Comunicados de Asociaciones del Cine a propósito de las nuevas disposiciones del INCAA

Directores Argentinos Cinematográficos – DAC

GRAVE SITUACIÓN EN EL INCAA

NUEVAS NORMATIVAS GENERAN UN PLAN DE RECORTE PARA LOS FONDOS DE FOMENTO AL CINE NACIONAL

En varias oportunidades desde DAC –Directores Argentinos Cinematográficos– hemos alertado a la opinión pública acerca de las graves consecuencias que genera para la industria audiovisual, el falseamiento de los costos reales de producción que requiere la realización de un largometraje nacional.

Este accionar deriva en un achicamiento permanente – continuo y potenciado al sumar el efecto de la inflación – de las fuentes de financiación del cine argentino provenientes del Fondo de Fomento a la actividad cinematográfica, creado hace más de 20 años, por una ley que fuera sancionada, unánimemente, en el Congreso Nacional, con la clara decisión política de generar una sólida industria cultural capaz de representarnos exitosamente ante todo el mundo.

Lamentablemente hace algunos días las autoridades del INCAA han emitido una Resolución, mediante la cual el Costo Medio de Producción para un Largometraje Nacional, se modifica en un valor inferior a un 80 % de su costo real, sin ningún documento respaldatorio de su actualización anual, como lo ordena expresamente en su texto la Ley de Cine.

Cuando aún las entidades representativas del sector audiovisual no salían de su asombro -ya que se habían recibido promesas de los principales ministros del gobierno nacional que indicaban su intención de no achicar los fondos para el Cine- se publica en el Boletín Oficial, sin previo aviso ni consenso, la Resolución 942/2017/INCAA, que lisa y llanamente decreta la eliminación del cine independiente y de autor; y que produce inexorablemente una pérdida histórica de nuestras fuentes de trabajo.

Tampoco se ha acallado aun el escándalo generado hace pocos meses por las denuncias internas efectuadas por los propios funcionarios del actual gobierno, que generaron la extirpación del anterior presidente del organismo sin aun haberse efectuado hasta la fecha, ninguna explicación acerca de los actos denunciados. Llega entonces lo que toda la industria temía: la posibilidad de que se cercenara el Fondo de Fomento al Cine Nacional.

Las nuevas resoluciones generadas por los funcionarios del INCAA defienden solo un modelo de cine que no necesita la financiación creada por la Ley, y que promueven la extinción de un cine nacional producido dentro de otros formatos y propuestas, tanto estéticas como narrativas, que históricamente ha creado miles de puestos de trabajo y obtenido infinitos premios internacionales.

Y es que en la lectura de estas nuevas normativas puede sentirse que las mismas no están pensadas para efectuar fomento a la cultura sino, como abiertamente se expresa, financiamiento bancario severo; siendo además muy notable que quienes han diseñado estas normas no conocen los comandos mínimos de lo que implica la realización y la producción cinematográfica, creando así un daño sin precedentes a la fecha -e irreversible si estas resoluciones llegarán a aplicarse- para nuestra cultura nacional.

Solicitamos al Poder Ejecutivo Nacional, al Ministerio de Cultura y a las propias autoridades del INCAA, reconsideren las medidas que se pretende adoptar y se dialogue con todo el sector audiovisual, para evitar este camino sin salida que producirá, inevitablemente, un cierre de fuentes de trabajo en una industria cultural que tantas satisfacciones le ha dado a nuestro pueblo, y que de ninguna manera merece este trato.

DAC – Directores Argentinos Cinematográficos. Asociación General de Directores Autores Cinematográficos y Audiovisuales
Jueves 21 de septiembre de 2017

Sociedad General de Autores de la Argentina – Argentores

Argentores en defensa del fomento del cine

Expresamos nuestro profundo rechazo a la resolución 942 promovida por las autoridades del INCAA y a los términos de la misma. Las nuevas medidas que se proponen vulneran el espíritu de la Ley de Cine consagrada en 1994, piedra basal en la que se viene sustentando el cine de nuestro país en los últimos veintitrés años.

Amparado en el articulado de la Ley de Fondo de Fomento, este conjunto de normativas, lejos de “fomentar” la actividad cinematográfica, se convierte en un diseño de financiamiento que impone peligrosas restricciones para la sustentabilidad de la producción, en especial para los emprendimientos alternativos de bajo y mediano costo con proyección autoral. Ante este esquema nos espera una inexorable y drástica reducción de las películas filmadas y el riesgo de que sólo puedan sobrevivir las grandes producciones asociadas a los sectores corporativos más poderosos de la distribución internacional.

