Cine del mundo en Cosquín

Por Daniel Cholakian – Nodal Cultura

Cosquín es una pequeña ciudad ubicada en las sierras de la provincia de Córdoba, en el centro geográfico de Argentina. Es la sede del más tradicional festival de música folklórica del país y se la conoce fundamentalmente por ese encuentro, que se realiza cada año durante el mes de enero.

Hace ya 8 años, Cosquín tiene también uno de los más interesantes festivales de cine de Argentina. Al comenzar cada mes de mayo, el Festival Internacional de Cine de Cosquín (FICIC) se instala como una referencia en el marco de la cultura coscoína y cordobesa.

La programación del FICIC es sin dudas una de las más interesantes que pueden encontrarse en un encuentro de este tipo, considerando la diversidad y la cantidad de funciones que presenta. Casi sin recursos económicos, el Festival de Cine de Cosquín logra presentar una programación internacional novedosa y articulada estética y temáticamente. Las películas elegidas dialogan entre sí, de modo que circulan ideas por el espacio que siempre configura una muestra de cine. La clave está en el trabajo de todo el equipo de producción, y el talento y reconocimiento internacional del que goza su director artístico, Roger Koza.

Una ciudad con espíritu festivalero

“Cosquín es una ciudad cultural, podríamos decir, por naturaleza. La naturaleza hace décadas le permitió ser el punto de encuentro de intelectuales de nuestro país. Llegaban a las sierras del valle de Punilla para sanar, entre otros, sus problemas respiratorios. Las expresiones diversas del arte convivían en las calles del pueblo, hoy ciudad. Así se gestó el festival más importante de folklore, convirtiéndose en un atractivo para el turismo. La ciudad quería dejar de solo ser un lugar de recuperación. Allí es que el espíritu festivalero tiene su origen, y no solo fue en el folklore sino también con el cine. Una de las primeras proyecciones en el pueblo fueron a través de proyector de los hermanos Nogués, que recorrían los barrios proyectando películas” explica Carla Briasco, directora general del Festival.

El Festival invita a los habitantes de un pueblo calmo surcado por el río a poder ver un cine que no aparecerá jamás en las salas comerciales de la ciudad. Con una propuesta estética que se propone recorrer lo más nuevo y revisar obras con el tiempo suficiente para el diálogo entre los creadores y el público, el FICIC reconstruye lazos del cine ylos públicos más diversos.

Una de las notas particulares del Festival es que Carla Briascoy su familia reciben a los invitados en su casa. Literalmente. Ellos convidan un almuerzo con comida típica preparada por su madre, Mari. He aquí seguramente una de las claves para entender esta genial paradoja coscoína, donde vanguardia estética y sala llena son cosas de todos los días.

Mucho cine para ver

Sin dudas dos películas brasileras se destacan en la programación oficial del largometrajes, la principal sección competitiva del FICIC. Baronesa, de Juliana Antunes y Era uma Vez Brasilia de Adirley Queirós. A decir de Roger Koza “En la única cinematografía que se puede observar un tenue pero homogéneo deseo de filmar situaciones sociales que puedan ser leídas como centralmente políticas es en el cine brasileño independiente. En el festival tenemos al autor más importante de esa filmografía en la actualidad: Adirley Queriós. Érase una vez Brasilia es el intento de intevenir y fisurar la trama de discursos que sustenta la disfuncionalidad de la democracia brasileña, apelando a una ciencia ficción períferica. Queirós imagina viajeros intergalácticos del futuro que llegan al Brasil actual y descubre que rige un Estado policíaco. Lo que es evidente se enrarece y por eso mismo resplandece una verdad de lo real que solamente la ficción puede enunciar. En ese lúdico universo representacional, el presente habla de otro modo. Esta suerte de ficción especulativa se puede rastrear en varios títulos recientes de ese país”.

