José Antonio Vásquez / La Paz
“Minimum trata sobre la sencillez en el arte y sobre lo esencial en las fotografías”, dijo el paceño Eduardo Quintanilla. El autor muestra en 17 fotos  locaciones urbanas y suburbanas que sobrevivieron al pasar del tiempo, al   desarrollo cotidiano y la tecnología.
La muestra se presenta hasta el 14 de julio en la galería Artespacio de la Corporación Andina de Fomento (CAF),  ubicada en la Av. Arce Nº 2915, esquina Clavijo (zona San Jorge).
Según la presentación de la exposición, el proyecto fotográfico Minimum busca desde hace ocho años mostrar al público lo elemental en los espacios naturales y asentamientos urbanos.
“Es un modo introspectivo de encontrar sentido a la existencia”, reflexionó  Quintanilla. “Generalmente saco fotografías  en blanco y negro; ésta es una de las pocas exhibiciones en las que  expongo fotos a color”, explicó el  paceño que capturó escenas urbanas y suburbanas de la ciudad de La Paz y de los Yungas.
La artista y curadora de la muestra, Cecilia Lampo, destacó que mediante la abstracción Quintanilla “logra captar cómo el tiempo y el espacio se diluyen gradualmente”.
“Estas características nos llevan a sentir la melancolía y la evocación. Estas imágenes hacen que uno pueda viajar por los caminos del recuerdo y de la nostalgia”, sostuvo Lampo.
A través de las  17 fotografías, el público verá la  belleza intrínseca y la expresión sintética que trascienden en el tiempo. La curadora destacó la habilidad de Quintanilla en el manejo de las técnicas en los  ángulos, perspectivas y colores.
Según  Quintanilla, para montar la muestra   se inspiró en los valores “inmanentes” del mundo andino. El mundo andino, agregó, demuestra un profundo respeto por la naturaleza, los animales y el espacio que éstos comparten con los seres humanos.
 “Creo que hay toda una tradición importante que explica la razón de ser y la identidad de los humanos en los Andes”, explicó Quintanilla.
El fotógrafo se refirió a la actual sociedad, la globalización, la tecnología y el desarrollo urbano que producen espacios en los que artistas fotográficos pueden desarrollar sus proyectos pero  criticó los males que traen consigo.
“Creo que estamos siendo avasallados por una visión de atropello y sometimiento estético, que está dañando ese respeto a la naturaleza y a nuestro pasado”, lamentó el paceño.
Los horarios de visita son de  9:00 a 12:00 y de 14:30 a 18:00. El acceso al espacio cultural es gratuito.
Publicado en PáginaSiete