Por Darío Gabriel Sánchez García

En los últimos años se han emprendido importantes retos estratégicos y modificaciones infraestructurales en la Universidad de La Habana con el fin de enriquecer su rol aglutinador de pensamiento y acción en pos de la sociedad cubana. Sin embargo, ya no basta aglutinar a intramuros: es necesario pensar y construir dinámicas para socializar cuanto de bueno y nuevo está haciendo la universidad.

Varias generaciones de estudiantes de Periodismo compartieron durante su paso por la Facultad de Comunicación el sueño de tener “en casa” un estudio de Radio y Televisión que funcionara precisamente como ese conducto catalizador. El destino, los avatares de procesos inversionistas, y el tiempo propio que requiere la concreción de un proyecto de tal magnitud quiso que los afortunados fueron aquellos que coincidieran en tiempo y espacio a su paso por FCOM cuando el calendario marcaba el inicio del año 2018.

Este cinco de enero quedará oficialmente inaugurado el estudio, y más importante aún que el espacio físico, hoy toda la universidad observará orgullosa, en el marco del 290 aniversario de la Casa de Altos Estudios, la emisión Cero de Nexos: Canal de la Universidad de La Habana.

Para el estreno se diseñó una revista piloto conformada por el panel “Pensar Cuba desde los jóvenes”; el estreno del documental “Detrás del velo: Tan cerca pero tan lejos”, coproducido por la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana y la Escuela de Comunicación y Periodismo Global de la Universidad Estatal de Morgan, EE.UU; así como audiovisuales realizados por universidades latinoamericanas en los cuales se evidencia el impacto y alcance que ha tenido la inclusión de rutinas productivas en estudios de radio y televisión dentro del campus universitario como parte del programa docente. El cierre de la emisión lo protagonizará el dúo Buena Fe con la canción “Alma Máter”, interpretada especialmente para la ocasión.

Tal y como ocurrirá en esta primera salida al aire, Nexos en su etapa inicial será emitido en streaming a través de la cuenta de Facebook de Cubadebate, medio digital con la que la Facultad de Comunicación mantiene estrechos lazos de colaboración que se fortalecen en este contexto. Terminada la transmisión en tiempo real se podrá acceder a los programas a través de la cuenta de YouTube del canal. La emisión estreno también será retransmitida por Canal Habana el sábado 6 de enero a las 6:15 pm.

El lanzamiento de Nexos este viernes no marca el comienzo de salidas al aire regulares, siendo esta una revista diseñada exclusivamente para la celebración del 290 aniversario de la Universidad de La Habana. Actualmente, la dirección del proyecto y el consejo editorial se encuentra en una fase experimental y de conformación de la parrilla definitiva de programas así como del equipo de trabajo.

¨Necesitamos engrasar los mecanismos para crear y lograr mantener a largo plazo una programación sólida -señaló Dagmar Herrera, profesora de la Facultad de Comunicación y jefa de la disciplina Periodismo Audiovisual- Queremos una parrilla de programas variada, interesante, concebida por los propios alumnos. Deseamos que ellos nos ofrezcan propuestas, siempre y cuando logren responsabilizarse con la dinámica de producción y la frecuencia de las emisiones”, precisó.

Con respecto al staff de presentadores y reporteros para el canal, fueron seleccionados estudiantes de las tres carreras de la facultad de Comunicación a partir de un casting realizado el 6 de diciembre de 2017. Aunque en esta primera ocasión la convocatoria fue abierta a nivel de facultad, la idea es realizar las pruebas una vez al año, extensivas a toda la universidad, para captar nuevos pupilos y tener un equipo en constante renovación y desarrollo.

Según opiniones recogidas en el contexto de los castings, los estudiantes que se presentaron vieron en las audiciones  una oportunidad de superación.  A pesar del cansancio del día y la extenuante jornada, a las siete de la noche, todavía quedaban algunos en espera por presentarse. En ese sentido, Meilin Puertas Borrero, de primer año de Periodismo confesó que le encantaría trabajar tanto en la radio como en la televisión universitaria: ¨Es una gran oportunidad que la universidad brinda para prepararnos: un modo de estudiar y ejercer lo que aprendo a diario¨.

