Artistas y comunicadores nicaragüenses reclaman por la paz y la libertad de expresión

Mangua 3 de Mayo 2018. Planton en la entrada de la UCA por el Dia Internacional de la Libertad de Prensa .Foto Uriel Molina/LA PRENSA

Artistas nicaragüenses: “Ni un verso atrás”

Un grupo de aproximadamente 50 artistas organizados se pronunciaron para condenar la violencia y la represión vivida en los últimos días por los/as estudiantes y ciudadanía nicaragüense durante manifestaciones en todo el país.

El comunicado, firmado por Movimiento de Artistas Autoconvocados, también hace un llamado a toda la comunidad de artistas de Nicaragua a producir arte y eventos culturales en coordinación con los demás grupos de autoconvocados, con el fin de extender el apoyo a los/as estudiantes y honrar la memoria de los más de 36 ciudadanos que murieron a causa de la violencia y represión en los últimos días.

Esta acción promete una ola de creación artística y ha dado esperanza a los y las jóvenes que han participado en las manifestaciones, quienes denunciaron a través de redes sociales el silencio de los y las artistas nicaragüenses en relación a la crisis que atraviesa el país. Después de este silencio crítico, el gremio artístico nicaragüense se ha pronunciado categóricamente: Ni un verso atrás.

El rapero nicaragüense Erick Nicoyas González, conocido en la escena del rap como “El Ckrio”, fue uno de los primeros artistas en sumarse a las demandas de los/as estudiantes nicaragüenses, lanzando la canción “Plomo”, que en su estribillo hace referencia la histórica frase revolucionaria Patria Libre o Morir, pero le da un giro convirtiéndola en “patria libre y es que así somos”. En el canción El Ckrio critica el discurso gubernamental y expresa su respaldo al movimiento estudiantil.

Bruno Cortina, músico independiente y ex integrante de Nemi Pipali, también lanzó una canción. Esta lleva por nombre No vamos a detenernos:

Ya no van a reprimirnos

No nos vamos a callar

Ya no van a detenernos

Somos uno contra la opresión

Según Bruno, el detonante para escribir y grabar esta canción fue la necesidad de liberar “esa presión que sentía como artista por querer pronunciar mi postura abiertamente, aprovechar y hacer una denuncia directa por la acumulación de abusos y riquezas del “buen” gobierno Ortega-Murillo en contra el pueblo nicaragüense desde hace casi 12 años”.

Para él, la principal misión de un artista en una situación como esta es honrar a los estudiantes que dieron su vida luchando por nuestros derechos y libertad de expresión, y levantar la moral y el espíritu del pueblo para mantener las fuerzas altas y no detenernos ante los abusos. “A través de la música y el arte vamos sumando fuerzas, de esta manera el Movimiento de Artistas Autoconvocados va a facilitar la construcción de la bases donde cada rama del arte (música, literatura, poesía, pintura, danza, teatro etc) proponga sus comunicados y propuestas, así promoviendo el cambio que urgentemente necesitamos todas/os las/os nicaragüenses”.

Otras artistas que se han sumado a la ola de creación que ha acompañado #SOSNicaragua han sido Ceshia Ubau y Clara Grün. Acompañadas solamente por sus pianos, ambas grabaron canciones improvisadas que compartieron en las redes sociales. La canción de Ceshia, “Una vela”, es un solemne homenaje a las víctimas mortales, con el fin de acompañar a sus familias y toda la comunidad en este proceso de duelo: “Me movió saber que hay muchos jóvenes universitarios como yo, de mi edad, incluso más jóvenes que han asesinados”, expresa. Por su parte, la canción de Clara se trata de una carta a Nicaragua:

Te quiero libre 
Con el corazón despierto 
El puño alzado 
Y los ojos bien abiertos 
Te quiero libre 
Con la bandera al viento
Defendiendo
en voz alta tus derechos

No nos van a callar 
Ni un paso atrás 
No nos pueden parar 
Ni un paso atrás

Te quiero libre 
Del colono y su fuego
De este gobierno 
Y su política del miedo 
Que con violencia, 
Corrupción y flagelo 
Sin conciencia 
matan a su propio pueblo

No nos van a callar 
Ni un paso atrás
No nos pueden parar
Ni un paso atrás

Nicaragua, te quiero libre

Mario Ruiz, integrante de Garcín y de Milly Majuc, condenó la conducta hostil del Gobierno de Nicaragua hacia el pueblo a través de un video en el que interpretó una versión acústica de la canción “Harakiri”. Terminó el video diciendo: “Nos vemos en la calle”.

“El arte es una herramienta vital para los cambios sociales e invito a todos los artistas nacionales a pronunciarse y a reunirnos entre nosotros a platicar sobre todo lo que acontece nuestra historia actual, de misma forma organizarnos y autoconvocarnos ante la injusticia y violación para gestionar junto a los otros sectores de nuestra sociedad, un proceso de transición gubernamental donde se restablezca el relevo generacional, podamos mejorar el ecosistema musical nacional y el futuro general de nuestro país”, expresa uno de los miembros del Movimiento de Artistas Autoconvocados.

