14 Festival de Cine de Gibara en Cuba

Fanáticos del manga en el Festival de Cine de Gibara

Por Rosana Rivero Ricardo

Cosplayer es uno de los 10 cortometrajes documentales que compiten en esta categoría en la XIV edición del Festival Internacional de Cine de Gibara, que se desarrolla entre el 1 y 7 de julio. Escrito y dirigido por Orlando Mora Cabrera, el material tiene como protagonistas a un grupo de otakus cubanos, apasionados del anime y el manga.
Su autor confiesa que “no tenía idea de esta práctica cultural, pero ver personas vestidas como personajes de la animación japonesa, me inquietó mucho, sobre todo, porque en los últimos años ha tenido un gran auge en Cuba. Comencé a seguirlos y surgió la idea de hacer un documental.”.
En aproximadamente 15 minutos el director resume cómo estos individuos se hacen eco de una de las subculturas más influyentes en la actualidad y encuentran en el cosplay una forma de vida. Ellos deberán evitar el rechazo y lograr que la sociedad deje de verlos como inadaptados.
“Para conformar el documental, me centré en la búsqueda de la identidad personal de estos individuos, que va más allá de la máscara y la elaboración del traje, pues en el momento de la representación ante el público, ellos asumen las personalidades y las identidades de estos personajes”, expuso Mora.
001 Documental FIC Gibara
El cortometraje es el resultado del ejercicio académico de tercer año de la Facultad de Medios Audiovisuales de la Universidad de las Artes. El realizador soñó el material como un viaje que partiera desde La Habana hasta Camagüey y Holguín, territorios donde hay una gran presencia de esta subcultura, para hallar los contrastes dentro de un mismo fenómeno.
“Dado que es un ejercicio tuvimos muchísimas limitaciones, pero intentamos hacer con lo que teníamos, la mejor película posible. Se convirtió en un documental con la estructura clásica de las entrevistas, pero sin caer en que los personajes se expliquen demasiado”, acotó.
La Casa de la Cultura de Gibara acogerá, a las cinco de la tarde del jueves 5 de julio, la proyección del que quizás sea el primer documental cubano sobre el juego de disfraces.

Ahora


HOMENAJES, PREMIOS Y COMPETENCIA EN EL CINE JIBÁ

Por FICGibara

La segunda jornada de proyecciones de FIC Gibara 2018 arrancó con el filme cubano en competencia La hoja de la caleta, de Mirta Cristina González Perera y Jorge Campanería. El largometraje cuenta la historia de Tomás y su hijo, quienes mantienen una tensa relación en un hogar carente de la figura materna. Fidencia abandonó el país y nunca más se ha sabido de ella. Pasados dos años reaparece, decidida a llevarse con ella a su hijo.

Este filme, pensado en un primer momento para la televisión, tomó su carácter cinematográfico durante la posproducción, algo que para los directores supuso un verdadero reto.

Más tarde el público pudo disfrutar de los cortometrajes de ficción La suerte del salao (Felipe Holguin Caro) y La sed humana (Gabriel Alemán Montero y Danilo Corrales París). El primero se desarrolla en un pueblo del Caribe, donde vive Pellito. Tras un sueño revelador, Antonia le regala al hombre un boleto de la rifa, que tal como ella predijo, es el ganador. Tras mucha celebración, Pellito comprobará lo que dicen: de la suerte y de la muerte nadie se salva.

La sed humana, por su parte, fue presentado por su productora, Ivette Valdés, quien agradeció en nombre de los directores y todo el equipo la oportunidad de participar en FIC Gibara. “Es un honor estar aquí. Espero disfruten el filme”, dijo Valdés a los espectadores. La historia transcurre en una ciudad en guerra, en la que tres familias luchan por sobrevivir.

Otra de las exhibiciones vespertinas fue la del largometraje La torre, de Sebastián Múnera, que ganó el pasado año en este festival el premio Humberto Solás a cine en construcción. Con guion del mismo director, el filme narra lo acontecido en la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, la cual fue víctima de un atentado terrorista en 2004 que dejó como evidencia una única imagen fotográfica. El restaurador encargado del archivo fotográfico patrimonial intenta revelar esa imagen que ha estado oculta por años en el lugar que ahora está en ruinas.

