera.

Publicado en Revista Desocupado
También podría gustarte