Desde Managua Furiosa, esperamos que cada vez sean más los y las artistas que desde sus disciplinas alcen sus voces y afiancen su compromiso con la lucha por los derechos humanos que actualmente libran la juventud de Nicaragua.


Artistas visuales también se han manifestado a través de ilustraciones y dibujos que podés ver aquí. Si conocés más piezas de arte relacionadas a #SOSNicaragua, enviánoslas a [email protected]

Publicado en Managua Furiosa

Ciudadanos autoconvocados y periodistas realizan plantón por la libertad de expresión

Miembros del Movimiento Autoconvocados, sociedad civil y periodistas independientes participan este jueves en un plantón en la entrada principal de la Universidad Centroamérica (UCA), en conmemoración del día internacional de la libertad de expresión.

La actividad  surgió por iniciativa de estudiantes de la Facultad de Comunicación Social de la UCA y otras universidades, periodistas independientes y ciudadanos que demandaron al Gobierno que cese la represión a los medios independientes, acceso a la información e instituciones públicas las cual se han cerrado en su totalidad.

Como símbolo a la represión que es sometida los medios que no son oficialista, los participantes colocaron carteles  con mensaje que exigen el respeto a la libertad de expresión.

Iskra Malespín, estudiante de comunicación social y miembro de los Autoconvocados, dijo que es tiempo que se respete el derecho a informar, sin ser objeto de represión. “Esto es un homenaje a los colegas que han caído y los que han sido víctima de la represión que se ejerce a los medios y periodistas independientes”.

Por su parte Silvio Sirias, comunicador social y docente de la UCA dijo que es el momento que se haga valer los derechos que tienen de informar sin ser objetos de amenazas, “Desde 2007 que (Daniel) Ortega asumió el poder la libertad de expresión se ha ido reduciendo, han censurado los medios de comunicación, creo que desde la dictadura pasado se había vivido con la dictadura Somocista pero también lo vivimos en los ochentas con el Gobierno Sandinista y pensábamos que no lo volveríamos no fue así”, dijo Sirias cuando participaba en el plantón.

Francisca Ramírez se une a plantón por libertad de expresión

La líder del movimiento campesino anticanal, Francisca Ramírez, se unió al plantón. “Hemos estado en las calles y no vamos a descansar”, aseguró la dirigente, refiriéndose a las manifestaciones que se desarrollan en diferentes puntos del país.

Ramírez exigió la presencia de una comisión internacional en el país para que “investigue los crímenes”, que han dejado unas 41 personas muertas por la represión a manos de la Policía Nacional y las turbas orteguistas.

Los estudiantes advirtieron que al mediodía de este viernes realizarán un plantón frente al Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), para demandar un paro nacional.

En esta concentración, donde participan jóvenes en su mayoría, se realizaron presentaciones de músicos nacionales, declamación de poemas y lectura de pronunciamientos.

El plantón se extendió a la calle principal de la UCA, donde los vehículos eran retenidos por un minuto mientras los manifestantes exclamaban “Daniel y Somoza, son la misma cosa”, “pueblo, únete”, entre otras consignas que eran acompañadas con música de los guaraguaos.

El tiempo pasó y los conductores de vehículos que pasaban por la zona se unían a la manifestación sonando las bocinas de sus vehículos, pero entre tantos conductores, uno de ellos decidió detenerse y junto a sus acompañantes se sumaron por unos minutos a la concentración que de manera pacífica se realizó.

Por un momentos los presentes guardaron un minuto de silencio por los caídos en el ejercicio de la profesión de periodista y por los caídos, heridos y detenidos en los enfrentamientos que ocurrieron a lo largo de las semanas pasadas.

Los jóvenes en su mayoría advirtieron que  mantendrán su posición en demanda de la democracia, “Queremos a una Nicaragua libre, la libertad es democracia”, gritaban los jóvenes.

Publicado en La Prensa

Norma Helena Gadea dijo entre lágrimas que “Nicaragua necesita paz, ya basta de tanto dolor, ese es mi clamor, ya es suficiente”.
Gadea lamentó no poder asistir por sus condiciones de salud a las protestas organizadas por los jóvenes autoconvocados, habló sobre sus sentimientos ante la situación que atraviesa el país, la postura que ha tomado como artista y ciudadana nicaragüense, asimismo opinó sobre las garantías que deben establecerse para la realización de un diálogo nacional.En redes sociales reaccionó sobre el uso del tema “Pajarita de la paz” en un acto gubernamental ¿qué la motivó a comentar al respecto?