Además de las tradicionales secciones competitivas, largos, cortos y cortometrajes de escuela, el FICIC propone dos retrospectivas y dos focos. La realizadora Ana Poliak, ganadora del BAFICI en 2004, y el joven y prolífico Martín Farina tendrán un recorrido exhaustivo de su obra en Cosquín. De Farina se presentará su última obra, la muy interesante “Mujer nómade” sobre la filósofa Esther Díaz, quien estará presente en el Festival para dialogar sobre Filosofía y cine.

En el Festival se presentará también la “Trilogía del lago helado” del realizador Gustavo Fontán. La misma está conformada por las películas Sol en un patio vacío, Lluvias y El estanque. Fontán presentará además el libro “Diarios de la trilogía del lago helado”, editado por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata.

“FICIC también dinamiza la actividad turística, económica y social”

Nodal Cultura dialogó con Carla Briasco a propósito de la relación de los habitantes de Cosquín con el Festival y con el cine y de las dificultades que supone realizar un evento como este en tiempos en los cuales el gobierno argentino decidió aplicar un ajuste fiscal que impacta muy fuertemente en la cultura del país y especialmente en las provincias.

Resultado de imagen para carla briasco ficic¿Qué impacto tiene el FICIC en la vida cultural de Cosquín?
FICIC ha logrado incorporarse a la vida cultural de la ciudad, la comunidad en cada edición participa cada vez más, encuentran por los días del festival los momentos de compartir la experiencia colectiva de ver películas, ya no hay cines en la ciudad y funciona durante el año el Cineclub de Boca en Boca. FICIC genera para la ciudad no solo desde el aspecto cultural un aporte, sino que también dinamiza la actividad turística, económica y social

Córdoba es una provincia con una vida cultural importante. ¿Cómo ves la situación de la cultura en la provincia y en particular del cine cordobés, que en los últimos años ha consolidado su crecimiento y su identidad estética?
Hacia mediados del año pasado, la Provincia aprobó e implementó la Ley Audiovisual de Córdoba,  generando el Polo Audiovisual. Esto permite la creación, desarrollo y  el fomento de la industria audiovisual. Es un paso muy positivo ya que está demostrado el talento de las producciones independientes cordobesas, las que hace varios años son reconocidas en el mundo y en nuestro país. 

Por los recortes en los apoyos del Estado a la actividad cultural, los festivales de cine en Argentina están viviendo un momento difícil, marcado por achiques y cancelaciones ¿cómo se sostiene un festival con el nivel que viene mostrando el FICCIC desde hace años?
Es un trabajo enorme. Los festivales de cine se desarrollan bajo diferentes estructuras, pero el cine y las pantallas es lo que motiva a los gestores culturales independientes a sostener estos espacios. Nosotros acercamos las películas a los espectadores, ya que en las provincias hay ciudades y pueblos que no tienen cine. Es bajo el armado de un festival que se logra mostrar las historias por contar, de realizadores que de otra manera no llegarían al público. La presencia del estado es fundamental, sobre todo a nivel nacional, ya que el cine tiene un presupuesto propio para la producción y el fomento. Necesitamos que los espectadores conozcan esta producción. Necesitamos que nos ayuden participando en los festivales en las salas, para demostrar los valiosos resultados que se logran con las políticas públicas de apoyo al cine.
En nuestro caso particular, buscamos el apoyo del estado en todas sus instancias, nacional , provincial y municipal, porque creemos en el rol de un estado presente que acompañe. También trabajamos la producción a través de aportes, de nuestra productora y el apoyo de sponsors de la industria y locales, que en cada edición se suman valorando nuestra propuesta.
A nivel nacional formamos parte de RAFMA la Rede Argentina de Festivales Y Muestras Audiovisuales que trabaja para entre otras cosas proteger y defender nuestras pantallas. #DefiendoCineArgentino

Programación Completa

El festival recibió durante la convocatoria 867 películas que llegaron desde Argentina y otros 33 países para participar de la Competencia Oficial Internacional de Largometrajes, Cortometrajes y Cortos de Escuela.

Forman parte de la programación más de 60 películas de Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, España, Francia, Portugal, Reino Unido y Argentina.

