Redacción Nodal Cultura

El Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia (OBSERVACOM) publicó su informe sobre la situación de medios comunitarios en América Latina para el año 2017. El mismo, titulado “Libertad a medias” revela que 13 países de América Latina reconocen legalmente la existencia de medios comunitarios sin fines de lucro. Sin embargo en algunos casos las mismas son sometidas a regulaciones restrictivas y discriminatorias que afectan seriamente su sostenibilidad a lo largo del tiempo.

El OBSERVACOM realiza un monitoreo sistemático de las regulaciones y políticas públicas de los países de la región respecto al acceso, la diversidad y el pluralismo en materia de medios de comunicación y libertad de expresión, prestando una especial atención a la situación de la radio y televisión comunitaria. La importancia de este tipo de medios está claramente manifestada por la Comisión Interamericana por los Derechos Humanos (ONU), que ha indicado que “la radiodifusión comunitaria debe estar expresamente reconocida en la ley como una forma diferenciada de medios de comunicación”.

Entre las principales restricciones legales que están incluidas en los marcos regulatorios para el  sector comunitario se encuentran, además de una inadecuada definición de este tipo de medios, la exclusión de la TV comunitaria, las restricciones en cuanto a la potencia y la cobertura territorial, el régimen de concesión de las licencias y la prohibición al acceso a publicidad como forma de financiamiento. En este sentido  la Relatoría para la Libertad de Expresión de las Naciones Unidas ha insistido en que “el reconocimiento legal para acceder a una licencia no es suficiente para garantizar la libertad, el pluralismo y la diversidad, si existen normas que establecen condiciones arbitrarias o discriminatorias en el uso de la licencia”.

A pesar de las multiples declaraciones internacionales y recomendaciones al respecto, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y Panamá aún no han reconocido expresamente a los medios comunitarios en su normativa. En el caso de Costa Rica la legislación vigente es del año 1954. En Perú, que están incluidos en la legislación, Perú. En este último, por ejemplo, los medios comunitarios sólo pueden existir en el ámbito rural o en zonas indígenas y campesinas. Incluso en países en los que si reconocen a los medios y definen un marco regulatorio, subsiste la persecución penal de las emisoras, con “detenciones de radialistas y decomisos de equipo”, en muchos casos aún cuando los medios se encuentra regularizados en cuanto a su situación legal.

El acceso a fuentes de financiamiento se ha convertido en uno de los principales obstáculos al pleno desarrollo de los medios comunitarios, en tanto que la posibilidad de obtener recursos define incluso la básica capacidad de existir. Mientras  Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y El Salvador no establecen restricciones a la posibilidad de obtener fondos de la publicidad, Uruguay ha dado un paso más y ha establecido el derecho a la sustentabilidad económica, el cual será posible ejercer a través de distintas fuentes como donaciones, aportes solidarios, auspicios, patrocinios y publicidad.

El estudio fue presentado durante la consulta nacional sobre la sostenibilidad de la radio comunitaria organizada por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en El Salvador, durante los días 4 y 5 de septiembre.

Informe completo sobre medios comunitarios

Pueden descargar el Informe aquí