El compromiso con la afrodescendencia en el Caribe

El uso de las artes para expresar la cultura es un sello de muchos artistas quienes se encargan de dedicar su vida a crear trabajos sociales. Una de estas es Gloria Rolando, investigadora cubana que transmite sus vivencias y raíces a través de sus cortometrajes.

Esta guionista y productora lleva más de tres décadas realizando documentales sobre la afrodescendencia en el Caribe. Sus filmes destacan la importancia de su cultura en la sociedad cubana, enfocándose en la santería, la migración y el papel de las mujeres negras en Cuba.

Gloria, quien va a cumplir 64 años, sentía desde joven una fascinación por el cine y la música. A pesar de que en Cuba no se estudiaba cine, sí pudo desarrollarse en la música. Expresó: “me fascinó el mundo del cine, y hacerlo en la línea de conocer nuestra identidad”.

En una entrevista para LISTÍN DIARIO, la defensora de la afrodescendencia comentó que nuestro país y Cuba comparten temas en común desde la época colonial y por esto su interés por República Dominicana.

“Reembarque” es uno de sus documentales dedicado a las voces de prestigiosos historiadores que se unen a las memorias de haitianos y sus descendientes en Cuba en el siglo XX. Según la guionista esta historia tiene mucho en común con República Dominicana, ya que nuestro país comparte una historia controversial, de amor y de odio, con Haití.

La productora resaltó que el hecho de crear documentales de afrodescendientes es un compromiso y un arduo trabajo de investigación y estudio, porque a través de los mismos se descubre el origen de cada quién. “Las obras que estoy haciendo las hago con la finalidad de visibilizar esas historias comunes que compartimos, porque somos hermanos todos emanados por ese mar común”.

Su último audiovisual fue realizado en 2016 y se llama “Diálogo con mi abuela”, en el cual resalta el valor de la historia social de Cuba y la unión de las familias negras. En este se mezcla el documental y la ficción.

Frente a la problemática mundial de la discriminación racial, la cineasta expresó el apego a su cultura e instó a los jóvenes a aceptarse y predicar su raza con dignidad. “Los jóvenes deben de despertar y decir ‘sí, soy negra, soy mestiza, soy mulata, ¿y qué?”, expresó la cineasta.

La investigadora califica la vida de la mujer negra como la más  invisible de la afrodescendencia, siendo estas quienes forman y sostienen las familias con sus manos. A raíz de esto nace su próximo documental, que tiene como idea principal trabajar alrededor de un grupo de monjas negras (las Hermanas Oblacas de la Providencia) en Cuba a inicios del siglo XX. Este audiovisual está registrado con el nombre “Hermanas de corazón”. Está asociado con la educación de las mujeres, cómo lucharon, qué hicieron y cómo pudieron adelantar el camino de sus hijos.

Al hablar de los estereotipos que existen sobre la mujer negra, describió el de una muñeca con labios rojos, grandes proporciones, pañuelo de bolitas y un tabaco. “Este tipo de muñecas fueron comprados para la producción de “Diálogo con mi abuela” y en la filmación rompimos esas muñecas, simbolizando con esto que hay que destruir ese estereotipo de mujer, porque no es justo que sea representada de esa forma”, explicó Gloria.

La cineasta cubana Gloria Rolando estuvo presentando en el país sus documentales sobre  Afrodescendencia en el Caribe bajo la producción de la cineasta Alanna Lockward, de Art Labour Archives.

“Esto describe a la mujer negra como que no tiene ninguna otra forma de ser. Es muy lamentable que seamos vistas como un estereotipo. Este es el veneno que nos ha implantado esta sociedad, y al final te dicen ‘lástima que sea de color”, manifestó la cineasta.

Publicado en ListinDiario

 

También podría gustarte