El Ministerio de Culturas y Turismo entregó en una noche de gala este miércoles los premios Nacional de Culturas y de Gestión Cultural “Gunnar Mendoza”  2016, y certificados de reconocimientos al mérito cultural a tres personalidades, dos fraternidades folklóricas y un Parque Cretácico, indica un comunicado de prensa oficial.

Premio Gestión Cultural – 2016

Sebastiana Kespi obtuvo el premio Gestión Cultural “Gunnar Mendoza”, en reconocimiento a su trabajo, y la revalorización de su cultura Uru-Chipaya.

“Se le confiere el premio en consideración al artículo 4, numeral 16 de la Ley Nacional 530 del Patrimonio Cultural Boliviano, por considerarla Tesoro Humano Viviente, obteniendo el 100 por ciento de votos”, indicó el acta del jurado calificador.

Sebastiana Kespi, actriz boliviana, fue postulada por el Centro de Formación y Realización Cinematográfica (Cefrec).

Premio Nacional de  Culturas – 2016

El Premio Nacional de Culturas recae en la poetisa y compositora Matilde Casazola, que obtuvo el 100% de la puntuación alcanzada, en virtud a su amplia trayectoria y el apoyo recibido de diferentes sectores e instituciones evidenciadas en su postulación.

De los premios

El premio consiste en 40.000 bolivianos, una medalla de oro y un Diploma de Reconocimiento. De los cuales 15.000 bolivianos y un Diploma de Honor otorgados por el Ministerio de Culturas y Turismo y 25.000 bolivianos y una medalla de oro, otorgados por el Gobierno Autónomo Departamental de La Paz.

Según la convocatoria, del Premio Nacional de Culturas participaron escritores, investigadores culturales y artistas bolivianos, cuyo trabajo literario o artístico contribuyó al desarrollo de las culturas nacionales en sus diferentes manifestaciones.

Del Premio Nacional de Gestión Cultural “Gunnar Mendoza” participaron gestores promotores culturales bolivianos cuyo trabajo aportó al fomento y desarrollo de la cultura nacional. Los aspirantes fueron postulados a través de instituciones nacionales, públicas y privadas, naciones y pueblos originarios.

El acto de premiación se desarrolló en el patio cultural del Ministerio de Culturas y Turismo de la ciudad de La Paz desde las 19.00.

Matilde Casazola

Casazola fue postulada por la Organización Indígena Chiquitano (Chuquisaca). Nacida, el 19 de enero de 1943, Casazola poetisa y compositora boliviana que ha sabido fusionar a la perfección sus dos grandes pasiones: la música y la poesía.

Cuando tan sólo tenía 11 años de edad ganó su primer concurso, el Primer Premio en los Juegos Floreales Infantiles de la Ciudad de Sucre. Casazola ha publicado trece libros de poesía y nueve discos y cassettes. Ha ejercido la cátedra de guitarra por varios años en la Escuela Nacional de Folklore “Mauro Núñez Cáceres” de la ciudad de La Paz.

Su obra poética incluye los siguientes libros: Los ojos abiertos (1967), Los cuerpos (1967), Una revelación (1967), Los racimos (1985), Amores de alas fugaces (1986), Estampas, meditaciones, cánticos (1990) y El espejo del ángel (1991).

Entre sus publicaciones más importantes, se debe destacar Obra Poética (Imprenta Judicial, Sucre, 1996), que compendia doce de sus libros de poemas, y Canciones del Corazón para la Vida (Ediciones Gráficas E.G., La Paz, 1998), cancionero que abarca cuarenta de sus composiciones en letra y música. En el acto especial, que también tiene el respaldo de la Gobernación del departamento de La Paz, habrá una velada cultural.

Sebastiana Kespi

Sebastiana Kespi Mamani, nació el 26 de marzo de 1942 en Chipaya. Actualmente tiene 75 años. Sus padres fueron Paulino Quispe y Carolina Mamani.