Los escritores de películas venimos padeciendo el cercenamiento de la tutela de nuestros derechos económicos y morales con la pérdida del Libre deuda implementada por las autoridades del INCAA en enero de este año. Ahora, con esta resolución, nos enfrentamos a un escenario en el que se reducen las posibilidades laborales y se amenaza sombríamente nuestro futuro profesional.

Unimos nuestro reclamo al de los demás trabajadores que integran la comunidad del cine para que se reviertan estas medidas que tergiversan el espíritu de la ley al aplicar criterios económicos y financieros que desconocen la dinámica propia del quehacer cinematográfico.

Fomentar es promover.

El estímulo económico a la realización de proyectos constituye un instrumento genuino que hizo posible hasta hoy el desarrollo del cine nacional.

Reclamamos una política que respete el espíritu de la ley nacida para viabilizar el crecimiento cultural, profesional y laboral. Para construir un cine que nos exprese y en el que nos podamos reconocer. Un cine que contenga diferentes rangos y modalidades de producción, diversidad de miradas, de historias y de caminos expresivos que aportamos, con nuestro trabajo, los autores de los libros cinematográficos para que una película tenga existencia.»


 

Asociación de Directores de Cine – PCI

Declaración de la Asociación de Directores de Cine 

A través de este comunicado queremos exponer nuevamente nuestra fuerte preocupación sobre la actual situación de nuestra industria audiovisual. La Resolución 942/2017 y sus Anexos profundizan la crisis que viene atravesando nuestro cine nacional, evidenciando políticas cinematográficas negativas para el Fomento que ahogarán financieramente a las pequeñas y medianas productoras.

El incumplimiento sostenido de la Ley de Cine en lo referente a la cuota de pantalla, la participación de las televisoras en la producción cinematográfica y la no designación del Consejo Asesor 2017-2018 generan un escenario recesivo que pone en jaque a nuestro cine.

Es por ello que exigimos:

• Reconsideración de la Resolución 942/2017 y sus Anexos, ya que la misma generará mayores trabas burocráticas, imposibilidad e imprevisibilidad en la financiación, provocando una drástica reducción en la cantidad de películas producidas anualmente.

• Conformación del Nuevo Consejo Asesor (órgano de co-gobierno del INCAA que garantiza la transparencia y asignación democrática de los Fondos de Fomento) en carácter urgente ya que debería estar vigente desde julio del corriente año.

• Cumplimiento efectivo de la Cuota de Pantalla de cine nacional, tanto en salas cinematográficas como en televisión (Ley 17.741 t.o. 2001), profundizar y generar nuevas políticas de exhibición, educación y creación de públicos.

• Adecuación real del costo medio de una película nacional y topes de subsidios. Proceder a un sinceramiento definitivo de este valor, ya que el aumento fijado por el INCAA no es acorde a la realidad económica de la industria audiovisual.

• Responder a las necesidades del sector documental (adecuar la vía digital al costo medio de una película nacional y otros requerimientos).

Desde hace más de 18 años, la Asociación de Directores de Cine PCI se esfuerza en defender el cumplimiento de la Ley de Fomento de La Actividad Cinematográfica Nacional, así como las normativas que protegen a nuestra producción audiovisual nacional.

Hoy más que nunca llamamos a la unión del sector audiovisual y solicitamos que las autoridades del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) respondan a las necesidades urgentes y modifiquen el actual rumbo de sus políticas cinematográficas.