Por su parte, Blanca Amelia Ramírez, estudiante de 2do año de Periodismo seleccionada para reportar en esta primera emisión del día cinco confesó: ¨Veo este canal universitario como un mecanismo para probarme y formarme a mí misma en sentido a lo que quiero hacer en el futuro con mi carrera. Es una posibilidad para poder medirme no sólo como conductora, sino también desde la producción. Tengo ganas de hacerlo¨.

Entre los aspectos evaluados se tuvo en cuenta la dicción, lectura, habilidades comunicativas y la actitud para salir de apuros durante una grabación, así como la conducción ecuánime y la empatía con los receptores. Y es que hoy en día hacer locución y leer bien no es suficiente. Los conductores de radio y televisión deben, más que tener temple para leer sin errores frente a cámara, evolucionar hacia un perfil más activo en el cual dialoguen, interpreten y hagan conjeturas inteligentes de los hechos que traten.

¿Por qué NEXOS?

La elección del nombre parte, precisamente,  de inferir la relación Universidad-Sociedad, aunque otra lectura sugiere las relaciones entre las universidades del país y cada una de sus facultades, las cuales deberán afianzarse para lograr materializar un proyecto conjunto de amplia participación universitaria.

El diseño gráfico del canal, así como su manual de identidad fueron realizados por estudiantes de 5to del Instituto Superior de Diseño como proyecto de culminación de estudios, supervisados por la diseñadora del Grupo de Comunicación de FCOM Ana Ibis González.  El identificador sugiere el entrelace de las letras N y X (NeXos) e insinúa el símbolo del infinito, encerrando la percepción de un proyecto duradero que concrete un vínculo transformador definitivo entre la Universidad y su entorno.

El nuevo canal universitario, una vez comenzada su salida regular al aire, ofrecerá una programación dirigida fundamentalmente a los jóvenes cubanos, en particular los universitarios.La programación se estructurará sobre la base de cinco criterios: informativo, educativo, de orientación, de servicio y de entretenimiento cultural.

“La revista fue marco para el estreno del documental “Detrás del velo: Tan cerca pero tan lejos”, antecedido por una entrevista a dos los entonces estudiantes de FCOM que participaron en la realización del mismo. Foto: Darío Gabriel Sánchez Gracía.”

 

La revista fue marco para el estreno del documental “Detrás del velo: Tan cerca pero tan lejos”, antecedido por una entrevista a dos los entonces estudiantes de FCOM que participaron en la realización del mismo. Foto: Darío Gabriel Sánchez Gracía.

 

Publicado en TV Cubana

Aniversario 290 de la Universidad de La Habana

Por Manuel Alejandro Hernández Barrios

Desde el anfiteatro de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, la de Céspedes y Agramonte, la de Mella y de Fidel, el espacio televisivo Mesa Redonda transmitió su primera emisión del año este 4 de enero de 2018, la cual estuvo dedicada a la historia y al futuro de la más antigua casa de altos estudios de Cuba con motivo de su aniversario 290 de fundada.

La Universidad de La Habana es mucho más que la casa del saber más grande y universal de Cuba. Su rector, el doctor Gustavo Cobreiro Suárez, recordó que la historia de esta institución comenzó el 5 de enero de 1728 cuando nació la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana, devenida Real y Literaria en 1842 y en Universidad de La Habana a finales del siglo XIX.

Señaló que por el legado de esa historia el gran reto del presente y el futuro es dignificar con trabajo y resultados a aquellos que padres fundadores, creadores de la cubanía, Félix Varela, Carlos Manuel de Céspedes, Ignacio Agramonte, Enrique José Varona, Julio Antonio Mella, Rafael Trejo, Carlos Rafael Rodríguez, Juan Marinello, José Antonio Echeverría y a Fidel Castro Ruz, a quien se le ha dedicado este aniversario 290.