Estudió en la escuela de su comunidad hasta el tercer grado de primaria, donde aprendió castellano.

En 1953, cuando apenas tenía 10 años, actuó en la película documental Vuelve Sebastiana, galardonada en el II Festival de Cine Internacional SODRE, Uruguay, en 1956.

Se casó con Benigno Alave que falleció hace ya 10 años.

Tiene dos hijos, Benedicto que vive en Antofagasta, Chile, y Emiliana que radica en Chipaya.

Actualmente vive con su hija Emiliana, su yerno Augusto y sus cuatro nietos.

También tiene nietos que viven en Antofagasta, algunos ya casados que le han dado bisnietos.

Galardones

1955        Premio Kantuta de Oro en el Concurso Cinematográfico de la Alcaldía de La Paz- Bolivia

1956       Primer premio en la Categoría de Filmes Folklóricos y Etnográficos en el Festival                                 Internacional de Cine Documental y experimental del SODRE en Montevideo, Uruguay,                   en la categoría Film Etnográfico-Folklórico.

1958        Mención especial en el Festival de Santa Margheritta- Italia

1960        Medalla de Plata en la Sección de Premios Especiales del Festival de cine Documental de                   Bilbao-España

1963        Mención en el Festival de San Francisco, Estados Unidos de América.

Resumen del cortometraje “Vuelve Sebastiana”

“Vuelve Sebastiana” es un cortometraje documental que visibiliza la vida en la milenaria comunidad de Chipaya, localizada en la cuenca del río Lauca de la provincia Sabaya del departamento de Oruro.

Sebastiana, una niña de 10 años dedicada al pastoreo, fue elegida para ser la protagonista de la realización dirigida por el entonces joven cineasta Jorge Ruiz.

La obra narra cómo la curiosidad de la pequeña, la lleva a dejar su tierra y penetrar en el pueblo vecino de los temidos aymaras, que en tiempos remotos los habían sometido hasta el aislamiento. En su caminar conoce a Jesús, un niño aymara con quien hace amistad. Como ella no regresa, la comunidad y su abuelo Esteban la buscan para convencerla de que vuelva; en ese afán, el abuelo enferma y en medio de su agonía pide a su nieta volver a la comunidad.

Sebastiana llega a Chipaya y pide ayuda al pueblo para socorrer al abuelo enfermo, quien no logra resistir y fallece en el rescate. El filme termina en un ritual ancestral del entierro del viejo Esteban, para mostrar que tras la muerte se vuelve al seno de la Madre Tierra.

Sebastiana a la edad que tiene recuerda los momentos importantes que vivió durante su niñez y juventud, sin embargo, la mayoría del tiempo está pastoreando sus ovejas. Vive en una sencilla morada compartiendo con sus familiares.

Según una entrevista realizada hace un año atrás, Sebastiana indicó que recuerda momentos importantes de la película: dos escenas donde pastoreaba las ovejas; filmadas en Sabaya (Chipaya) y la muerte del abuelo.

Personalidades y entidades que recibieron el reconocimiento

Parque Cretácico – promovida por la senadora Nélida Sifuentes

Condecoración al mérito cultural “Nilo Soruco”

Mi Morenada

Condecoración al mérito cultural “Marina Nuñez Del Prado”

César Berduguez

Condecoración al mérito cultural “Marina Nuñez del Prado”

Milko Terrazas Medrano

Condecoración al mérito cultural “Adela Zamudio”

Consuelo Loayza Soruco

Condecoración al mérito cultural “Marina Nuñez del Prado”

Morenada Central Oruro “Fundada por la comunidad cocani”

Condecoración al mérito cultural “Marina Nuñez del Prado”

Premio nacional de culturas

Matilde Casazola Mendoza

Premio nacional de gestión cultural “Gunnar Mendoza”

Sebastiana Kespi Mamani vda. de Alave