Cantar a las víctimas

La cantautora guatemalteca Sara Curruchich promueve hoy una nueva canción dedicada a las miles de personas de ascendencia indígena que murieron como consecuencia de las masacres perpetradas durante los 36 años de conflicto armado interno.

Hijas e hijos de la Tierra o Ralk’wal Ulew, en idioma maya kaqchikel, es el título de este tema, que sirve de banda sonora al documental 500 años de la cineasta estadounidense Pamela Yates.

El audiovisual aborda la resistencia de los originarios desde tiempos coloniales y el juicio por genocidio celebrado en Guatemala contra el expresidente de facto Efraín Ríos Montt 1982-1983, culpado de la matanza que costó la vida a más de mil indígenas mayas ixiles en el ámbito de la guerra.

También dedica un espacio a mostrar el despegue de la protesta social en este país a partir de abril de 2015, a tono con los escándalos de corrupción que obligaron al exgobernante Otto Pérez Molina y a su exvicepresidenta Roxana Baldetti a renunciar a sus cargos y ponerse en manos de la justica.

La cantante kaqchikel anunció que el cortometraje será estrenado el 24 de enero en el Festival de Sundance en Estados Unidos y que la canción que le sirve de telón de fondo la colocará para todos los usuarios en su canal de Youtube.

Este tema trata de recordar un poco la historia de mi comunidad, del sufrimiento y de la ausencia. Es una forma de conocer el lugar donde vivimos y esa historia que se nos ha negado; es para reflexionar, comentó a la prensa.

También es un modo de agradecer a una lucha que los abuelos y las abuelas han tenido durante tanto tiempo, por sus ideas y su pensamiento. Es también recordar a todos aquellos que trascendieron a esta vida. Es una canción a pesar de todo, de gozo y conmemoración, añadió.

Consideró que con este tipo de temas proporciona otra forma de dar a conocer lo que tocó vivir a los pueblos originarios y a entender por qué está así el país.

Falta mucho por aprender de nosotros, de comprender a la guerra en Guatemala, y una forma de hacerlo puede ser a través de la música, afirmó la joven, siempre vestida acorde con sus raíces mayas.

Publicado por Prensa Latina

 

Sara Curruchich tiene una nueva canción

Por Ángel Elías

La cantante kaqchikel Sara Curruchich lanzó en su canal de Youtube su canción Ralk’wal Ulew, que del kaqchikel se traduce como Hijas e hijos de la Tierra y, entre sus planes, está ofrecer un concierto en Londres.

¿Cómo surge el tema?

La canción nace por las movilizaciones que se han dado a través de la historia, de los pueblos indígenas y las que provocaron la renuncia de Otto Pérez Molina y contra la corrupción en Guatemala.

También trata de recordar un poco la historia de mi comunidad, del sufrimiento y de la ausencia. Es una forma de conocer el lugar donde vivimos y esa historia que se nos ha negado; es para reflexionar.

También es una forma de agradecer…

Agradecer a una lucha que los abuelos y las abuelas han tenido durante tanto tiempo. La lucha por sus ideas y su pensamiento. Es también recordar a todos aquellos que trascendieron a esta vida. Es una canción a pesar de todo, de gozo y conmemoración.

Música e historia para reflexionar, parece una mezcla necesaria…

Es otra forma de dar a conocer lo que nos ha tocado vivir y claro, entender por qué estamos así como país. Falta mucho por aprender de nosotros, de comprender a la guerra en Guatemala y una forma de hacerlo puede ser a través de la música.

¿Qué más trae esta producción?

Esta es particular porque incluye un video dirigido por la cineasta estadounidense Pamela Yates, reconocida por sus documentales enfocados a los derechos humanos. Ella dirigió Cuando las montañas tiemblan (1983), un documental sobre la guerra en Guatemala en el que participa Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz de 1992.

¿Cómo fue trabajar con Pamela Yates?

La conocí en Nueva York, cuando me presenté en las Naciones Unidas, y se interesó en mi música. Llegamos a un acuerdo para que mi canción Hijas e hijos de la Tierra se usara con imágenes para su filme 500 años, que aborda la resistencia y el juicio por genocidio en Guatemala.

Publicado por Prensa Libre
También podría gustarte