Comentó que el esfuerzo de su labor educativa es formar con calidad y correspondiendo con los valores de la Revolución a los más de 15 mil jóvenes que hoy estudian en sus 38 carreras universitarias.

Informó que cada año se reciben más de 25 mil profesionales para la superación posgraduada en cursos, maestrías o doctorados. En el posgrado se hace énfasis en la formación para lograr con empeño el mejor desarrollo de los formados en sus puestos de trabajo.

Son más de 4 mil trabajadores los artífices de esa labor formativa, siendo éstos la principal riqueza de la institución. Distinguió la labor de formación de los más de 2 mil profesores que cada día imparten docencia, de ellos unos 400 a tiempo parcial y otros mil 600 a tiempo completo.

Destacó las cualidades revolucionarias, el nivel científico y pedagógico de ese claustro. El 48 % tiene el grado científico de doctor, el 85 % es doctor o máster en ciencias, el 76 % ostenta la categoría de profesor titular o auxiliar que son las máximas categorías docentes de un profesor universitario. El 47 % del claustro a tiempo parcial posee la categoría de profesor auxiliar o titular. Más de la mitad del total de sus profesores tiene más de 20 años en la universidad y más del 20 % llevan más de 40 o 50 años relacionados con la institución.

Cada año se realizan más de mil publicaciones en revistas de alto impacto, se obtienen premios nacionales e internacionales, patentes, se publican decenas de libros, producciones para la salud pública, estudios demográficos o económicos, innovaciones y decenas de proyectos investigativos con grupos empresariales y empresas.

La Universidad de La Habana fue la primera del país que obtuvo la categoría de excelencia. Al respecto, Gustavo Cobreiro mencionó esa condición fue otorgada por la Junta de Acreditación en 2016, aunque en 2010 ya se había obtenido la categoría de institución certificada, lo que obligó a que cada proyecto que se emprendiera estuviera certificado. Gracias a ello el 73 % de las carreras de esta institución tiene nivel de acreditación de excelencia, el 72 % de las maestrías y el 75 % de los doctorados.

Sobre los retos del futuro observó que lo principal será avanzar en las acreditaciones y mantener la condición de excelencia que debe ser ratificada en 2021.

Las Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones son un elemento clave en el siglo XXI. En ese sentido señaló que la complejidad radica en la dispersión que posee la Universidad, presente en toda la capital desde Habana del Este hasta La Lisa y hasta un barco en Batabanó. Para ello hubo que replantear la estrategia, aunque casi toda la Universidad está conectada por fibra óptica, queda pendiente el Instituto de Farmacia y Alimentos y el ISDI y el INSTEC, las más recientes incorporaciones a la Universidad de La Habana.

Anunció que gracias a los recursos tecnológicos recibidos y la ayuda financiera ofrecida por el país se ha elevado cien veces el ancho de banda de la conexión, lo que permite tener más de 10 mil usuarios de la red e implica que el 100 % de estudiantes y profesores tiene acceso a Internet y más de mil profesores tienen la posibilidad de acceso remoto a la red desde sus casas. Recientemente se colocó una red de más de 100 puntos inalámbricos.

Además, reveló que este año se estrenará un canal de televisión universitario NEXOS que saldrá por el canal de Youtube de la Mesa Redonda y será gestionado por la Facultad de Comunicación en donde se ejecutó una inversión que incluyó la construcción de un estudio de radio y televisión.

Y para finalizar la Mesa el rector Gustavo Cobreiro consideró que la Universidad de La Habana debe seguir siendo de excelencia, que se caracterice por la calidad de los graduados, por su ciencia de alto impacto y por participar de forma destacada en la formación de la sociedad socialista cubana.

El reto fundamental que se le impone a la Universidad de La Habana es seguir acompañando al pueblo de Cuba, un compromiso que se deriva en invitación a que el mismo pueblo de Cuba siga acompañando a la Universidad de La Habana en sus casi tres siglos de historia.

