Bolivia: la cruceña Claudia Peña ganó el premio de Literatura “Franz Tamayo”

En enero de 2015, Claudia  Peña dejó el cargo de ministra de Autonomías   y decidió seguir una de sus grandes pasiones: la literatura. Hoy, después de más de un año, la también  periodista cruceña conquistó el primer lugar del XLIII Concurso Municipal de Literatura Franz Tamayo con su obra  El Destello.
  Para Peña, este premio representa una señal para seguir el camino  que siempre  ha soñado  cuando era niña: ser escritora.
“Vengo escribiendo desde hace muchos años y tengo muchas cosas publicadas, pero por mi militancia política había dejado  de escribir. Entonces, este año,  he vuelto a  la literatura. Pienso que este premio es  una señal importante para seguir en el mundo de las letras. Llega justo  en un momento de   mi  regreso a la escritura”, comentó  Peña, quien es una de las gestoras del café cultural Rayuela.
 El cuento El destello, definido por el jurado como “magistralmente escrito”,  narra los últimos minutos en la vida de una persona y  se basa en experiencias personales de la autora  con el tema  de la muerte.  “Se detiene en los detalles e instantes de esa persona e intenta una mirada global -no solamente de lo orgánico- a partir de ese momento, a partir de ese detalle”, comentó la escritora, quien por primera vez  participó concurso de cuento  Franz Tamayo.
La escritora recibirá un premio de  20.000 bolivianos  y la publicación de su obra en una antología con la Editorial 3.600.
Peña nació en Santa Cruz y en la actualidad  vive en La Paz. Estudió Comunicación Social y tiene una maestría en Desarrollo Sustentable. Fue ministra de Autonomías  entre los años 2011 a 2015. “Yo quería estudiar Literatura, pero cuando salí bachiller mi mamá me dijo: ‘Te vas a morir de hambre y no tendrás  trabajo’. Entonces, yo dije: ‘Qué es lo que más se parece a Literatura’ y  entré a Comunicación Social. Siempre me ha gustado escribir”, contó.
 La  cruceña  publicó los libros de cuentos  El Evangelio según Paulina (2004)  y Que mamá no nos vea (2005). En poesía  presentó  obras como    Inútil Ardor (2006) y Con el cielo a mis espaldas (2007). En 2010 publicó su primera novela, La furia del río, bajo el sello Plural Editores.
 ¿Cómo recibió la noticia de que usted ganó el concurso de cuento  Franz Tamayo?
Fue una verdadera  sorpresa, no esperaba el premio. Yo mandé  mi cuento al concurso, pero uno siempre no se hace muchas ilusiones. Yo estaba en eso,    prefería  no pensar en el tema.
¿Qué historia narra en el cuento  El Destello?
Es una mirada a través de un microscopio, que cuenta unos pequeños instantes de la vida de una persona que se encuentra a un paso de la muerte.   Entonces, el cuento tiene una mirada bien cercana a lo que sucede con el protagonista,  pero también es una mirada global  de su mundo y de sus familiares. Es un cuento que narra el pasaje de ese personaje.
¿Considera que de alguna manera su obra es autobiográfica?
Sí, en los últimos tiempos  me ha tocado vivir algunos momentos muy difíciles y muy personales.  Entonces,  eso me ha impactado  y me hizo pensar mucho. El cuento es como un destilado de todo eso, de toda esa gigantesca obra y de ese  tsunami de emociones. He intentado retratar esos momentos.
 ¿Cuánto tiempo ha durado el proceso de creación de su obra?
 He trabajado el cuento entre  cuatro y cinco meses. Pero, quiero aclarar que el proceso de creación del cuento no es solamente al momento de escribirlo. Pienso que  cuando uno escribe ha tenido  antes una vivencia vital y personal. Entonces, muchas veces,  un cuento, uno lo puede escribir incluso en una hora o dos horas, pero esa  se ha empezado a escribir hace muchísimo tiempo. Creo  que cada cuento es un reflejo de  toda una serie de experiencias que uno  tiene  a lo largo de su vida (…)  Es un cuento que ha venido  escribiéndose en el último par de años en realidad.
      ¿Qué significa para su carrera ganar el concurso de cuento  Franz Tamayo?
Es un premio muy importante y  muy respetado. Estoy feliz y es como una señal que uno recibe para seguir en este camino. Es como un aliciente y me  genera mucha ilusión. Es también como una recompensa del trabajo invertido. Yo vengo escribiendo desde hace muchos años y tengo muchas cosas publicadas, pero por mi militancia política había dejar de escribir. Cuando ya dejé el Ministerio de Autonomías, ya me he dado un tiempo para escribir. Entonces, este año   he vuelto a  escribir  y el premio  es como una señal importante para seguir adelante.
Ha escrito poesía, cuento y novela ¿Usted se considera más una narradora o una poeta?
Yo me considero  más narradora. Pienso que para decir que uno es poeta, es una palabra demasiado grande. Yo lo que escribo ahora es cuento, hace muchos años  he dejado de escribir poesía. Por esa razón, me considero más una narradora.

