Bolivia: Voces por la igualdad

La música autóctona de la reconocida cantante Luzmila Carpio y el metal industrial del grupo boliviano Alcohólika L.C. se unen en una peculiar canción en quechua que aborda la temática de los derechos de las mujeres.

La canción Warmikuna yupay chasqapuni kasunchik (Mujer, tenemos que ser respetadas, en quechua) une la dulce voz de Luzmila y los ritmos propios del norte de Potosí junto con las guitarras y los sonidos guturales del metal para romper todos los esquemas.

“La unión de estos dos géneros, que podrían ser opuestos, se ha realizado porque existe algo que los une y eso hemos hecho con esta canción: hilar los dos géneros”, dijo a EFE el vocalista de Alcohólika L.C., Viko Paredes.

Para el vocalista, este tema es una “propuesta audaz” que ha despertado el interés del público dentro y fuera de Bolivia, por la fuerza de la combinación y la “mística” que brinda el aporte de los dos géneros.

Además de la interesante combinación de géneros musicales, también ha llamado la atención de los fanáticos la letra, que habla en favor de los derechos de las mujeres y la equidad de género.

“Las mujeres queremos ser tomadas en cuenta en las ciudades, pueblos, donde estemos; mujeres, hombres, en igualdad debemos progresar e ir adelante siempre juntos”, expresa una parte de la letra de la canción, cantada enteramente en quechua.

“Hablamos de que hombres y mujeres debemos ir juntos para lograr nuestros objetivos y vivir en armonía”, expresó Paredes.

El tema le pertenece a Luzmila Carpio, quien también fue embajadora de Bolivia en Francia de 2006 a 2011, y la musicalización es el aporte de la banda de metal.

Publicado en Cambio


Alcoholika L.C. estrena sencillo producido con Luzmila Carpio

Por Manuel Filomeno

La banda de rock Alcoholika L.C. se prepara para lanzar el videoclip de la canción Warmikuna Yupay  Chasqapuni Kasunchik, la cual fue producida e interpretada  junto a la reconocida cantante autóctona Luzmila Carpio. El video será presentado el martes 22 a las 21:00 en la Cinemateca Boliviana.

“Desde hace tres años estábamos pensando en trabajar con Luzmila, lo que finalmente se concretó para las grabaciones de nuestro último disco que fue lanzado el año pasado. Ahora vamos a estrenar el video de la canción para su promoción”, explicó el líder de Alcoholika L.C., Viko Paredes.

De acuerdo con Paredes, la idea de grabar con la reconocida cantante fue una iniciativa suya, pero   fue cambiando según avanzaron las conversaciones con Carpio. Asimismo, anunció que existe otra colaboración entre los músicos, la cual verá la luz en un disco de la cantante.

“En primera instancia, lo que buscábamos era trabajar  sobre una canción inédita  al estilo de Alcoholika, pero posteriormente apareció esta otra canción que es de Luzmila y quedamos al final en hacer dos canciones, una que esté en el disco de Luzmila que es una canción inédita, y otra que está en nuestro disco y que es una versión de una canción previamente grabada por ella”.

De acuerdo con el líder de Alcoholika L.C. la idea de incluir la canción en su disco Delithium  fue fusionar dos géneros completamente diferentes y crear una fusión de estilos.

“Ahí está la magia de poder producir y de que se encuentren los dos géneros que muchos pueden considerar opuestos. Primero, como músico tengo mucho respeto y admiración por Luzmila por todo lo que ha hecho en la música llevando en alto el nombre de Bolivia. Entonces yo veía como interesante poner la musicalización a alguna de las canciones de Luzmila, sin salirnos del marco musical que ella maneja, pero cuando se dio esto, Luzmila me dijo que lo que ella buscaba era  la musicalización que hace Alcoholika. Entonces decidimos  darle el sonido de la banda a la hermosa  canción de Luzmila y así es como nace la fusión de los dos géneros”.

La canción Warmikuna Yupay  Chasqapuni Kasunchik  (Mujer, tenemos que ser respetadas)   fue grabada por Carpio originalmente el año 1990. “Habla sobre  derechos  y cómo el hombre y la mujer deben   salir adelante para alcanzar sus objetivos y metas”, indica Paredes.

Una banda que se mantiene

Según Paredes, el sonido de Alcoholika puede clasificarse como  metal,  pero con  toques de  industrial,  electrónica, música autóctonos del altiplano boliviano y  elementos góticos aplicados a los paisajes dramáticos, tenebrosos, a las texturas de suspenso o de terror.

“Eso es lo que nos hace sobrevivir,  son las canciones que produjimos  en los primeros discos y que se han convertido de alguna manera en clásicos. Si bien hoy en día participamos en festivales donde hay por lo menos un 60% o 70% de bandas nuevas, creo que lo que nos mantiene  activos son las canciones antiguas”.

Sin embargo, el vocalista explicó que  Alcoholika L.C. ahora busca ofrecer algo nuevo a sus fans y llegar a nuevos públicos fuera del ámbito del metal y que este fenómeno también se de manera inversa con los seguidores de Luzmila Carpio.

“Claramente la propuesta que hacemos con Luzmila es justamente  para abrirnos hacia un público que tal ves no esta acostumbrado a oír a Alcoholika pero si a Luzmila y que cuando escuchen la canción con ella que digan les guste. Y lo mismo pasa con ella, que si bien tiene un público diferente,  va a tener una muy buena oportunidad de que quienes nos escuchan se abran  y conozcan su música. De esto se trata esta colaboración  y demuestra que no existen límites cuando uno hace arte”.

Publicado en PáginaSiete
También podría gustarte