El cine mexicano sufrirá recortes históricos

La producción, difusión, capacitación y distribución del cine mexicano se verá afectada con el recorte de presupuesto al Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) que propone el gobierno federal en el anteproyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del 2017, según un estudio realizado por el Observatorio Público 
Cinematográfico Rafael E. Portas.

“Para el 2017, el Imcine sólo recibirá 275.6 millones pesos de un total de 523.8 millones que recibió en el 2012. Es decir que hay una caída de 47.39% en términos reales y esta caída se incrementa hasta el 65.39% menos en pesos constantes.

“Del total que recibirá Imcine, 40 millones serán para pago de personal y 62 para gastos operativos, quedando sólo 173 millones para gasto corriente, mismo que sirve para refaccionar a los fideicomisos que si se les dan los 80 millones del 2016 sólo se contaran con 13 millones para las actividades sustantivas ya mencionadas. La caída es brutal y sus efectos negativos serán desastrosos”.

El estudio difundido por Víctor Ugalde, presidente del Observatorio Público, realiza una comparación entre el presupuesto que se ejerció en el 2012, el último año del expresidente Felipe Calderón, con el que el gobierno federal propuso para el 2017.

En el 2012, el Imcine ejerció un presupuesto de 408 millones de pesos. Para el 2017, se propone sea de 275 millones de pesos.

En el 2013, el Imcine tuvo un presupuesto de 374 millones de pesos, en el 2014 de 343 millones de pesos y en el 2015 tuvo 341 millones. Para el 2016, el presupuesto ronda 333 millones de pesos.

El documento calcula de una manera conservadora que la inflación 2012-2016 fue de 18 por ciento. La tasa oficial es ligeramente inferior, pero la inflación fílmica es superior por depender de los insumos del extranjero que se cotizan en dólares.

El estudio se elaboró con datos del Presupuesto de Egresos de la Federación de la SHCP. “La tendencia es repetir el desastre del sexenio de Ernesto Zedillo cuando la existencia de nuestro cine se puso en riesgo de extinción por falta de presupuesto. No hay que confiarse en el exitoso momento por el que se atraviesa, las medidas que se han tomado en los últimos años nos indican que puede acabarse próximamente”, se lee.

Gracias al apoyo del gobierno federal, aumentó la producción nacional y varios proyectos comienzan a tener éxito en la taquilla; de hecho, en el primer semestre del año, 12.5 millones de espectadores tiene el cine mexicano y de las 37 películas nacionales, 21 de ellas cuentan con apoyo del 
Estado, un apoyo que se verá afectado por el recorte.

“En materia de cultura, el recorte fue brutal de acuerdo con las palabras del diputado Santiago Taboada, ya que a su decir fue de 32%; sin embargo, del 2012 pasa de contar con 16,663 millones de pesos a sólo 10,998 millones en el 2017; es decir, 44% menos comparado con lo obtenido en el último año de Calderón. Si a esto le añadimos la pérdida del poder adquisitivo, la caída es de 62% en pesos constantes”.

Sin embargo, Rafael Tovar y de Teresa declaró que la Secretaría de Cultura se ajustará a los recortes en el presupuesto de cultura, que no rebasan 17 por ciento.

En el documento también se aborda el tema donde se eliminan las trasferencias de 30 millones a cada una de las instituciones culturales de los estados, quita los etiquetados y suspende el desarrollo de infraestructura cultural.

En uno de los proyectos más exitosos de las industrias culturales, como ha sido el de cine, en estos cuatro años del nuevo gobierno la caída ha sido de 46 por ciento.

“¿Cómo premiar una actividad cultural tan importante con un castigo de recorte presupuestal? No existe lógica en este castigo a la cultura fílmica, ya que al reducirse el presupuesto al sector cine en realidad se reduce la actividad en sus múltiples facetas: en el aspecto formativo el Centro de Capacitación Cinematográfica se cayó hasta en 68.02% y eso que el presidente Enrique Peña Nieto le dio un reconocimiento en su informe de gobierno, por ser una de las mejores escuelas del mundo y porque logró formalizar sus estudios con el grado de licenciatura en Dirección y en este tiempo creó una nueva carrera (Producción)”, continúa el documento.

Además, indica que en el ramo tecnológico, que depende fundamentalmente de los Estudios y Laboratorios Churubusco, la reducción fue de 58.82%. La Cineteca Nacional tendrá una caída presupuestal de 41.55 por ciento.

El estudio hace énfasis en que el recorte de mayor impacto es el del Imcine, ya que su actividad es múltiple y los efectos de su actividad son fundamentales para las actividades propias de la cadena productiva de la cinematografía.

“Al tener menos presupuesto se reduce la capacitación, la difusión de los cortos y largos, la producción de largos y cortos, la distribución nacional e internacional, el apoyo en festivales nacionales e internacionales y un largo etcétera. Por los recortes en el 2016, ya sufrieron los festivales de cine en Guadalajara y Guanajuato; ahora se ampliara más ya que a los recortes en el Imcine hay que sumar que la partida de la Secretaría de Cultura de apoyo a festivales viene en ceros y además se quitaron los etiquetados, que en ocasiones suplía la falta de apoyo por parte de las instituciones culturales”.

Publicado en El Economista
También podría gustarte