COMISIÓN DIRECTIVA
PRESIDENTE: Daniel Rosenfeld – VICEPRESIDENTE: Celina Murga – SECRETARIO: Martín Desalvo TESORERO: Julián Giulianelli – VOCAL: Anahí Berneri – VOCAL SUPLENTE: Constanza Sanz Palacios ÓRGANO DE FISCALIZACIÓN: Miembros titulares: Mathieu Orcel y Pablo D’Alo Abba – Suplente: Lucía Puenzo
MIEMBROS DE LA ASOCIACIÓN DE DIRECTORES DE CINE PCI
Lorena Muñoz – Pablo Giorgelli – Ariel Rotter – Anahi Berneri – Diego Lerman – Ana Katz – Alejandro Maci – Lucía Puenzo – Andrés Di Tella – Celina Murga – Constanza Sanz Palacios – Benjamín Avila – Fernando Salem – Hernán Guerschuny – Martín Desalvo – Mathieu Orcel – Natalia Smirnoff – Lucía Cedrón – Juan Villegas – Julia Solomonoff – Julian Giulianelli – Agustín Rolandelli – Agustín Toscano – Ezequiel Radusky – Paula Hernández – Emiliano Romero – Gonzalo Tobal – Gualberto Ferrari – Guillermo Pfening – Gustavo Garzón – Hernán Belón – Jorge Gaggero – Juan Baldana – Juan Martin Hsu – Fabián Forte – Fabricio D’Alessandro – Federico Godfrid – Fernando Pacheco – Gabriel Lichtmann – Gaspar Scheuer – Gianfranco Quattrini – Gustavo Tarrío – Bárbara Sarasola Day – Hernán Fernández – Inés Barrionuevo – Javier van de Couter – Juan Sasiaín – Leandro Listorti – Luis Fontal – Lukas V. Rinner – Aldo Paparella – Alejandro Hartmann – Alejandro Lingenti – Alejandro Maly – Alejo Taube – Baltazar Tokman – Gregorio Cramer – Gustavo Tarrío – Daniela Seggiaro – David Bisbano Diego Lublinsky – Diego Yaker – María Victoria Menis – Daniel Rosenfeld – Mariano De Rosa – Mariano Galperín – Mariano Goldgrob – Mariano Nante – Mario Pedernera – Nicolás Gil Lavedra – Nicolás Carreras – Pablo D’Alo Abba – Pablo Meza – Paulo Pécora – Pepe Salvia – Rodrigo Moscoso – Salvador Roselli – Santiago Esteves – Santiago Fernández Calvete – Sebastián Martínez -Tatiana Mereñuk -Yago Blanco – Benjamín Naishtat – Camila Toker – Dieguillo Fernández – Emiliano Grieco – Augusto González Polo – Dieguillo Fernández – Emiliano Grieco – Augusto González Polo – Daniela Goggi – Santiago Loza – Edgardo Cozarinsky


Todos los caminos del INCAA conducen a la devaluación del Cine Argentino

Declaración de la Multisectorial Audiovisual

Sin tener intención alguna de mejorar la grave situación de producción, distribución y comercialización a la que ha llegado el cine argentino, por el contrario, la actual administración del INCAA parece querer profundizar la devaluación del prestigio que supo tener desde su creación el Instituto y su rol como órgano de Fomento del Cine Nacional. Su gestión ha conseguido prácticamente una parálisis administrativa en la distribución del Fondo de Fomento Cinematográfico.

Es la continuidad administrativa del INCAA que según su anuario 2016 perdió el 2,51 % de los espectadores con respecto al año anterior; consolidó la comercialización de películas extranjeras por no efectivizar la cuota de pantalla establecida en la Ley de Cine con manifiesto incumplimiento o falta de fiscalización de la misma y llegó a un 85,60 % de espectadores a películas extranjeras por falta de opción en salas.

En ese lamentable escenario el lunes 18 se publica en el Boletín Oficial la Resolución 942/2017/INCAA, que parece promover sólo un modelo de cine que no necesita la financiación creada por la Ley y que generará sin duda un futuro de baja de la producción cinematográfica argentina, facilitando aún más la comercialización del cine extranjero, lo que dicho en otras palabras significa el camino de extinción del cine nacional.

Esta resolución condena al desamparo a todo ese cine identitario producido dentro de otros formatos y propuestas, tanto estéticas como narrativas, que históricamente ha creado miles de puestos de trabajo y obtenido los más altos premios internacionales, prestigiando al cine y a todo el pueblo argentino.

A contramano de este pasado que nos enorgullece, en la lectura de las nuevas normativas puede notarse que las mismas no están pensadas para efectuar fomento a la cultura sino que abiertamente se expresa lo contrario: un financiamiento bancario severo y muy ajustado; siendo además muy notable que quienes han diseñado estas normas no conocen la compleja cadena productiva que implica la realización cinematográfica, creando así un daño sin precedentes e irreversible a toda la cadena de valor que nuestro cine ha sabido construir, si esta resolución y sus anexos llegaran a aplicarse.

El estímulo económico a la realización de proyectos constituye un instrumento genuino, tratado y votado en ambas cámaras del Congreso Nacional,  que hizo posible hasta hoy el desarrollo del cine nacional y su difusión en  todo el mundo.

