A 50 años de su muerte homenajean a la gran artista chilena Violeta Parra

Desde la mañana de este domingo se realizarán intervenciones de música, danza y poesía ante la tumba de la cantautora, de cuyo fallecimiento se cumplen 50 años.

Entre las 11 y 18 horas de este domingo se realizará el homenaje “Después de vivir un siglo cantamos contigo”, para conmemorar los 50 años del fallecimiento de Violeta Parra, ocurrido el 5 de 1967.

La actividad se realizará frente a la tumba de la artista en el Cementerio General y contempla intervenciones de música, danza y poesía en torno a su obra.

El homenaje es organizado hace 20 años por el colectivo Canto General, al que se suman también los colectivos Trío Memorial, Liberarte, Mujeres de Colores y Cantores que Reflexionan.

De acuerdo a los organizadores, más de 40 artistas participarán de la actividad, cuya entrada es liberada.

Publicado en RadioUChile

Inti-Illimani se suma al homenaje a Violeta Parra con la gira «La exiliada del sur»

Inti-Illimani llega a sus 50 años de actividad y para celebrarlo tendrán distintos hitos en la temporada 2017. El primero de ellos es una gira por Chile, en la que funden el festejo por su medio siglo de carrera junto con los 100 años del nacimiento de Violeta Parra. Así es como darán vida a la gira La exiliada del sur, inspirada en la canción homónima de Violeta Parra y diseñada para recorrer los pueblos y ciudades que cita este tema.

Las presentaciones, que comienzan el 20 de enero y culminan el 26 de febrero, serán gratuitas gracias a la colaboración del Consejo de la Cultura y las Artes, así como de gobiernos regionales y municipios.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, destacó la importancia de llegar con un espectáculo de gran calidad a pequeñas localidades, que no siempre tienen la posibilidad de ser parte de estas experiencias culturales. «Con esta gira la obra y el legado de dos grandes nombres de la música y la cultura chilena llegarán en un solo espectáculo a más de 20 localidades para celebrar los 50 años de Inti-Illimani y los 100 de Violeta Parra. Una iniciativa que para el Consejo de la Cultura es fundamental en la tarea por descentralizar el acceso a la cultura, pero también por el esfuerzo de desconcentrar y llevar expresiones artístico culturales más allá de las capitales regionales».

Las paradas de esta extensa gira son: Los Lagos, Parral, Buin, San Vicente, Curacautín, Maitencillo, Pelequén, Perquilauquén, San Rosendo, Quiriquina, Temuco, Graneros, San Sebastián, Chillán, Cabrero, Itata, Nacimiento, Riñihue y Concepción, donde terminará todo con un concierto televisado y con grandes invitados, que han marcado el recorrido de la banda.

El fundador y líder de Inti-Illimani, Jorge Coulón, expresó a su vez: «Creemos que es muy importante llevar este espectáculo a estas localidades, que no siempre tienen acceso a espectáculos de este tipo, con una producción de primer nivel y con música que ha tocado el corazón de distintas generaciones. Para eso Violeta nos ayuda haciendo esta especie de guía geográfica, que vamos a recorrer con mucho cariño y entusiasmo».

La capital del Biobío fue elegida para finalizar esta aventura, por ser una ciudad donde Violeta Parra dejó un significativo legado con su labor artística y educativa. Y porque responde a esta intención de sacar los grandes espectáculos de Santiago y aportar a que pasen cosas de potencia cultural a lo largo de los distintos espacios del territorio chileno. De hecho, el 100% de los shows de esta gira son fuera de Santiago.

En esta doble celebración se ofrecerá una mezcla de las canciones más emblemáticas de la extensa trayectoria del grupo, con canciones de la cantautora homenajeada.

Gira «La exiliada del sur»

Viernes 20 de enero: Puchuncaví, Región de Valparaíso. Gimnasio municipal, 20:30 hrs.

Lunes 23 de enero: Pelequén, Región de O’Higgins. Estadio Municipal, 20:30 hrs.

Martes 24 de enero: Parral, Perquilauquén, Región del Maule. Calle 18, frente a Plaza de Armas, 20:30 hrs.

Miércoles 25 de enero: Graneros, Región de O’Higgins. Plaza de armas, 20:30 hrs.

