Juan Carlos Colombres, mejor conocido como Landrú, murió el jueves a los 94 años. La noticia fue dada a conocer por el periodista Diego Igal y luego confirmada desde Fundación Landrú, encargada de difundir la obra del genial humorista gráfico argentino. Sus restos serán velados este mediodía en el Cementerio de la Recoleta.

“El humor está de luto. Juan Carlos Colombres, Landrú, falleció a los 94 años. Gracias x ofrecernos tantos años de buen humor. #LandrúGenio”, publicó la fundación desde su cuenta en Twitter.

Activo desde la década de 1940, Landrú colaboró con publicaciones emblemáticas como ClarínLa Nación, las revistas Rico TipoEl Hogar e incluso Tío Landrú(fundada en 1968). A lo largo de su carrera recibió numerosos reconocimientos, como el premio Konex en la categoría Humor Gráfico en el año 1982.

Landrú “reflejó de manera original la realidad política, social y cultural durante más de 60 años”, indican desde el sitio de la Fundación. “Su particular mirada y su humor absurdo e ingenioso le valieron el éxito y el reconocimiento popular”.

Publicado en La Voz

Murió Landrú, uno de los más destacados humoristas gráficos del país

A los 94 años, murió Juan Carlos Colombres, conocido popularmente como Landrú. La información fue confirmada por la Fundación Landrú, que lo despidió en un comunicado “con honor y con humor, fiel a la filosofía de vida que ejerció y transmitió”.

El reconocido humorista, cuyos trabajos se publicaron muchos años en las páginas de Clarín, falleció ayer. Pasó sus últimos años en su casa de Recoleta, rodeado por su familia y siempre al tanto de los logros y proyectos de la fundación. En los últimos meses el fundador de la revista Tía Vicenta salía poco, pero recibía visitas de familiares y amigos y seguía de cerca las noticias nacionales e internacionales, como siempre lo hizo.

“Su partida nos entristece mucho. Un gran y buen hombre, el creador de una gran obra de humor se ha ido. Pero sus textos, viñetas y personajes nos ayudarán a recordarlo todos los días y a seguir riendo. Como él querría, que el humor siga presente en nuestras vidas”, señaló la fundación.

Publicado en Clarín