Solicitamos al Poder Ejecutivo Nacional, al Ministerio de Cultura y a las propias autoridades del INCAA, reconsideren las medidas que pretenden adoptar y dialoguen con todo el sector audiovisual, tomando especial atención en los productores de las provincias y PyMES, que vienen dando batalla a la economía global y centralizada para continuar produciendo obras audiovisuales en todo el país.

Reclamamos una política que respete el espíritu de la ley nacida para  viabilizar el crecimiento cultural, profesional y laboral. Para construir un cine que nos exprese y en el que nos podamos reconocer. Un cine que contenga diferentes  rangos y modalidades de producción, diversidad de miradas, de historias y de caminos expresivos que aportamos, con nuestro trabajo, todos los trabajadores técnicos, productores, autores, directores y actores que integramos esta Multisectorial.

 

Multisectorial Audiovisual
AADI – ACTORES – APIMA – ARGENTORES – CAPPA – DAC – DOAT – EDA – FAMI – SADA – SADAIC – SADEM – SAGAI – SATSAID – SICA APMA – SUTEP


No al ajuste del cine independiente

Colectivo de cineastas

La situación del cine nacional es cada vez más grave y esto se debe a la voluntad manifiesta de la actual gestión de apoyar menos películas. Este ajuste se aplica mediante el cambio de plan de fomento que, con sus nuevos requisitos y la obligatoriedad de conformarse como SRL, excluye a las productoras pequeñas e independientes. Como agravante, las constantes trabas administrativas y la consecuente subejecución del presupuesto provocó una fuerte merma de la producción cinematográfica y la pérdida de fuentes laborales. Esta crisis forzada del sector se aplica mediante el manejo irregular del INCAA dado que uno de sus órganos de gobierno, el Consejo Asesor, que cuenta con participación directa de sectores del quehacer cinematográfico, no ha sido nombrado a pesar de estar elegido hace varios meses.

El INCAA no funcionaba a la perfección, había muchas cosas para cambiar, pero creemos que el camino es otro. No se trata de hacer menos películas sino de avanzar con una decidida política en la distribución y exhibición, a través de medidas como una cuota de pantalla más amplia, topes a la cantidad de copias de exhibición para evitar la concentración, ampliación del sistema de Cines Ar (o Espacios INCAA) a precios populares tanto en las poblaciones sin oferta comercial como en las grandes urbes, un sistema de entradas diferenciadas que garantice un ticket más económico para las películas nacionales en todos los cines, etc.

Lamentablemente, el camino elegido por la actual gestión ha sido el contrario y esto provoca que un gran sector de la cinematografía argentina quede completamente silenciado. Esto nos obliga a reclamar por lo que, como sociedad, estamos perdiendo. El cine nos ayuda a pensar, a vincularnos, nos sensibiliza con nuestros conciudadanos, nos permite conocer nuestra historia, afirmarnos, cuestionarnos. Sin el cine, evidentemente, nuestro mundo sería peor. Una Argentina sin cine significa menor diversidad, menores disidencias, menos cultura, más películas norteamericanas en nuestras salas y por ende menor independencia cultural y, también, menos trabajo. ¿Quién gana? Las majors estadounidenses y las productoras locales asociadas a los canales de televisión. ¿Quiénes perdemos? Todo el resto de la sociedad.

Por eso nos sumamos a la campaña pública contra el ajuste al cine y participaremos como Colectivo de cineastas de la conferencia de prensa del miércoles 27 y de la movilización del jueves 28 desde el INCAA hacia el Cine Gaumont reclamando los siguientes puntos:

– No al ajuste por vía administrativa. Implementación de un plan de urgencia que garantice la realización de todas las películas detenidas y evite la subejecución.
– No a la censura. Por comités de evaluación de ficción y documental independientes. Rechazo a cualquier intervención por parte de la gestión. Reglamentación de la conformación de los comités de documental según la propuesta de las asociaciones y la RAD.
– Abajo las restricciones del Nuevo Régimen de Fomento. Restitución de la persona física y eliminación del sistema de puntajes.
– No a la bancarización del sistema de subsidios y créditos (la gestión pretende tercerizar esta función en bancos con el consecuente aumento en las tasas y requerimientos).
– Vincular el monto de la vía digital al 10% del costo de una película nacional de presupuesto medio para evitar así su permanente desactualización.
– Inmediato nombramiento, por parte del Ejecutivo Nacional, del Consejo Asesor.

