Pensar la cultura dominicana

El libro digital La cultura dominicana, que acabo de publicar es una obra que pretende brindar una serie de datos e informaciones sobre temas especializados que forman parte de nuestra cultura, que puede ser complementado con especialistas en cada uno de los temas tratados, debemos todos construir un modelo cultural que proyecte las bases de nuestra sociedad.

Este momento es revelador de que los dominicanos, desde los taínos, tenemos una cultura propia, como es natural algunos aspectos han venido de los países, razas y extranjeros que llegaron a esta isla.

La cultura pertenece al hacer, que es crear cosas que sean capaces de emocionar y complacer el alma humana, es la impresión de una idea en la materia, es de orden intelectual, una virtud de entendimiento práctico y un orden de razonamiento.

La cultura es un campo de conocimientos que tienen que ver con los saberes, ciencias o disciplinas, que conviven en un tiempo y una sociedad, incluye la historia, la sociología, la literatura, la música, la arquitectura, la filosofía, la ciencia en todos sus ámbitos.

La cultura es para tratar cosas agradables que percibimos por los sentidos, por eso los que practican un arte cultural pueden percibir ideas y emociones que otros no tienen el privilegio de captar, así los artistas culturales convierten lo ordinario y rutinario en algo especial. Es la sensibilidad cultural que se manifiesta para el deleite humano.

La obra no es para imitar a nadie, sino algo que pueda ser imitado por las nuevas generaciones de dominicanos, tanto los que viven aquí, como aquellos que nacieron fuera, o residen en el extranjero.

La cultura es el semillero donde el hombre adviene a la existencia y se desarrolla para tratar de hacer una existencia más humana.
La cultura tiene varias definiciones, en este caso partimos por una descripción humanista, la cultura es obra de la persona humana. Los animales tienen instintos, pero carecen de la inteligencia, memoria, e ideas humanas.

Cada una de las personas que crean, ejercen y actúan dentro de la cultura tienen ideas y criterios propios de su vocación, sin que ese entorno llegue a traspasar los límites impermeables de su ser.

Se hace cultura cuando se da a conocer a los protagonistas, las ideas, las obras que a lo largo de la historia y en nuestro presente crean el pensamiento y la percepción de nuestra realidad.

La cultura es algo determinante en la formación y desarrollo de la persona humana, es un elemento que moldea la naturaleza, da forma al hombre concreto en su especialidad.

La cultura dominicana es un alma espiritual informando y actuando en un cuerpo viviente y sensible.

Aquellos trabajadores de la cultura que a través del tiempo se han cultivado, le han ayudado a superarse progresivamente en todos los aspectos de su vida, configurando un ser particular y único en su especialidad son los protagonistas de este libro, son las personas que cultivan la cultura.

La tarea de los museos y centros de arte en la actualidad es completar la formación de las escuelas, institutos y universidades, sin embargo, en la cultura dominicana aparecen personas que solo dependen de sus talentos naturales, autodidactas, que impresionan con sus actuaciones.

La cultura física, que se practica en centros educativos, moldea una parte importante, que el desarrollo físico, una de las facultades del hombre.

La agricultura, es la cultura de la tierra

Cuando un hombre (hembra o varón) nace con el talento y los atributos esenciales que da la naturaleza humana, piensa que todo está listo, sin embargo, le falta estudiar y formarse en la especialidad que ejercerá como artista, en cualquiera de sus manifestaciones culturales. Entonces se prepara para moldearse con el personaje que desea interpretar en la vida.

Aquí existe una debilidad en la cultura dominicana, que es el bajo nivel escolar, que limita el desarrollo cultural.

Cuando una persona nace trae consigo una herencia biológica de sus padres en su primera infancia, al desarrollarse debe tomar decisiones personales que marcarán el salto hacia el conocimiento real de él mismo, del ser humano, sus limitaciones y los esfuerzos que debe realizar para distinguirse de los demás, camino que debe ser recorrido con muchos esfuerzos y privaciones personales.

Dominicanos que han nacido con un talento cultural, como escritor, pintor, cantante, humorista, artista, son destacados en el libro La cultura dominicana, que sirven como ejemplos, sin indicar necesariamente que sean los mejores, sino presentados como personas que han dedicado sus vidas en un oficio o profesión, que sirve para elevar el nivel cultural del pueblo dominicano.

La perfección es un objetivo, es difícil de obtener y fácil de perder, por eso muchas personas con grandes talentos se han perdido en su juventud, atendiendo a las provocaciones de los placeres humanos.

La espiritualidad, como las costumbres y tradiciones, son necesarias en la formación de todos los que expresan la cultura dominicana, eso da una mayor fortaleza para enfrentar las dificultades que presenta el asumir, estudiar y proyectar una carrera, oficio o profesión que tenga características culturales.
Existen virtudes y talentos intelectuales que son especulativas o prácticas, como la habilidad técnica y artística, también las morales y las del actuar humano.

Cada persona debe reconocer que la cultura es un desarrollo armónico de las facultades intelectuales, morales y físicas de las personas humanas, la sociedad es el reflejo de esa formación, los integrantes de una sociedad será el resultado individual de cada uno de sus miembros, las personas forman la sociedad, el desarrollo cultural de una nación es el resultado de la formación de la inteligencia, la memoria y el aspecto físico de sus integrantes.

Tener conciencia de nuestra dignidad personal, saber que lo que uno sabe debe ir dirigido para la realización de una cultura que servirá a la sociedad, así el desarrollo de cada uno, redondeará en beneficio de la sociedad dominicana.

La cultura dominicana ha pasado de una expresión campesina, a una realidad popular, debemos mejorarnos cada uno de nosotros, para que nuestra cultura sea mejor, para el bienestar de todos los dominicanos.

En esta obra queremos dar un aporte acorde a los tiempos actuales de la ciencia y la tecnología, que debe ser aplicada a la cultura dominicana: ¡Los libros digitales!

La utilización de medios audiovisuales, como videos y multimedios, la presentación de las redes sociales, son herramientas nuevas que agregadas a otras expresiones ponen la cultura a un público más amplio, especialmente sectores juveniles, que tienen bases en la educación moderna por medio de internet, supera a los libros físicos, reduce los costos de producción, por tanto los precios de venta.

Los países desarrollados culturalmente tienen proyectos para realizar y proyectar sus artistas, pintores, escritores, historiadores, dramaturgos, en fin, a todos los que elevan el nivel cultural.

Pero ¿cuál es nuestro proyecto cultural dominicano?…

Publicado en El Caribe
También podría gustarte