Reaparecidos

Hace algunos años, mientras acompañaba a alguien en un cementerio, a Diana Varas la intrigó una tumba con una fotografía de un militar joven llamado Manuel. “Llevaba uniforme y una cara traviesa que contaba su tragedia. Lo miré y se me doblaron las piernas. Todo el nicho tenía marcas de lápiz labial, de besos reales de una mujer. Dentro y fuera de la foto. ¿Será su novia? Si murió tan joven, ¿lo siguió amando después de tantos años? ¿Será su madre?, ¿vivirá su madre? ¿Es su hermana, su prima? ¿Quién es la mujer de los besos? comenzó a preguntarse.

La tumba de los besos, como ella la llama, fue la motivación y el detonante que la llevó a reflexionar sobre la muerte y su riqueza popular y plasmarla en «Reaparecidos», un filme documental experimental (videoarte) que está ya en proceso de edición, basado en el estudio cultural y visual de las estéticas, imaginarios, manifestaciones y representaciones populares en cementerios del Ecuador.

Desde entonces lleva más de siete años recorriendo camposantos del país y se la puede encontrar ahí en cualquier día, como hoy.

“Los nichos son interrogantes que no me dejan dormir. Los vivos no son mi prioridad de investigación, sino los indicios que ellos dejan sobre los nichos, ya que son su demostración tangible del recuerdo”, dice Diana, con Reaparecidos, obtuvo en 2010 el premio en la categoría Desarrollo de proyectos visuales y cinematográficos en la convocatoria que hizo el Consejo Nacional de Cine del Ecuador. A partir de ahí, y después de seis años de más trabajo e investigación, Reaparecidos fue el proyecto ganador en la categoría Artes plásticas y audiovisuales en la convocatoria del Ministerio de Cultura y Patrimonio. Actualmente está en proceso de edición.

“En este proyecto busco identificar, recolectar y analizar la visualidad de las prácticas culturales como manifestaciones de recuerdo que despliegan los visitantes hacia sus muertos”, indica Diana, quien desarrolla un análisis visual en tres momentos: imaginario funerario popular, estética icónica popular (decorados, dibujos, fotografías, diseños, etc.), así como regalos cariñosos depositados; y el discurso textual (epígrafes, tipografías, mensajes, frases, etc.).

Para Diana, quien ha realizado otros documentales como Los colgados, e Imagen y semejanza, el documental Reaparecidos es un aporte interesante y diferente sobre una temática estigmatizada e ignorada que no se le ha dado la apertura ni el espacio que se merece en los estudios culturales y fílmicos en el Ecuador.

Además, creativa e irreverente, siempre le ha interesado poner sobre el tapete a las minorías y a los que no tienen voz. En este caso, los muertos forman parte de esta clasificación.

Reaparecidos también hace el análisis visual entre cementerios de la Costa y la Sierra, “porque en los recorridos que he hecho en las necrópolis de estas dos regiones existen diferencias en la evocación de sus nichos, en el diseño y regalos depositados”.

“Me he encontrado con tumbas que relatan accidentes o muertes violentas, tumbas de animitas populares milagrosas, nichos milagrosos de niños y adultos con discapacidad. También con las cruces memoriales de carretera hechas para los conductores o transeúntes que han muerto en accidentes de auto. La muerte es la excusa efervescente para construir un espacio que grite y hable por sí solo, sobre cariños, amores póstumos, dolor, ternura y admiración ”, dice la cineasta, quien emocionada habla, además, de la tumba de los besos, de la tumba golosina, de la tumba estadio, de la “tumba dinosaurio… como las bautiza según su mensaje visual.

Diana, sin duda, desde su mirada artística les ha dado un nuevo nacimiento simbólico a estos nichos que quizás, antes, nadie había tomado en cuenta.

Algunas de las técnicas que utilizará para adentrarse a cada nicho y su historia “ficcionalizada” serán Stop Motion Animation, Parallal Effect 2.5D y Cinematograph.

Su vitalidad es tal que después de sobrevivir a un aneurisma cerebral, donde los pronósticos no dejaban de ser negativos y después de pasar por meses de un proceso intenso de recuperación, ‘reapareció’ y obtuvo una beca completa para realizar una maestría en Estudios de la Cultura con mención en Políticas Culturales en la Universidad Andina Simón Bolívar. En el 2011 también ganó una beca para realizar otro filme en México, Los colgados, en una residencia artística.

Su productora audiovisual OjoGacho Films realiza proyectos audiovisuales diversos, como comerciales para televisión e internet y festivales de cine itinerantes en cantones donde no hay salas de cine comerciales. También tiene otro documental en proceso de edición, Yo soy José, realizado en México.

También escribe y tiene varias publicaciones como Cuentos La jaula de los esperpentos, El misterio del mortecina y Mi lienzo es el agua, cuentos publicados en Aurora Boreal, editorial Española y Editorial Cartonera. Los muñecos vudú también lloran, El misterio del mortecina, publicados en Revista replicante, México. No hay un día sin Alba, publicado en la revista Habla, Ecuador), entre otros.

Publicado en El Universo
También podría gustarte