Ante las restricciones al acceso del cine independiente al fomento cinematográfico desde el Colectivo de Cineastas proponemos:

– Creación de una vía de subsidios con requerimiento de antecedentes de un largometraje al productor y un largometraje digital al director y cobro del mismo según etapa de producción (sin necesidad de pedir crédito) para películas de presupuesto medio.
– Creación de una vía de subsidio con requerimiento mínimo de antecedentes (un corto para el director y productor), cobro del mismo según etapa de producción (sin necesidad de pedir crédito) para películas de bajo presupuesto, con diseños de producción alternativos y rodajes discontinuados.
Miembros del Colectivo de Cineastas:
Ivo Aichenbaum, Melina Ahumada, María Alche, María Aparicio, Pablo Aparo, Georgina Barreiro, Martín Benchimol, Valeria Bistagnino, Che Cetin, Mercedes Cordova, Eduardo Crespo, Gabriela Cueto, Ezequiel Erriquez, Ada Frontini, Mariano Goldgrob, Micaela Gonzalo, Juan Martín Hsu, Cecilia Kang, Mónica Lairana, Adriana Lewczuk, Mariana Luconi, Mariano Luque, Diego Hernán Marcone, Francisco Márquez, Nadia Martínez, Nicolás Mikey, Dolores Montano, Benjamín Naishtat, Lucía Rilop, Florencia Percia, Luciana Piantanida, Alex Piperno, Rubén Plataneo, Pablo Ponzinibbio, Federico Pozzi, Jerónimo Quevedo, Alejandro Rath, Claudio Remedi, Alberto Romero, Hernán Rosselli, Matías Rusiecki, Lucía Ruiz, Paloma Ruvira, Claudia Salcedo, Adriano Salgado, Agustina San Martín, Guillermo Saredo, Gustavo Schiaffino, Juan Schnitman, Maximiliano Schonfeld, Milton Secchi, Ivana Solís, Federico Sosa, Nicolás Suárez, Andrea Testa, Micaela Tisminetzky, Nicolás Torchinsky, Fausto Torelli Tulissi, Nahuel Tosto, Martín Turnes, Martín Vilela, Nele Wohlatz, Ezequiel Yanco, Alejo Zapico, Javier Zevallos.


Comunicado de EDA ante una nueva crisis en el horizonte de la producción de cine nacional

EDA, Asociación Argentina de Editores Audiovisuales

A través de este comunicado expresamos una fuerte preocupación y estado de alerta ante el anuncio de la resolución N 942/2017, que de forma inconsulta y sin consensos sectoriales elimina la posibilidad de producir cine para producciones pequeñas y medianas y/o de autor, además de limitar fuertemente las condiciones para realizar cine documental.

El cine no puede existir sin políticas de fomento desde el Estado.

El fomento a la producción cinematográfica es condición excluyente para construir y consolidar una identidad audiovisual nacional, logro conquistado en 1947 cuando se sanciona la Ley 12.299 de fomento a la cinematografía, en la cual se prevén aumentos al financiamiento a partir de créditos de bajas tasas a los estudios o productoras y una cuota de pantalla.

Mientras que una de las funciones fundantes del INCAA, según lo establecen la ley 17.741 y sus modificatorias, es la administración del Fondo de Fomento Cinematográfico, la resolución 942/2017 meramente concentra la producción de películas nacionales bajo condiciones excluyentes.
Lejos de acompañar el crecimiento del cine argentino y trabajar en corregir sus falencias, subvierte el espíritu de la Ley de Cine y centraliza las imágenes en pocas empresas.

Solicitamos al Poder Ejecutivo Nacional, al Ministerio de Cultura y a las autoridades del INCAA, reconsideren las medidas que se pretende adoptar y se dialogue con todo el sector audiovisual.

Convocamos a toda la comunidad y a la sociedad en su conjunto a la irrenunciable defensa y resguardo de la Ley de Cine.

Comisión Directiva – EDA, Asociación Argentina de Editores Audiovisuales


 

COMUNICADO RAFMA  

Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales.

En relación al informe «INKAA el cine del relato de Néstor y Cristina» (https://youtu.be/IgfnlPg-RCY)  emitido en el día de ayer 24/9/17 por América TV en el programa La Cornisa de Luis Majul,  la Red Argentina de Festivales y Muestras Audiovisuales (RAFMA) repudia la ligereza con que el medio, el periodista y sus colaboradores califican el trabajo de los festivales nacionales de cine.

