Manifiesto sexopolítico

Manifiesto sexopolítico nicaragüense (por dos maricas armadas)

ELYLA //  MIRANDA — dos maricas armadas

Querido frente, sea cual seás, que estás allá arriba por encima de estos cuerpos que se resisten a ser borrados de la historia.

El 19 de julio de 1979 todos los cuerpos en revolución se reunieron en esta plaza, en un gran orgásmo  revoluciónario. Nuestras manos ensangrentadas fueron lavadas colectivamente. Se besarón las frentes sudadas. El triunfo de la revolución nos permitió enamorarnos entre todas afuera de una dictadura militar. La Revolución iba a ser nuestra oportunidad para revolcarnos libremente en nuestras camas, a como nos revolcabamos en las revueltas populares.

Esa luna de miel no nos duró mucho.

Los cuerpos con sexualidades disidentes fueron forzados a encajar en el modelo del  hombre nuevo, un gran macho guerrillero Sandinista que aplasto con su bota revolucionaria cualquier esfuerzo por incluir una revolución sexual y feminista dentro lo que se convirtió en un gran sueño del patriarcado hegemónico izquierdista, ¿no se podía ya revolucionar más su revolución compañero? ¿No había espacio para escuchar a nadie más que a los hombres de la junta directiva del frente?

En ese  entonces “habían asuntos de mayor urgencia en la patria”… se nos ha repetido por tantos años.

Hoy dos maricas que crecimos escuchando por la boca de nuestros padres sobre su hermoso  y rápidamente frustrado triunfo del 79, preguntamos al matrimonio reinante ¿cuando es urgente entonces revolucionar el actual estado de gobierno? ¿cuando? Si el heteropatriarcado hoy quema, viola, borra, olvida los cuerpos que no se adscriben a su discurso mandatorio?

Ahora en el vuelco contemporáneo del Frente Sandinista, se deja en segundo plano el rojo y negro para instalarse con socialismo piñatero, misa religiosa y populismo multicolor, usando una receta para vivir bonito entre árboles de lata con luces leds siguen forzando esa misma estructura heteropatriarcal detrás de todo ello, nos referimos esa misma norma que mantuvo en el proceso revolucionario la Casa 50, utilizada para “enderezar” a todo aquel ciudadano que pusiera en duda el proyecto revolucionario. En la cual con muchos otros disidentes y presos políticos, los cochones y lesbianas infestados por esa enfermedad que ustedes acusaban de burguesa fueron detenidos.

Querido frente, ¿quienes son los burgueses ahora? ¿De qué desviación estamos hablando?

Estas cuerpas presentes han escarbado memoria y nuestra lengua no será domada. Nos hemos salido de la marcha del 89 a marcar el santuario político para recordarle, que no estamos muertas. Estamos vivas, coleando y culiando. Ya no hay Casa 50 donde nos vayan a interrogar y sabemos que hay chipote y no tenemos miedo. No nos van a forzar salir del closet con nuestras familias porque ya lo destruimos con activismo trans cochon tortillero, tampoco van a corrernos de nuestros trabajos porque ya sabemos que a nuestras cuerpas nos mantienen en la periferia y ahí nos la rebuscamos guiadas por los espíritus de todas las locas y marimachas que cayeron en combate. Tampoco van ordenar desarticular el activismo disidente marica porque hoy hacemos un aullido sexo disidente para fracturar al frente.

En su cueva de lobos, al puerto salvador allende, al obelisco del papa, al palacio nacional, a la antigua catedral, a la casa presidencial, al parque central, venimos a vomitar recuerdos de maricas que no se fueron del país, que estamos aquí, presentes con cuerpo fluido y sexualidad radical ante su normativa revolucionaria.

Entonces, querido señor presidente Daniel Ortega y señora Vice-Presidenta Rosario Murillo, terratenientes y cuerpos-tenientes, ustedes tienen una deuda pendiente con todos nuestros cuerpos y les hablamos claro y pelado. Ustedes si se vendieron, pero a nosotras nunca nos podrán comprar. Somos la nueva Polla En Navajada. Somos Internacionalistas. Desaparecemos entre las esquinas solo para aparecer horas después bailando fabulosamente. Nuestros sueños mojados son sus pesadillas. Podemos ver más allá de sus colores chillones, y de sus pasarelas de orgullo. La revolucion nos mal-cogio. Porque ni Marx ni Lenin cogen como cogemos nosotras.

