Una exposición fotográfica que busca visibilizar el rol que desempeñan en sus comunidades varias líderes indígenas de Panamá fue presentada  y se expondrá al público a partir de la próxima semana en distintas estaciones del metro de la capital panameña.

La muestra, denominada “Soy lideresa, mujer, indígena y productora”, fue elaborada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y ya se ha exhibido en la oficina central del organismo internacional en Roma, Italia, y en la Cancillería de Panamá.

La exposición está compuesta por los retratos de 17 mujeres indígenas que desempeñan algún tipo de liderazgo en sus comunidades y que asistieron en 2016 a un taller organizado por la FAO sobre derechos humanos y seguridad alimentaria y nutricional.

“Las mujeres de la exposición son mujeres empoderadas, con capacidad para tomar decisiones e impulsar el liderazgo femenino. En Naciones Unidas creemos que la mujer indígena tiene un rol fundamental para asegurar la seguridad alimentaria y nutricional de su pueblo”, explicó este jueves el coordinador regional para Mesoamérica del organismo internacional, Tito Díaz.

La directora de la Coordinadora de Mujeres Indígenas de Panamá, Sonia Henríquez, dijo a los medios que las mujeres indígenas tienen que fomentar su independencia económica para superar la triple discriminación que sufren por ser “pobres, mujeres e indígenas”.

En Panamá existen cerca de 400.000 indígenas, que representan alrededor del 11 % de la población total y que se agrupa en 7 etnias principales: Emberá, Wounaán, Kuna, Ngäbe, Buglé, Naso y Bri-Bri.

A pesar de que Panamá ha liderado en los últimos años el crecimiento económico de la región, el país adolece de grandes desigualdades que afectan principalmente a los pueblos indígenas.

Según la última Encuesta de Niveles de Vida elaborada por el Banco Mundial en 2008, el 96,7 % de los indígenas que viven en los 12 territorios indígenas que existen en el país son pobres, mientras que el 72 % de los niñas y niñas menores de cinco años tiene desnutrición crónica.

Publicado en PanamaOn