 Jueves 26 de enero: Buin, Región Metropolitana. Parque O’Higgins, 20:30 hrs.

Miércoles 1 de febrero: Chillán, Región del Biobío. Paseo Arauco, 20:30 hrs.

Jueves 2 de febrero: San Sebastián, Yumbel, Región del Biobío. Balneario Municipal Río Claro, Yumbel, 20:30 hrs.

Viernes 3 de febrero: Nacimiento, Región del Biobío. Cancha COINAC, Santa margarita 1163, 20:30 hrs.

Domingo 5 de febrero: Cabrero, Región del Biobío. Costado del puente borde rivera Río Laja, 20:30 hrs.

Lunes 6 de febrero: Itata, Región del Biobío. Frontis del gimnasio del campanario, 20:30 hrs.

Sábado 11 de febrero: San Rosendo, Región del Biobío. Plaza ciudadana. Hora por confirmar.

 Domingo 12 de febrero: San Vicente, Región de O’higgins. Por confirmar, 20:30 hrs.

 Sábado 18 de febrero: Curacautín, Región de La Araucanía. Frontis de la Municipalidad, hora por confirmar.

 Domingo 19 de febrero: Temuco, Región de la Araucanía. Plaza de las banderas, 20:30.

 Jueves 23 de febrero: Calbuco, Región de Los Lagos. Terrazas del amanecer, 20:30 hrs.

 Domingo 26 de febrero: Los Lagos y Riñihue, Región de Los Ríos. Playa Lago Riñihue, 20:30 hrs.

Publicado en Cancioneros

Canto y memoria: La influencia mapuche de Violeta Parra

Tras el hallazgo de las grabaciones de cantos en mapudungun realizadas por Violeta Parra, las académicas Paula Miranda, Elisa Loncon y Allison Ramay comenzaron a indagar la conexión de la artista con el mundo mapuche. Luego de tres años de investigación, lanzarán, el 25 de febrero, el libro «Violeta Parra en el Wallmapu. Su encuentro con el canto mapuche», que rescata esta influencia en la obra de la cantautora.

Durante casi 60 años, la voz de Violeta Parra dialogando con cantores mapuches ha estado guardada en cuatro cintas de grabación en la Mediateca de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile. En los 80 minutos que duran los audios, Parra recopila los cantos tradicionales mapuches y pregunta a los cantores acerca de su significado: «¿Qué dice la palabra? ¿Qué dice la palabra mapuche?», repite insistentemente Violeta. A lo largo de esos 60 años, pocas personas conocían la existencia del material y nunca fue divulgado junto a los trabajos de la cantautora. Cuando Paula Miranda -académica de la Facultad de Letras de la Universidad Católica de Chile y autora de «La poesía de Violeta Parra»- llegó a las grabaciones, sintió una profunda emoción y supo que allí se encontraba la clave que conecta a Violeta Parra con lo mapuche. «Es muy impresionante, porque refieren a una conexión sistemática, rigurosa, permanente con ese mundo, y nadie había hecho nada de eso», comenta la académica.

Tomando en cuenta el peso del legado y la necesidad de hacer un trabajo con una mirada interdisciplinaria e intercultural, Paula contacta a Allison Ramay -académica de la Facultad de Letras de la Universidad Católica de Chile- y a Elisa Loncon -del Departamento de Educación de la Universidad de Santiago- para llevar a cabo la investigación. «Resultó muy evidente que no bastaban las cintas ni los cantos, que eran material muerto si nosotras no indagábamos el contexto de su grabación», indica Miranda.

El fruto de tres años de trabajo en terreno, entrevistas y la búsqueda de los descendientes de los cantores, toma forma en el libro «Violeta Parra en el Wallmapu. Su encuentro con el canto mapuche» (Pehuén Editores). En él, las autoras describen las travesías de la cantautora en La Araucanía para recolectar los cantos, su conexión con el mundo mapuche y la influencia que ejerció en su obra. La presentación del libro tendrá lugar el 25 de febrero en el Museo del Hombre de París, quedando disponible para la venta en Chile.

