Más de 80 películas chilenas contiene el recién inaugurado portal digital del Consejo Nacional de la Cultura. El acceso es libre, el plan está en expansión y no todo se reduce a cine: también hay contenidos culturales y mucho material interactivo.

Es curioso, pero es una singularidad que sólo se puede producir en un medio tan caprichoso como la televisión pública chilena: del realizador Patricio Guzmán se han dado todas sus películas recientes, pero jamás se emitió su clásico de clásicos, La batalla de Chile. Dividido en tres partes, desde 1975 a 1979, el extenso fresco sobre el gobierno de Salvador Allende y el posterior Golpe militar es la producción que le dio la gloria a Guzmán en el extranjero y hasta hoy es el más urgente registro de aquel período. Desde ahora y gracias a las virtudes de la era digital, el documental de cuatro horas y media podrá ser visto gratuitamente por cualquier chileno que tenga un computador, una conexión a internet o, en su defecto, un celular con un plan de datos normal y silvestre.

La cinta es parte del catálogo audiovisual de OndaMedia (ondamedia.cl), la nueva plataforma audiovisual del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) que desde ayer ofrece una serie de contenidos de acceso gratuito a la comunidad. Aunque aún está en una versión beta (es decir, de prueba), Ondamedia ya contiene en términos generales 40 películas de ficción, 41 documentales, 20 cortometrajes y 394 clips de ciencias, artes y humanidades. El portal tiene similitudes con Netflix en su presentación (al menos en el contenido de cine) y a cada filme se entra presionando en el logo respectivo de la producción.

“Para el Consejo de la Cultura es un proyecto muy relevante, ya que OndaMedia permitirá el fortalecimiento del acceso a la cultura y a las artes por parte de la ciudadanía”, expresa el ministro de Cultura, Ernesto Ottone. “Especialmente se llegará a públicos con menos oportunidades de acceso a estos contenidos. Hay un énfasis también en lo regional, reconociendo las manifestaciones culturales locales. Y para el sector es una forma de asegurar una adecuada protección y circulación de las producciones audiovisuales nacionales”, agrega.

Sin ir más lejos, la modalidad de pago de derechos a los realizadores es, según el CNCA, un mecanismo que tuvo especial aceptación en la comunidad fílmica. “Se pagarán derechos de autor cada vez que el usuario vea la película. A los mismos directores les pareció que esta era la mejor modalidad”, explica Moira Délano, jefa del departamento de Ciudadanía Cultural del CNCA.
Los contenidos de OndaMedia se pueden ver en cualquier computador y también en teléfonos y tablets. La única condición es tener un ancho de banda mínimo para poder acceder.“En términos tecnológicos nos queda pendiente el lanzamiento de la aplicación para móviles y para Smart TV”, detalla Ian Goldschmied, director de OndaMedia. “La calidad de imagen de las películas es bastante bueno y en formato full hd en el caso de que las cintas estén en esa definición”, agrega.

Aunque la plataforma permite el acceso gratuito a su contenido, en el caso de las películas (aunque hay excepciones) restringe su número a ocho producciones mensuales. “Hay una cantidad de entradas determinadas al mes, pero también incorporaremos facilidades como invitaciones, por ejemplo”, precisa Goldschmied sobre el sistema de acceso. Una vez abierta la ventana del largometraje, el usuario tiene cuatro días para verlo en su totalidad o, incluso, puede repetirlo.

Entre las producciones de ficción destacan varias cintas de Pablo Larraín (El club, Tony Manero, Post Mórtem y, desde la próxima semana, No); Sebastián Lelio (Gloria, El año del tigre); Matías Bize (La memoria del agua, La vida de los peces); Marialy Rivas (Joven y alocada); Sebastián Silva (Guagua cochina); o Che Sandoval (Soy mucho mejor que voh).

En documental se encuentra disponible toda la filmografía de Bettina Perut e Iván Osnovikoff (incluyendo Un hombre aparte y su reciente Surire), una dupla de realizadores que se encuentra en las antípodas del estilo de Patricio Guzmán, de quien también está su obra completa. Más allá de la canónica La batalla de Chile, se pueden ver El botón de nácar, Nostalgia de la luz o Salvador Allende, pero también rarezas como Mi Julio Verne o Madrid.

“Nuestro plan es triplicar el catálogo de aquí a fin de año y también incluir películas de cineastas como Andrés Wood, Silvio Caiozzi y, por supuesto, de Raúl Ruiz, de quien está disponible Cofralandes y próximamente Tres tristes tigres. Como muchas de sus películas se hicieron en Francia, el tema de los derechos es más complejo, pero ya estamos avanzando en conversaciones con su viuda, Valeria Sarmiento”, dice Goldshmied.

Además de la oferta fílmica y de contenidos culturales, OndaMedia tiene otras dos subplataformas de características interactivas: En Vivo y Subjetivas. En la primera se invita a artistas y público en general a subir conciertos o recitales, siempre con la supervisión y curatoría del CNCA. En la segunda se busca rescatar pequeñas historias urbanas y rurales creadas por cualquier usuario y que pueden ir desde una entrevista a un abuelo nonagenario hasta el testimonio de un inmigrante o el registro de un desconocido talento artístico del barrio.

Publicado en La Tercera