El festival tendrá su apertura el miércoles 2 de mayo a las 20 horas con la proyección de la película: Malambo, el hombre bueno de Santiago Loza (Argentina)

Competencia Oficial de Largometrajes
Baronesa – Dir. Juliana Antunes / Brasil
Buenos Aires al Pacífico – Dir. Mariano Donoso Makowski / Argentina
Córdoba, sinfonía urbana – Dir. Polo Obligado, Daniela Goldes, Antonio Moro, Natalia Comello, Manuel Torrado, Martín Álvarez, Micaela Conti, Germán Scelso / Argentina
Drift – Dir. Helena Wittmann / Alemania (Premiere argentina)
El silencio es un cuerpo que cae – Dir. Agustina Comedi / Argentina
Entzungor – Dir. Ander Parody Garai / España (Premiere latinoamericana)
Era uma Vez Brasilia – Dir. Adirley Queirós / Brasil
Las Vegas – Dir. Juan Villegas / Argentina
The Impossible Picture – Dir. Sandra Wollner / Alemania – Austria 

Categoría Oficial de Cortometrajes
Altas Cidades de Ossadas – Dir. João Salaviza / Portugal
Doce clavos – Dir. Paula Hernández / Argentina
El árbol que vio la revolución – Dir. Marcos Rodríguez / Argentina (Premiere mundial)
Entre dos aguas – Dir. Matías Luchessi / Argentina
Farpões, Baldios – Dir. Marta Mateus / Portugal
Fragmentos desde el exilio – Dir. Pablo Martín Weber / Argentina (Premiere mundial)
Fogos –Dir. Marcos Pérez, Martin Pawley / España (Premiere latinoamericana)
La bouche – Dir. Camilo Restrepo / Francia
Las expansiones – Dir. Manuel Ferrari / Argentina
Las fuerzas – Dir. Paola Buontempo / Argentina (Premiere latinoamericana)
Las hormigas – Dir. Mariana Wainstein / Argentina
MLA – Dir. Paulo Pécora / Argentina
The Flying Proletarian – Dir. Phillipp Warnell / Reino Unido (Premiere latinoamericana)
The Remembered Film – Dir. Isabelle Tollenaere / Bélgica (Premiere latinoamericana)
Y ahora elogiemos las películas – Dir Nicolás Zukerfeld / Argentina

Competencia Cortometrajes de Escuelas de Cine
¿Cómo pronunciar Mikhail? – Dir. Dante de Luca / FUC
Entre banderas y globos – Dir. Federico Rodríguez Seveso / ENERC
Los hombres del redil – Dir. Lucas Rosta / Escuela Regional de Cuyo
¿Para qué Dios si tenemos padre? – Dir. Cecilia Paviolo / FADU-UBA
Perro negro – Dir. Tomás Faiman / FADU-UBA
Rimanais – Dir. Pablo Rossi – Universidad Nacional de Tucumán
Salir – Dir. Lautaro Sostillo, Matías González / FADU-UBA
Teteras – Dir. Nacho de Paoli, Dora Schoj / FADU-UBA

Retrospectica Ana Poliak

Largometrajes:
¡Que vivan los crotos! (1990)
La fe del volcán (2001)
Parapalos (2004)
Cortometrajes:
El eco (1984)
Suco de sábado (1989)

Retrospectiva Martín Farina

Largometrajes:
El hombre de paso piedra (2015)
Fulboy (2015)
Taekwondo (2016)
El profes1on4l (2016)
Cuentos de chacales (2017)
Mujer nómade (2018)
Cortometraje:
El liberado (2018)

Proyecciones especial de cine argentino en 35 mm.
Amorina – Hugo del Carril (1961)
Nunca abras esa puerta – Carlos Christensen (1952)
Pajarito Gómez – Rodolfo Kuhn (1965)

Toda la información del Festival se encuentra disponible en:  www.ficic.com.ar / Venta de entradas:  https://ficic.boleteria.online/
Entrada General: $80 / Entrada con Descuento Estudiantes y Jubilados: $50

 

También podría gustarte