El arte como acto de rebeldía

Por Ana Mónica Rodríguez

El arte es el máximo acto de rebeldía de los creadores para tratar de vivir con dignidad en este país, dijo Emilio Payán durante el debate que se realizó en Casa Lamm a propósito del documental El espejo del arte, de Pablo Jato.

La noche del lunes, en ese recinto cultural ubicado en la colonia Roma, participaron en el foro organizado por esta casa editorial María Eugenia Quintanilla, Emilio Payán, Tarcisio Padilla, el realizador y Ángel Guerra, de moderador, quienes abordaron la producción, el mercado y la venta de arte.

El documental de Jato consta de 50 entrevistas a artistas, curadores, críticos y directores de museos para propiciar una crítica al mercado del arte nacional e internacional con testimonios de los propios protagonistas quienes responden a preguntas como ¿qué es el arte?

En su participación, Emilio Payán expresó: El arte ha cambiado de manera vertiginosa en los recientes 30 años y estamos seguros de que no hay manera de saber hacia dónde va.

Incluso, manifestó el editor de grabado, “los mecanismos de distribución y consumo también han cambiado y el mercado del arte no se ha podido adaptar de manera adecuada, ya que casi siempre, existen precios inimaginables, exorbitantes y pocas veces razonables.

“El mercado –prosiguió– se desplomó en 1994 con la terrible devaluación propiciada por las políticas neoliberales de Carlos Salinas de Gortari; además cayó la bolsa junto al precio del petróleo, creció el desempleo y el gobierno cerró las llaves, y en consecuencia las personas dejaron de comprar arte.”

A pesar, de todo, señaló Emilio Payán, “México sigue siendo un país de pintores, que se habían beneficiado del boom de la pintura en los años 80 del siglo pasado, aunque actualmente mi gremio, el de los pintores, está sumamente desprotegido”.

Visibilidad del quehacer artístico

El museógrafo Tarcisio Padilla, de amplia experiencia, dijo que se debe tener disciplina en el arte y esto no es sólo en las artes plásticas, sino en el arte de saber vivir.

Con la ponencia Gestión para las artes visuales, María Eugenia Quintanilla puntualizó: La actividad artística en los tiempos recientes ha cobrado una visibilidad singular en el mundo gracias a la proliferación de ferias y bienales, y a una actividad renovada de museos e instituciones culturales oficiales y privadas, y por supuesto, propuestas de los mismos artistas.

Esto es resultado, prosiguió, de profundas transformaciones que experimenta el arte desde hace unas décadas en todos sus planos y ámbitos: la obra del arte, el artista, la figura del curador, el nuevo gestor, las instituciones culturales, los espacios alternativos, los nuevos medios que hace parecer todo en una construcción continúa.

El realizador Pablo Jato dijo que en el documental hace la analogía del mercado del arte con el mercado de la comida, en el sentido de que si se quiere comer bien buscas dónde hacerlo, y en el caso del arte sucede lo mismo.

Publicado en La Jornada

También podría gustarte