Jamás he protestado porque pongan mi canción, o esta canción, o la otra canción, porque así es la realidad, aquí nadie le paga los derechos de autor a nadie. El año pasado que estuve en cuidados intensivos para el 19 de julio me contaron que la pusieron (“Pajarita de la paz”) en la plaza y si la pusieron, pues la pusieron, pero cuando yo estoy en mi cuarto, sentada en mi silla de ruedas, impotente viendo una manifestación donde se habló de todo menos del dolor de esta gente, veo gente bailando, gente alegre y me pregunto ¿qué es esto? ¿es otra realidad la que estaba viviendo esa gente en esa tarima? un minuto de silencio ¿para quiénes?, ¿y las madres? ¿y los chavalos que se murieron?

Fue una manifestación donde se habló de todo menos del dolor de esta gente por lo que inmediatamente reaccioné. Quisiera estar en la Upoli, quisiera estar apoyando en la UCA, quisiera haber ido a la UNI, yo he sido valiente, he sido una mujer guerrera y me he metido donde estaba la guerra, yo no le tengo miedo a nada, pero no puedo esa es mi impotencia y de pronto la única canción que siento que está viva, porque mientras exista la guerra va a haber un deseo de paz, simplemente la guerra no es la ausencia de las balas, la guerra se hace de distintas maneras y si además te tiran balazos de verdad, la lucha por la paz está ahí y lo que estaba sucediendo no era un grito por la paz, me siento comprometida con las causas de mi pueblo. Soy una mujer, soy humana, pero soy honesta y aprendí algo muy fuerte de mi familia, aprendí a ser digna, honesta y trasparente.

¿Qué papel juega la música en situaciones como esta?

La música levanta y acompaña, es el medio más directo para comunicarse con Dios, y si te comunicás con Dios a través de esta cómo no va a llegarle al ser humano, yo creo que es un vínculo poderosísimo de acompañar y levantar la fuerza y la moral que sana heridas, que consuela y, sobretodo, cuando toca la realidad de tu dolor la música es un bálsamo y así como es un bálsamo te puede hacer resurgir de tu espíritu para seguir luchando. Como Carlos Mejía dijo: “yo no puedo pasar indiferente ante el dolor de tanta gente, yo no puedo callar, yo canto la realidad” y hago mías esas pablaras.

¿Cómo se ha organizado el gremio artístico respecto a la lucha reciente?

Creo que estamos unidos, creo que los sentimientos de los artistas nicaragüenses están unidos en este dolor que está pasando Nicaragua, que es un dolor brutal. Puede ser que el relevo generacional de artistas tenga más presencia, más beligerancia en la calle, pero todos estamos involucrados en esto porque somos nacidos dentro de un espíritu muy particular.

Cuando éramos jóvenes fuimos igual que ellos, arrojados y luchadores, por lo tanto, nosotros somos hijos de una generación de lucha y de absoluto y profundo dolor. Personalmente, el miedo que yo tenía era acostumbrarme a la muerte y me di cuenta que no, todavía somos sensibles ante eso, sensibles al dolor, sensibles a la muerte y pues no nos podemos quedar callados.

¿Qué opina sobre el papel que han jugado los jóvenes en el país?

Siempre la juventud es la que está adelante, siento orgullo por ellos, siento vergüenza también de que tengan que ser los jóvenes los que se vayan a inmolar.

“Quisiera estar en la Upoli, quisiera estar apoyando en la UCA, quisiera haber ido a la UNI, yo he sido valiente, he sido una mujer guerrera y me he metido donde estaba la guerra…”Norma Helena Gadea

Cuando los vi intentar llegar a la Asamblea y que tenían un cordón de antimotines, una muchacha le puso la bandera a otra criatura que estaba ahí pétrea, que ni siquiera parpadeaba, me dio pesar por ellos (antimotines) porque son jóvenes, ellos están recibiendo órdenes, eran niños y me gustó tanto ver cómo los tapaban con la bandera, nuestros jóvenes lo hacían como diciéndoles: “si somos hermanos, si somos los mismos”, ellos (los antimotines) ahí de pie sin parpadear, a uno medio le vi una sonrisa, ese muchacho está ahí con dolor también, nos estamos matando entre nosotros.

Muchos artistas han sido amenazado a través de redes sociales, ¿están temiendo por sus vidas?

Tocar a un artista de este pueblo es tocar un avispero, o a un sacerdote o un periodista. A mí me han dicho insultos horribles a niveles de odio y ¿quién puede decir algo así? solo una persona que no tiene ningún nivel cultural y son los mismos que andan haciendo las fechorías y barbaridades.

Como ciudadana nicaragüense, ¿qué piensa respecto al diálogo?

Como ciudadana yo tendría que mirar más transparencia y ver que los garantes de mis intereses estén ahí porque si no sería como dice el dicho “un pleito de león suelto con burro amarrado” nosotros no podemos vivir así, debemos vivir en igualdad de condiciones, por eso hay que deponer el orgullo, deponer ese talante que te da el poder, deponer el “yo soy el rey y la reina”, hay que deponer posiciones de soberbia y ambición para un diálogo con transparencia. Nicaragua necesita paz, ya basta de tanto dolor, ese es mi clamor, ya es suficiente.

Publicado en DiarioMetro

 

También podría gustarte