Iluminar la obra de las mujeres

“Nosotras Proponemos”: “El rol que debemos cumplir como artistas feministas latinoamericanas es de construir una red que funcione como fuerza creativa y militante”

Por Lucía Cholakian Herrera

La Asamblea Permanente de Trabajadoras del Arte “Nosotras Proponemos” se prepara para el Paro Internacional de Mujeres con una iniciativa que llamará la atención dentro de la comunidad de museos de la Argentina: pidieron que, a raíz del Dia Internacional de la Mujer, se ilumine de manera resaltada las obras realizadas por artistas mujeres.

Esta propuesta es producto de una conciencia respecto a la profunda desigualdad que atraviesa al campo artístico, campo no exento del privilegio de los varones en nuestra sociedad. Durante la semana que viene, se realizarán distintas actividades en museos del país para visibilizar esta problemática y aportar al debate sobre posibles medidas, políticas y acciones para revertir estas desigualdades. Conversamos con Fátima, participante de la Asamblea, respecto a qué motiva esta iniciativa y cómo se organiza dentro del campo de artes latinoamericanas.

¿Cómo surgió la iniciativa que llevan a los museos para el 8 de marzo?

Surgió a partir de las distintas asambleas que venimos haciendo en las cuales comenzamos a poner sobre la mesa los números duros en relación a la cuestión de la desigualdad de género en lo que respecta al patrimonio, premios, publicaciones, muestras y obras adquisición en las colecciones permanentes de los museos nacionales. Al desplegar los datos, y basándonos en una investigación previa que venían llevando adelante Andrea Giunta  y Belén Coluccio, pudimos verificar que las cifras marcaban fuertemente la desigualdad. (Fuente: https://www.lanacion.com.ar/1900556-las-mujeres-radicales-una-deuda-pendiente-del-arte).

Un ejemplo: desde 1911 hasta hoy, sólo cuatro pintoras obtuvieron el Gran Premio en el Salón Nacional. Lo recibieron, en cambio, 99 hombres. En una recorrida por el primer piso del Museo Nacional de Bellas Artes, donde se pueden ver 268 piezas de arte argentino e internacional de 1900 a 1980, las mujeres son franca minoría: con 22 obras, arañan el 8%.

A partir de este relevamiento  se nos ocurrió la idea de iluminar a esas pocas obras de artistas mujeres que hay en los museos y bajar la luz para el resto de sala repleta de obras realizadas por hombres. Fue una manera de jugar con la idea de revisar la historia del arte y hacer visibles a esas mujeres artistas y que visualmente la desproporción sea efectiva.

A la asamblea de a poco se fueron sumando más trabajadoras del arte de todo el país y de Chile y cada una fue aportando ideas para proponer en los museos y centros culturales de sus ciudades y provincias, para que las acciones tenga una fuerte impronta federal y que esto genere una potente llamada de atención al mundo del arte.

Se les pidió a los museos que sean ellos mismos los que se encarguen de realizar las acciones, nosotras solamente les dimos instrucciones. Una manera también de relegar en esas instituciones el compromiso y el trabajo, ya que el 8 M nosotras paramos.

¿Qué tipo de políticas públicas piensan que pueden luchar contra las desigualdades de géneros en el mundo del arte?

Creemos que las políticas públicas deben hacer hincapié como un primer paso en establecer y aplicar la igualdad del cupo 50/50. Esto puede aplicarse tanto en los premios, como en la presencia de juradxs, en las adquisiciones y compras patrimoniales; en la programación anual de las muestras de los museos, ferias y galerías, en las visitas guiadas. Sería deseable también que en la academia y en las universidades comiencen a incluir más autoras en los programas de las materias, y más estudios de artistas mujeres. Lo mismo cabe en la difusión y en el mercado.

Si bien el Paro es internacional, la región latinoamericana está cumpliendo un rol fundamental en el avance del movimiento feminista de los últimos años. ¿Qué rol cumplen o podrían en él las mujeres artistas latinoamericanas?

En el campo del arte las mujeres artistas llevamos décadas de desventajas, y esta discriminación y borramiento puede verse en todo Latinoamérica. El rol que debemos cumplir como artistas feministas latinoamericanas es de construir una red que funcione como fuerza creativa y militante, no sólo para intercambiar y darnos a conocer nombres y obras hasta el momento desconocidas por nosotras mismas, sino también para establecer un piso que comprometa a las instituciones públicas y privadas de la cultura para que esta situación empiece a cambiar.  Es asombroso el momento cuando comenzamos a encontrar puntos de fuga en común con el resto de Latinoamérica, y ese momento de develamiento nos abruma pero también nos conecta con otras artistas de esta generación y las pasadas, y eso constituye un modo de hacer artístico ligado al placer y al empoderamiento.

 

También podría gustarte