Formar estudiantes con sentido de responsabilidad y compromiso con la nación

En la actualidad la Universidad tiene el compromiso de formar con más calidad a los graduados de esta institución de educación superior. La doctora Norma Barrios Fernández, vicerrectora docente y de calidad de la Universidad de La Habana, refirió que la Universidad tiene una enorme tradición como formadora del sentido de nación y como preparadora con calidad y alto sentido profesional del egresado que la institución le brinda a la sociedad.

La calidad es producto de la gestión que se hace de los programas de carrera, de maestría y de doctorados. De las 38 carreras, 35 tienen el carácter de centro rector para cada una de esas profesiones en todo el país. Hay 72 programas de maestrías, 25 programas de formación doctoral que, en áreas de las ciencias naturales, sociales, económicas y exactas, distingue a la institución en la formación de los posgrados. Se ha llegado a la categoría de excelencia con el 100 % de los programas acreditados.

En la Universidad se ha creado un grupo de trabajo dedicado a la gestión de la calidad académica, el cual está conducido a obtener su formación doctoral e incluye jóvenes con varios años de desempeño para que con sus conocimientos también se pueda hacer ciencia en la gestión de calidad universitaria.

Desde la creación del Ministerio de Educación Superior se han tenido cinco generaciones de planes de estudio. Informó que en estos momentos se está creando un nuevo plan con varias posibilidades, entre ellas que se acorta el tiempo de formación de los estudiantes lo que responde a demandas del país para poder ubicar en menor plazo a los profesionales, hasta la fecha se ha presentado la defensa pública de 17 nuevos planes de estudio tanto para el curso diurno, el curso por encuentro y la educación a distancia.

Definió que el paradigma de la enseñanza tiene que transformarse en un proceso desarrollador para que el estudiante se nutra de herramientas de autoaprendizaje porque es la única manera de educarlo para que tenga ganas de estudiar toda la vida.

En la actualidad cuatro carreras están en segundo año del nuevo plan y en este curso de 2017, diez nuevas carreras han comenzado bajo el plan de cuatro años. El propósito es que en septiembre de 2018 todas las carreras estén funcionando en sus tres modalidades de estudio con el nuevo programa de cuatro años.

Mencionó que se debe seguir trabajando en tres aspectos: el papel del profesor y lo que debe hacer para el aprovechamiento de las nuevas tecnologías en los distintos soportes que hoy están disponibles para la creación de materiales en formato digital; darle una mayor participación a los estudiantes en el proceso de construcción del conocimiento, hacerlo protagonista del proceso; desarrollar estrategias educativas que contribuyan a formar mejor el sentido de responsabilidad y compromiso con la nación.

Una universidad con perspectiva multidisciplinaria

Pero, cómo concibe la Universidad de La Habana su papel como institución científica. Sobre las claves y retos de esta institución la doctora Vilma Hidalgo de los Santos, vicerrectora de investigaciones y posgrado de la Universidad de La Habana, señaló que la Universidad tiene una amplia agenda de investigación que construye en diálogo constante con la sociedad que exhibe resultados relevantes en las diferentes áreas de conocimientos, en las ciencias naturales y exactas, en las sociales y económicas y en las humanidades, una oportunidad que contribuye al desarrollo del país desde una perspectiva multidisciplinaria.

En la actualidad se trabajan, entre otros, los temas de desarrollo local, envejecimiento de la población, política social, relacionados con la administración pública, la sostenibilidad ambiental y otros que por su carácter transversal exigen la presencia de profesionales de diferentes áreas del conocimiento. Se colabora en el trabajo de modernización de los sistemas de comunicación y de información, los aportes a las normas jurídicas y se mantienen los vínculos de trabajo existentes entre las áreas de ciencias económicas, el Ministerio de Economía y Planificación y el Banco Central.

