Ritmo y poesía

Por Lucía Cholakian Herrera

Una joven poeta viaja en el tren y toma notas en una libreta. Está escribiendo, tal vez, el próximo primer premio de un slam de poesía, o el próximo video con más vistas en youtube por su entorno artístico. En el mismo vagón hay una rapera que sobre el ritmo de la música en sus auriculares improvisa susurrando un freestyle que podría llevarla a ser la próxima ganadora de una copa en alguna batalla de gallos. En un mismo vagón, dos hijas de la misma matriz viajan hacia lugares diferentes que dialogan entre sí: el rap y la poesía

De acuerdo a sus organizadores, Rolando Curten y Pierre Froidevaux, la propuesta de “PAR: Rap y Poesía”, el evento que realizarán el lunes 30 de abril en el Club Cultural Matienzo, es “sugerir una unión entre ambos mundos, con el objetivo de promover la mayor cantidad de expresiones poéticas posibles”. Dos lenguajes que conviven en una ciudad que realmente no duerme y se hacen, a la vez, de espacios y dinámicas propias que se adaptan a los rituales de los géneros; se cruzan y conversan en un mismo escenario. Pero, ¿qué los diferencia? ¿qué los hermana? Según Curten, “los muros más altos no son entre poetas y raperos, sino entre la gente y el lenguaje. Estamos acostumbrados a consumir todo el día información y discursos, pero no a producirlos. Lo común entre el rap y la poesía oral es que son formas de democratizar la capacidad de producir texto, de tener voz propia”

El line-up de PAR incluye a algunas de las figuras más reconocidas en ambos circuitos. Por el lado de la poesía, recitarán Juan Francisco Moretti, Mariana Bugallo, BogadoCuman, Rita González Hesaynes, Juan Coronel y Poesia y Beats. La cuota de rap será representada por  Tink, Núcleo aka TintaSucia, Tata, Orion XL y Rayo aka Big Buda.

El lugar elegido para la confluencia no es arbitrario: el Club Cultural Matienzo funciona, desde su inicio, como un espacio de convergencia de distintas disciplinas artísticas. Ejemplo de ello son los espacios como Matienschön y las múltiples salas dedicadas a experimentación audiovisual, talleres e intervenciones. Los universos en los que se gestan la poesía y el rap pueden ser diferentes -porque la práctica en sí devela una procedencia estructural distinta, una urgencia política divergente; e incluso un acceso mayor, en el caso del rap- y su escenificación conjunta permite identificar las regularidades que unen la circulación de aquellos discursos. En el imaginario social la poesía está asociada generalmente con una práctica reflexiva, silenciosa e históricamente apropiada por la burguesía; y el rap, asociado con el encuentro en las calles y la improvisación como forma de comunicación y contenido. Sin embargo, de acuerdo a Nucleo aka TintaSucia, uno de los productores más importantes de hip hop en la región, “el rap y la poesía van de la mano desde siempre, y el encuentro es magnífico”. Y Rita González Hesaynes aporta: ”cada vez me seduce más el poema que no se sostiene solamente en el texto sino también en el decir. Que viene por  todos lados… concepto, ejecución, ritmo. En el freestyle y en la spoken word hay algunas cosas increíbles, por ahí no es lo que hago particularmente, pero me abren el oído, me dan ideas”

La cita será el lunes 30 de abril a las 20 hs en el Club Cultural Matienzo, en Pringles 1249, Villa Crespo. La entrada tiene un costo de $100 e incluye una plaqueta con material de las y los artistas invitadas/os de la noche. Será, posiblemente, la primera de muchas. Porque como asegura Rolando Curten, poeta mentor y ejecutor de la velada, “el poeta y el rapero son vecinos que ahora se están dando cuenta de que viven en la misma cuadra, y quieren salir a jugar”

No hay texto alternativo automático disponible.

También podría gustarte