El presidente de la República, Nicolás Maduro, designó la noche de este miércoles 04 de enero a Adán Chávez como nuevo ministro de Cultura.

El anuncio lo hizo durante presentación del Plan Carabobo 2017-2018 desde el Cuartel de la Montaña, en la parroquia 23 de Enero de Caracas.

“Le he pedido al compañero, unos de los cuadros de la Revolución Bolivariana, Adán Coromoto Chávez Frías, que asuma como nuevo ministro para la Cultura. A la batalla por la identidad nacional, por la nueva espiritualidad y los lazos con los nuevos intelectuales, escritores, dramaturgos, poetas y la fuerza de la Misión Cultura Corazón adentro”, destacó el Jefe de Estado.

Adán Chávez asumirá el ente ministerial en sustitución de Freddy Ñáñez, quien coordinará el Congreso de la Patria Cultural. “Agradezco el papel que ha desempeñado el poeta Ñáñez”, expresó Maduro.

Es egresado en Física de la Universidad de los Andes, fue docente de esa casa de estudios en la ciudad de Mérida, también profesor de Matemáticas en la UNELLEZ BARINAS y el liceo Albert Arvelo Torrealba.

Ha desempeñado los  cargos de gobernador de Barinas y ministro de Educación.

Publicado en Panorama

El ministro de Cultura, Adán Chávez, declaró hoy que durante su gestión promoverá la difusión de las tradiciones de todos los territorios del país, para apuntalar la construcción del Socialismo en Venezuela.

 

Debemos rescatar y estudiar las tradiciones, que son parte de nuestras raíces y cultura, como el idioma, las maneras de comunicarnos y organizarnos, proclamó en la plaza Bolívar del estado de Barinas, durante un acto de conmemoración por la muerte del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez (1954-2013).

Es necesario, dijo, afinar planes estratégicos y consolidar la formación del pueblo venezolano a fin de combatir la deformación y el veneno ideológico que producen los medios capitalistas.

Un día después de su investidura, Adán Chávez consideró que el Ministerio debe originar una revolución cultural dentro de la Revolución Bolivariana y articular programas de trabajo con las demás instituciones del Gobierno, para educar la apreciación y el gusto estético del pueblo, además de satisfacer sus demandas.

Impulsaremos una lucha contra la transculturización y a favor del rescate de las raíces y tradiciones por medio de la comunicación, resaltando los valores humanistas y socialistas de esos propósitos, comentó.

Se trata, consideró, de la lucha de la cultura socialista contra la cultura capitalista, que divulga odio por las redes sociales y los medios de comunicación, desvirtuando las esencias de las naciones y los verdaderos valores humanos.

La víspera, el presidente Nicolás Maduro designó como ministro de Cultura a Adán Chávez, quien gobernó el estado de Barinas durante ocho años y sustituyó a Freddy Ñáñez, responsable ahora de los programas culturales del Congreso de la Patria.

Publicado en Prensa-Latina

Adán Coromoto Chávez: la cultura atrapada en el adoctrinamiento político

“Hay que mostrarle al pueblo que la burguesía lo odia y lo utiliza con engaños y promesas falsas”. Esta fue una de las frases que Adán Chávez dijo a finales de octubre del año pasado, durante la juramentación de las estructuras municipal y parroquial del PSUV. El jefe del partido político en Barinas tiene un norte: la ideologización.

La suya es una verborrea que no solo utiliza en actos públicos, sino también en su página web. “Llamo una vez más a cumplir con nuestros deberes como militantes del socialismo de manera permanente, los retos cotidianos así nos lo exigen”, escribió en su columna “¡La fuerza chavista!” del 13 de noviembre de 2013.

Él, que regaló un cachorro mucuchíes llamado Simón a la ex presidente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner. Él, que se mantuvo inexpresivo cuando Lisaura Quintero, miembro de un consejo comunal de Maporal le señaló a Nicolás Maduro fallas en su gestión. Él es quien encabeza desde ahora el Ministerio de la Cultura. Deja la Gobernación de Barinas, que será asumida por la secretaria de gobierno, Zenaida Gallardo.

El nombramiento lo anunció el martes el presidente de la República. Al mayor de los hijos de Elena y Hugo de los Reyes lo precedió Freddy Ñáñez, a quien le faltaron cuatro días para cumplir el año en el cargo.

Adán Coromoto Chávez Frías nació en Sabaneta el 11 de abril de 1953. Es físico, egresado de la Universidad de los Andes, donde ejerció la docencia. Se identificó con la izquierda desde joven: integró el partido Movimiento de Izquierda Revolucionaria.

Su carrera en el gobierno del hermano la inició como miembro de la Asamblea Nacional Constituyente en 1999 y de la Comisión Legislativa Nacional en 2000. Seis años después fue ministro del Despacho de la Presidencia y en 2007 ministro de Educación.
Preside  el Instituto de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías, creado por decreto presidencial el 26 de julio de 2013.

A este currículum se suma su legado como gobernador, que incluye un incremento de 14,3% en la cifra de homicidios con respecto a 2015, denuncias del CNP por la prohibición a los medios de Barinas de publicar indicios de corrupción de su gestión y una investigación que acordó la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional por presuntas irregularidades administrativas en 16 obras de infraestructura.

Radicalización. Adán Coromoto Chávez es el cuarto ministro de Cultura durante el gobierno de Maduro, luego de Fidel Barbarito, Reinaldo Iturriza y Ñáñez. De estos años quedan la Ley Orgánica de Cultura –que algunos consideran debe ser derogada– y la Encuesta sobre Imaginarios y Consumos Culturales, que arroja cifras negativas para la gestión del despacho.

Muchos se preguntan cuál es la relación que Chávez puede tener con el sector; si realmente comprenderá sus necesidades o las deudas que el Estado tiene con él. Carlos Guzmán, director del Ininco, piensa que se avecina un proceso de radicalización ideológica: “Él no va a llegar pensando en un sistema nacional de teatro o cómo salvar el patrimonio. La jugada es política”.

El cineasta Román Chalbaud no quiso emitir juicios: “Vamos a esperar para ver qué hace. Hay ministros buenos, otros regulares y malos, como en todos los partidos. No voy a mencionar nombres. No me hagas hacerlo”. Sin embargo, otros representantes del sector fueron menos esquivos, como la ensayista Gisela Kozak: “La gestión cultural en el régimen de Maduro ha sido ineficaz, inepta y con mucho énfasis en el espectáculo, con el poco dinero que hay. No ha sentado las bases para el futuro en términos de institucionalidad, enseñanza, estímulo a la creación, los nuevos públicos. Los logros de venezolanos específicos no tienen nada que ver con el gobierno”.

El escritor y gestor Antonio López Ortega remata: “El nombramiento de personas no aptas en el campo es un insulto para la cultura. Pero eso no es nuevo. Son una burla para la gestión pública. Aquí no se designan expertos, sino adeptos; gente con voz propia, sino fieles”.

Publicado en El Nacional