Arte frente al dolor en Nicaragua

El arte que ha nacido para expresar el dolor y denunciar los crímenes en Nicaragua

Por Arnulfo Aguero

Impactados por la violencia y crímenes acontecidos desde que iniciaron las protestas en Nicaragua el pasado 18 de abril, artistas han expresado su denuncia y dolor, a través de pinturas, esculturas, dibujos, grafitis y fotografías, la mayoría publicadas en las redes sociales, algunas firmadas, otras no.

Escultura como tributo al niño Álvaro Conrado

 

Busto de Alvaro Conrado realizado por Helmuth Bustos Haldebarant. Imagen tomada de su Facebook

Busto de Álvaro Conrado realizado por Helmuth Bustos Haldebarant. Imagen tomada de su Facebook.

Una de las recientes obras es una escultura realizada por el joven Helmuth Bustos Haldebarant. Este es un busto del niño Álvaro Conrado (15 años) asesinado con una bala de plomo cuando llevaba, a escondidas, agua a los universitarios que recogían víveres en la Catedral.

Al pie de su imagen publicada por Bustos Haldebarant en su Facebook dice: “No hay amor más grande que aquel que da la vida por sus amigos (Juan 15: 13).  Entrego este tributo póstumo al pueblo de Nicaragua, este hermosa criaturita fue la máxima expresión de amor al prójimo. Recibió un bien con un mal. Dios ya tiene en su trono a un ángel mas”.

Sobre el rostro de este niño mártir se han reproducido otras imágenes, una de ellas lleva la palabra de dolor y angustia: “Me duele respirar”.

Junior, el niño de Masaya

Pintura expresionista realizada por el joven Essier García. Imagen publicada en su Facebook

Entre los nicaragüenses asesinados por la salvaje represión orteguista está Junior Gaitán, un niño “rebelde” que llegaba a Monimbó para ayudar en las barricadas. Sus últimas palabras fueron súplicas a un oficial de la Policía para que no lo matara a sus 15 años.

La imagen el joven pintor Essier García, ha impactado en las redes, por ser un relato visual que habla por si solo sobre la muerte de Junior.

Homenaje a las madres dolorosas

Impactante y simbólica imagen de una madre abrazando a su hijo sangrante ha circulado en las redes sociales.

Por su lado el artista Henry Aguilar recién terminó su pintura titulada El Cristo de Mayo, esta es una pieza trabajada con espátula de más un metro en homenaje a las madres y recuerda “la masacre como señal de protesta”, explica el artista.

Asimismo, circulan en las redes sociales otras gráficas, sobre pinturas de madres dolorosas, o sobre composiciones que denuncian la violencia y crisis que se vive en el país.

El graffiti del mapa de Nicaragua y algunas consignas  son reproducidos en los cuerpos de los manifestantes. Foto Jader Flores/ LA PRENSA

No faltan imágenes de rostros pintados y arte de grafiti con impresiones con spray, con los colores patrios, el azul y blanco, con lemas como “Florecerá Nicaragua”, y también pintaron en azul y blanco la silueta de Nicaragua, como un símbolo de “amor a las madres”.

Estas expresiones artísticas retratan escenas de la situación dramática, muerte, dolor y caos que vive el país en su lucha por la justicia, la paz y la democracia.

Esta pintura al óleo, del artista Mario Jarquín Escobar, se denomina “Desaparecidos” y gráfica el siniestro papel de los agentes del orden en la captura y desaparición de estudiantes de Nicaragua.

La Prensa


Zenelia Roiz pinta su serie “El grito” por dolor de madres y mártires de abril, mayo y junio

El grito, título de una serie de cuadros expresionistas del pintor noruego Edvard Munch, ahora ha recobrado otro sentido en Nicaragua: la artista Zenelia Roiz durante este estallido social que lleva más de cincuenta días ha pintado una serie de obras que retratan la muerte de jóvenes, la represión militar del Gobierno orteguista, y el interminable dolor y luto de las madres.

El impresionante y dramático grito, como imagen de desgarro y denuncia se refleja en muchos de los rostros de las pinturas expresionistas de Roiz, algunas alusivas a su autorretrato, angustiada, desesperada pero al mismo tiempo en rebeldía, pintados con trazos ligeros e intensos. Otros llevan el color azul y blanco de la Bandera Nacional, como emblema de nacionalidad, patria, libertad y paz.

Del grito de Munch al grito de Zenelia

Cuando Munch, el pintor de El grito pintó su obra escribió: “Iba por la calle con dos amigos cuando el sol se puso. De repente, el cielo se tornó rojo sangre y percibí un estremecimiento de tristeza. Un dolor desgarrador en el pecho (…) Lenguas de fuego como sangre cubrían el fiordo negro y azulado, y la ciudad. Mis amigos siguieron andando y yo me quedé allí, temblando de miedo. Y oí que un grito interminable atravesaba la naturaleza”.

Ahora Zenelia dice al referirse a su “grito” por las madres y asesinados: “Yo me siento indignada, con tantos atropellos a los derechos humanos de nuestros hermanos nicaragüenses y sobre todo me siento con el alma desgarrada ante todos los continuos asesinatos con balas dirigidas a los jóvenes, por simplemente protestar, que es un derecho constitucional”.

Luego recordó los hechos sangrientos del pasado 30 de mayo Día de las Madres: “El dolor de las madres es el dolor de todos, ya no hay marcha atrás. Esto fue una masacre”.

De esta forma artística Roiz rinde memoria a los jóvenes, asesinados en abril, mayo y en días recientes de este mes. A la fecha organismos de derechos humanos han registrado más de 120 muertos y más de mil heridos.

Las protestas continúan en todo el territorio nacional. Nicaragua grita por libertad, justicia, democracia verdadera, Estado de Derecho, y por una paz donde no ruja la voz de las armas, luto, saqueos, incertidumbre, muerte e impunidad.

LA PRENSA/Cortesía/Zenelia Roiz

 Zenelia Roiz, experimental y por la libertad de expresión

Es una conocida artista experimental de la pintura, diseño, fotografía y el vídeo. Su arte se ha expresado a través de diferentes técnicas pictóricas y de las tendencias expresionistas y pop art.

En su primera exposición de personajes del siglo XX, en el año 2000 figuraron rostros del Che Guevara, John Lennon, Charles Chaplin, Darío, Sandino, entre otros.

En 2003 esta artista expuso Ángeles del agua, arte que cuestiona el peligro de extinción de los caballitos de mar. Otra muestra fue La flor más linda de mi querer, fue en conmemoración del Día Internacional del Medioambiente.

Otra de sus últimas muestras, la llamó Inhalar, exhalar, respirar, en pintura, video, escultura, fotografía e instalación.

Sobre estas obras la artista sostiene que sus pinturas y fotos de mujeres, desde su punto de vista, “tocan el oxígeno y la libertad de vivir”.

La Prensa

También podría gustarte