Detrás de la calificación “Los 125 festivales de intendentes K” se intenta desprestigiar el trabajo que desde más de 20 años en promedio realizan numerosos gestores culturales independientes a lo largo y ancho del país, llevando el cine a ciudades y pueblos, que en muchos casos no cuentan con salas, acercando una diversidad de temáticas y contenidos, con verdadero federalismo.

Nuestros festivales son espacios de exhibición para películas que no acceden al circuito comercial, es por ello que los directores y realizadores audiovisuales valoran nuestras pantallas y acompañan sus películas acercándose a los espectadores en charlas posteriores a las proyecciones.

Los gestores culturales públicos-privados, asociaciones, cooperativas, productoras, instituciones de la sociedad civil, no gubernamentales e independientes mantenemos nuestro compromiso con el cine, con los espectadores y la comunidad ya que estamos convencidos del valor cultural, turístico, social y económico que los festivales generan.

Información de festivales de cine argentinos.

1- RAFMA nuclea, representa y defiende los intereses de la escena de festivales de cine de la Argentina.

2- Los Festivales de Cine convocan a más de 500.000 espectadores en la Argentina cada año.

3- Los Festivales son una parte histórica y dinámica de la cadena de valor de la industria del cine en el país.

4- Aportan de manera material y simbólica un flujo de producciones cinematográficas que nutren tanto a directores, guionistas, realizadores como a público en general del estado del arte a nivel mundial.

5- Los festivales garantizan y difunden el Derecho a la Diversidad Cultural consagrado por las Naciones Unidas.

6 – Son emergentes de la sociedad civil que promueven a través del cine los valores de la tolerancia, la diversidad, la multiculturalidad y las conductas asociativas y solidarias.

7- Son agentes dinamizadores del turismo local, y embajadores de las ciudades donde se llevan a cabo.

8- Sin festivales sería imposible ver en salas comerciales las miles de películas que los festivales estrenan en el país y cuyo acceso a salas comerciales o cadenas es vedado por la dinámica de concentración de pantallas y las cuotas de cine de Hollywood.

9- Los festivales garantizan el federalismo y la pluralidad de voces propias en el país. Voces que dialogan entre sí y hacia afuera.

10- Los festivales son uno de los escenarios de encuentro de productores y cineastas que permiten generar nuevos proyectos.

RAFMA Festivales que integran la red:
ANIMA. Festival Internacional de Animación de Córdoba / BARS. Festival Internacional de Cine de Terror, Fantástico y Bizarro – Buenos Aires Rojo Sangre / CARTON. Festival Internacional de Cortos de Animación La Tribu / CORTOPOLIS Festival Internacional de Cortos Córdoba / DERHUMALC. Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos / ESCOBAR DE PELICULA. Festival Nacional de Cine y Video Independiente / FIC. Festival de Cine Inusual de Buenos Aires / FESAALP. Festival de Cine Latinoamericano de La Plata / Festival Cineminuto Córdoba./ Festival de Video Poesía / Festival FlaVia  / Festival Jujuy Cortos / FICIC. Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín / FICID. Festival Internacional de Cine Deportivo / FICIP. Festival Internacional de Cine Político /  Festival de Cine Latinoamericano de Rosario/ INVICINES Festival de Cine Social / La Nave de los Sueños / LATINARAB Festival Internacional de Cine Latino Árabe / LIBERCINE. Festival Internacional de Cine sobre Diversidad Sexual y Género / OBERA EN CORTOS. Festival Internacional Cortometrajes / OJO AL PIOJO. Festival de Cine Infantil / Penca Festival de Cortos /TAFIC. Festival Internacional de Cine de Tapiales / TANDIL CORTOS. Festival Nacional de Cortometrajes / UNA MIRADA MAYOR. Festival de Cine para la Tercera Edad / UNCIPAR. Jornadas Argentinas e Internacionales de Cine y Video Independiente / VIDEODANZABA. Festival Internacional de Video Danza Buenos Aires / Festival de Cine de Pehuajo / Festival Corporalidad Expandida / EPA Cine – Festival Internacional de Cine de El Palomar / Festival Nueva Mirada para la Infancia y la Juventud / MAFICI Madryn Festival Internacional de Cine / FICSor Festival Internacional de Cine Sordo / Festival Cineclub El Gabinete /Festival de Cine de Esteban Echeverría /  MiniANIMA – Muestra de Animación e Ilustración para niños y jóvenes. Córdoba / FAB Festival Audiovisual Bariloche / El ventilador Sta Fé / INVICINES Cine Social Córdoba/

 

También podría gustarte