Estamos acostumbrados a los insultos. No hay nada que nos puedan decir que nos ofenda.
Nos han marcado. Nos han marginalizado. Nos han desaparecido. Nos han criminalizados. Somos la mugre. Somos lo asqueroso. Somos lo peor de la sociedad, tenemos SIDA, somos brujas satánicas endemoniadas. Nos forzaron a tomar pildoras. Nos forzaron a tomar terapia. Nos han expulsado de nuestras familias. Sobrevivimos la dictadura y sobrevivimos el neoliberalismo. Pero no somos fantasmas, porque seguimos vivas. Somos lo peor de la sociedad y lo celebramos. Queremos una magia que sea propia y cultivada. No nos satisface la práctica mística de la sobrevivencia.

Todo lo que ustedes temen sobre los homosexuales durante la revolución, se convirtió en realidad a través de sus ideologías coloniales: corrupción, pobreza, enfermedades, degrado social. La revolución fue machista. La revolución fue colonizadora. La Revolución fue una decepción.

Daniel Ortega y Rosario Murillo ustedes son traidores de la revolución. Ustedes solo regresan a lo LGBT cuando les conviene. Quiere capitalizar sobre nuestros cuerpos. Quieren ganar votos demostrando su “tolerancia”.

Si les ganamos a su propio juego, ya perdimos. No vamos a jugar su juego.

Cuerpos disidentes de Nicaragua, la revolución nos traicionó a todas y ahora el neoliberalismo nos intenta comprar. Nos contratan para componer su imagen. Nos contratan para bañar de orgullo sus desfiles. Nos contratan para bailar y sonreír.  Cada vez somos mas los maricas que se rehúsan a ser contratados para sus carnavales y verse progres y luego irle a pedir disculpas a la iglesia porque nos quieren calladas, nos quieren asimiladas y nosotras queremos a una cochona para presidente.

Recordemos el grupo de homosexuales y lesbianas libertarias que junto con internacionalista de derechos humanos marcharon en el décimo aniversario de la Revolución Sandinista en 1989. Usábamos triángulos rosadas invertidos en nuestros uniformes.  Antes ustedes nos identifican a nosotros. Nos marcaron, nos clasificaban, nos administraban, nos escondían, nos silenciaron. Ahora nosotros los identificamos a ustedes. Los denunciamos y los haremos responsables. Son sus cuerpos heterosexuales monógamos burgueses el nuevo cuerpo que serán marcados. Será su ideología la que será abolida.

Hoy se rompe el silencio, se grita y se reclama con histeria cochona por todos los cuerpos olvidados en nuestra historia revolucionaria, por los cochones, las lesbianas, las los transexuales, las travestis, los cuerpos disidentes que murieron o que sus voces fueron mutiladas por un macho opresor dominante y violento en el sueño revolucionario que un día tuvo este pueblo. Es la voz de los cuerpos disidentes de hoy por los del futuro que nos dirigimos a ustedes.

Aquí estamos como engendros medio vivos, casi abortos, estorbos para la iglesia, zozobras de un capitalismo travestido de socialismo barato, maricas revividos del pasado que el FSLN no pudo callar,  invocando como malditas brujas urbanas a la aceptada caimana y la olvidada sebastiana que guíen nuestros pasos hasta irrumpir en los sueños del matrimonio reinante, jurando ante la fuerza superior cochona juntas cantaremos como mantra repetimos.. todas juntas en el poder de la chayo devenimos…

Dame una F…  De Frente De Fuerza De Fortaleza
Dame una S… De Sexodisidente De Seguridad De Suenhos
Dame una L… De Libres Locas y Luchadoras
Dame una N… de Nuestra Negada Nicaragua.

Y cuando nos acusen de corromper a la sociedad y de destruir los morales familiares, cristianos y solidarios, diremos: Eso es exactamente lo que queremos.

xoxo
elyla / miranda