La tarde también acogió uno de los clásicos restaurados del Festival, El lado oscuro del corazón, filme de 1992 realizado por el director argentino Eliseo Subiela, a quien FIC Gibara rinde homenaje este año. Conocido ya por muchos, este largo narra los avatares de Oliverio, un poeta que en Buenos Aires busca a una mujer que sepa volar.

El compositor Osvaldo Montes, a cargo de la banda sonora del filme, se dirigió a los espectadores al final de la proyección: “Esta copia se restauró hace apenas unos meses, y esta es su primera exhibición fuera de Argentina y España. Espero que la hayan disfrutado”. Asimismo, el compositor aseguró que le encanta Gibara y su gente. Esta es su segunda visita a la Villa Blanca.

La presentación especial de la cinta estadounidense En primera plana, ganadora del premio Óscar a Mejor película en 2016, ocupó la pantalla del cine Jibá una hora después de terminado el largo de Subiela. A dicha presentación asistió su productora, Nicole Rocklin.

“Gracias por venir a ver el filme. Pasé ocho años de mi vida trabajando en él. Es una de las mejores experiencias que he tenido. Creo que esta película ha producido cambios y espero siga haciéndolo”, comentó la productora.

Y la jornada de proyecciones cerró con tres obras cubanas: el corto 25 horas, de Carlos Barba; el largometraje de ficción Sergio & Serguéi, de Ernesto Daranas; y el documental x, de Juan Carlos Travieso.

A la presentación de Sergio & Serguéi asistió uno de sus protagonistas, Héctor Noas, quien agradeció al Festival por seleccionar la película e invitarlo a presentarla. Esta es su primera exhibición en Cuba fuera de La Habana.

“Para mí esta presentación tiene un significado especial porque soy de Holguín y es la primera vez que vengo como protagonista de una película a un festival en mi tierra. Espero que la acojan con el mismo cariño con que la hicimos. Es una historia de amor, de solidaridad, de amistad, de cómo tres hombres de diferentes culturas son capaces de anteponerse a las dificultades y unirse por un bien común. Es una película de la que estoy muy orgulloso”, confesó Noas.

Protagonizado por la popular actriz cubana Isabel Santos, 25 horas se centra en un día de la vida de Hilda, emigrada cubana que cuida a su padre enfermo en El Vedado, La Habana. Su accionar supone un mimetismo cotidiano que la aplasta y entristece en un día que parece durar más de 24 horas.

Por su parte, Ex‐Change aborda los conflictos, prejuicios, aciertos y errores en el proceso de intercambio cultural entre Cuba y Estados Unidos.

FICGibara


Inicia 14 Festival Internacional de Cine de Gibara

Con la participación de cineastas de varios países, que tal como manifestara Humberto Solas, apuestan por cine con pocos recursos y con altos valores estéticos, comenzó el Festival Internacional de Cine de Gibara, en esta villa al oriente de Cuba.

La exposición “Humberto Solas: un deseo, un camino” quedó abierta al público en la mañana de la jornada inaugural, bajo la curaduría de Alicia García quien muestra fotos intervenidas gráficamente por el diseñador Nelson Ponce y collages articulados por Claudia Álvarez con instantáneas y stills de Miel para Oshun, Barrio Cuba y del Festival de Cine Pobre.

El desfile de la inauguración contó con la presencia de las máximas autoridades políticas y gubernamentales de la provincia, fue un momento en el que gibareños y participantes caminaron por la principal arteria de Gibara, llenos de alegría y colorido.

Las palabras de apertura estuvieron a cargo del presidente del Festival, Jorge Perrugorría, estas mostraron el sentir del legado de Solas y la disposición de continuarlo.

Durante la gala inaugural en el Cine Jiba, sede del evento, recibieron el Premio Lucía de Honor el cineasta Enrique Pineda Barnet, la actriz Mirta Ibarra y el actor Salvador Wood, además estuvo presente el arte danzario con la compañía Codanza y Acosta Danza.

En la sede fueron presentados también los miembros del jurado de las diferentes categorías. El toque de música lo dio el cantautor Silvio Rodríguez en una abarrotada Plaza Da Silva. Esta villa se convierte entonces, del primero al siete de julio, en la capital del cine.


Programación Completa

También podría gustarte