Ejemplificó que las investigaciones de la institución responden a las prioridades nacionales a través de los cien proyectos de investigación de los programas nacionales de ciencias. La misma universidad coordina tres programas nacionales: Sociedad cubana, Sostenibilidad económica y Ciencias básicas. Se participan en otros tan diversos como son las relaciones internacionales, la diversidad biológica, la biomedicina, la protección de los recursos naturales, las energías renovables y otros relacionados y orientados a la generación de nuevo conocimiento, lo que se conoce como ciencias básicas.

La universidad ha recibido 114 premios de la Academia de Ciencias de Cuba en los últimos cinco años. Tiene una cartera de productos de las ciencias con unos 14 productos, 33 patentes, cinco patentes internacionales. Los más importantes son los biomateriales generalizados en la salud pública cubana, los bio-estimulantes del crecimiento forestal. Tienen más de 30 proyecto de colaboración en conjunto con BioCubaFarma. Están incursionando en laboratorios conjuntos con este grupo.

“La estrategia es mantener la recuperación, la aplicación de un plan correctivo y preventivo”

La Universidad de La Habana conversa y cuida un patrimonio histórico notable para la historia de la nación cubana. El master en ciencias Carlos Manuel Pérez Cuevas, vicerrector de aseguramiento de la Universidad de La Habana, anunció entre los hechos de mantenimiento recientes la iluminación de la escalinata, la restauración del Aula Magna, el trabajo en las cinco edificaciones que rodean la colina universitaria.

El ser testigo del tiempo durante casi tres siglos, el simbolismo que eso implica impone un llamado a la reflexión y al cuidado de esas edificaciones que tienen desde 50 años de fundadas hasta más de un siglo algunas.

Pero la Universidad no es un museo, sino un lugar vivo, por lo que se imponen un grupo de buenas prácticas de conservación y preservación para que las edificaciones no se pierdan. Los edificios de la Colina universitaria son monumento nacional desde 1978, lo cual impone tener una gran responsabilidad en su cuidado. Posee 60 edificaciones más en diversos municipios de la capital, 250 apartamentos para estudiantes becados, tres edificios de más de 20 plantas y 10 edificaciones en el este de La Habana que dan albergue a 2 mil 500 estudiantes. 300 espacio docentes. Otros elementos de importancia son la casa Fernando Ortiz, el Estadio Universitario, el tabloncillo, la fragua martiana.

En el ímpetu por reparar las edificaciones de la Universidad, se le devolvieron los valores que quizás le hicieron perder determinadas malas prácticas de malas administraciones que se dieron en determinados momentos. La estrategia es mantener la recuperación, la aplicación de un plan correctivo y preventivo.

¿Qué se ha obtenido?

  • En diez años se ha logrado recuperar el 80 % de lo que estaba en mal estado.
  • Mantener y mejorar lo que está en buen estado porque aquello que se define así también requiere acciones de mejoramiento.
  • Ampliar las capacidades con la incorporación de un edificio en el barrio chino que es la actual sede del instituto Confucio donde estudian más de mil estudiantes Lengua China.
  • El nuevo edificio de la Facultad de Comunicación.
  • El nuevo espacio que reubicó en un solo lugar a toda la Facultad de Turismo, la cual se fundó en espacio propios del Ministerio de Turismo.
  • Se buscaron espacios para la Facultad de Español para no hispanohablantes.
  • Se han creado capacidades para los posgrados en lo que hoy se considera el Centro de Convenciones de la Universidad de La Habana.
  • Se reinaugurará un edificio para la Facultad de Contabilidad en los próximos meses en su edificio fundacional de la colina universitaria.

Mencionó que falta mucho por hacer:

  • Mantener lo logrado a través del esfuerzo constante y vitalicio de todos los que pasen por la Universidad.
  • Concluir la inversión en la Facultad de Física.
  • La recuperación del edificio de la Facultad de Biología, el de más afectaciones en la actualidad.
  • Recuperar las gradas del estadio, el tabloncillo en su totalidad, la piscina.
  • Mantenimiento y recuperación de más capacidades en beca.
  • El trabajo en las fachadas.
Publicado en CubaDebate