Violeta en tierra mapuche

Según las autoras, desde su más temprana infancia Violeta Parra comienza a desarrollar un fuerte vínculo con el mundo de frontera mapuche, durante el tiempo que vive con su familia en Lautaro (1921-1927) y Chillán (1927-1932). El recuerdo de esos años la va a acompañar en sus inicios como artista y lo vivirá con mayor intensidad en 1957, cuando conoce y visita durante un mes a la machi María Painen en Millelche (comuna de Freire). Paula Miranda señala que este es un momento clave en la vida de Violeta, donde «se abre e irrumpe este amor por lo mapuche. Cuando se encuentra con esta machi todos coinciden en que quedó impactada». Durante ese mes junto a María Painen, despierta en Violeta el interés por el canto mapuche, además de aprender algunas palabras y códigos en mapudungun, lo que será fundamental en su trabajo de recopilación. «No es hablante, pero tiene una actitud que le permite la comunicación, es positiva frente a lo mapuche. Es cercana y tiene una disposición de entender al otro», comenta Elisa Loncon.

Las grabaciones encontradas en la Universidad de Chile forman parte fundamental del proyecto de la artista: instalar en la cultura chilena la idea de que nuestro folclor es heterogéneo, rico y potente. Ya lo había trabajado Parra con la recopilación de tonadas, el canto a lo poeta y la cueca. Faltaba incorporar en este mapa el canto mapuche.

Pero este viaje a La Araucanía no solo implicó un trabajo de recopilación por parte de la cantautora, sino que también provocó un punto de eclosión creativo y un gran cambio en la obra de Parra, adquiriendo influencia mapuche a nivel temático, sonoridad y melodía. Es en el mismo año 57 en que Violeta escribe las «Décimas autobiográficas», en las que aparecen alusiones al mundo mapuche, y luego aparece «El Gavilán», donde se plantea que se puede encontrar huellas de canto de machi. «Arriba quemando el sol», «Arauco tiene una pena», «Según el favor del viento», «Es una barca de amores» y «El Guillatún» son algunas de las canciones que reflejan el cambio en la obra de Parra con una veta de mundo indígena.

«Hemos preguntado a algunos amigos pehuenches cuál es la canción más mapuche de Violeta Parra y ellos nos dicen que es ‘Gracias a la vida’. Si uno lo plantea en términos de interpretación en clave mapuche, es lo mismo que hace el canto del guillatún: agradecerle a la vida», señala Paula Miranda.

Liberación de los cantos

Si bien con el lanzamiento de «Violeta Parra en el Wallmapu» se puede acceder a la letra de los cantos en versión bilingüe, no ha sido posible difundir los fonogramas en forma paralela al libro. Esto se debe a que son muchas las instituciones involucradas en su preservación, lo que ha hecho compleja su divulgación. A pesar de esto, las autoras señalan que junto a la editorial se está haciendo un esfuerzo por aunar voluntades para que los audios sean publicados en la web.

Respecto de la difusión de los fonogramas, Elisa Loncon argumenta que el pueblo mapuche tiene derecho a conocer su memoria, la cual se encuentra plasmada en los diálogos de Violeta con los cantores. «Sería una contribución muy generosa de las instituciones, en términos de avanzar con estos diálogos con los mapuches. Son voces que todos deberían escuchar», reflexiona Loncon. Pero además, su divulgación respondería a una voluntad expresa de Violeta, quien deja este registro para la posteridad, con la intención de que se dieran a conocer.

A pesar de no ir acompañado de los audios, el libro busca plasmar el contexto, la historia y el sentido de los cantos. El trabajo de Miranda, Loncon y Ramay busca visualizar a Violeta Parra como un ser complejo, develando que parte de su genialidad proviene de su fuerte alimentación de lo mapuche. A su vez, pretende generar un redescubrimiento de esta cultura, como forma de enriquecer la diversidad cultural, lingüística y epistémica de nuestro país.

El lanzamiento coincide con el centenario de Violeta Parra, además del aniversario de los 50 años de su muerte, lo cual las autoras ven como una posibilidad para promover que se investigue y reflexione más sobre su figura. «El centenario es una oportunidad de comprenderla profundamente más a ella en su sofisticación, en su genialidad, porque es única en el mundo. Hay un misterio en su obra que tenemos que desentrañar mejor», concluye Miranda.

Publicado en EconomíayNegocios
También podría gustarte