 

HOJA DE VIDA

  • Vida  Nació en Santa Cruz y en la actualidad vive en La Paz.
  •  Carrera   Estudió Comunicación Social y tiene una maestría en Desarrollo Sustentable. Fue ministra de Autonomías  entre los años 2011 a 2015.
  •  Obra  Publicó varios libros de cuentos y poesía.  Su primera novela fue La furia del río.

 “La obra  tiene un manejo preciso del lenguaje”

“El Destello es un cuento magistralmente escrito. Desde un principio de su lectura, y gracias a un manejo cautivante y preciso del lenguaje, la historia que narra nos mantiene en un suspenso estremecedor”, destaca el acta del jurado calificador sobre la obra ganadora del  XLIII Concurso Municipal de Literatura “Franz Tamayo” 2016. El texto es de autoría de Claudia Peña.

” Una larga y angustiante lucha contra la muerte es el eje central de este cuento, donde un halo poético también se hace presente sólo para reforzar la contundencia de lo que está narrando”, añade el documento.
El equipo del jurado estuvo conformado por Wilmer Urrelo   (literato, propuesto por la Secretaría  Municipal de Culturas), Willy Camacho (literato, propuesto por Editorial 3600), Manuel Vargas (literato, propuesto por la Cámara Departamental del Libro), Arturo Rico (literato, propuesto por la carrera de Literatura de la UMSA) y Ricardo  Obuchi Ugarte (ganador del Concurso Franz Tamayo 2015).
Al certamen de literatura se presentaron 101 cuentos, de los cuales se escogió 15 en primera instancia y luego se determinó el primer y segundo lugares, así como cinco menciones.
El segundo lugar fue otorgado al cuento La hija del Fauno, de  Dante Gorena Vargas, quien recibirá un premio de  10.000 bolivianos  y la inclusión de su obra en la Antología de Cuentos.
“Destaca por su ritmo y agilidad. La historia, sus personajes y la narración propiamente dicha se desarrollan de manera eficaz”, según el jurado.
Las menciones, cuyas obras fueron recomendadas por el jurado para publicar, se entregaron a La vaca, de Miguel Carpio Mirones; Las terribles distancias, de  Yerko Escóbar Arancibia;  y La lluvia, de Juan Carlos Gutiérrez Morón. A la lista se suman In artículo mortis, de Bernardo Paz Gonzáles y Orinia, de Melissa Isabelle Sauma Vaca.
En noviembre de 2015, el concurso municipal  de cuento Franz Tamayo entregó el premio a la obra titulada Pollo asado con naranjas del escritor paceño Ricardo Obuchi Ugarte, quien recibió un galardón de  20.000 bolivianos.
Según el ganador, el relato estaba  basado en una receta de cocina. “Si lees el cuento, puedes preparar un pollo asado con naranjas”, comentó  en esa ocasión el autor.
Publicado en Página Siete

 

 

También podría gustarte