Cultura Tsa’chila

Agustín Calazacón compila la cultura tsáchila en libro «Tsa’chi lachi mi ma’thu amana»

Tsa’chi lachi mi ma’thu amana es el libro que Agustín Calazacón y docentes de la Universidad Autónoma de los Andes, Uniandes, escribieron para rescatar la cultura de la nacionalidad Tsa’chila, mostrando resultados de investigaciones con interés turístico y educativo.

La traducción del tsáfiki al español del título del libro es Gente verdadera, conocimiento ancestral y presente.

La obra se inició como un proyecto de vinculación entre Calazacón y la universidad con sede en Santo Domingo, que auspicia y avala el producto.

Los docentes que participan son Martha Unda, Digna Sánchez y Silvio Machuca.

Calazacón vive en la comuna Chigüilpe y se ha dedicado a la recuperación de su cultura por medio de investigaciones propias y el ejercicio de la medicina ancestral, por ello su nombre ancestral es Uni Shu, que significa piedra mitológica.

Hay una leyenda sobre una piedra que se ubica en el río Chigüilpe y tiene poderes para los sabios o pone’.

“Este libro lo tenía en mente hace varios años, porque veía que era necesario recoger las memorias de mis ancestros y luchar por la sobrevivencia de los tsáchilas, que somos la gente verdadera”, señala el pone’.

En su contenido, el texto recoge fotografías antiguas de tsáchilas representativos como Abraham Calazacón, el último gobernador de linaje de la nacionalidad, y los primeros tsáchilas, o colorados, que se asentaron en el Pove en 1903, donde se aprecia que la vestimenta era distinta, en sus colores, a la actual.

El libro contiene cinco capítulos. En el primero detalla sobre el origen del hombre y hace un recorrido de la ubicación de los primeros tsáchilas, que según el texto, son originarios del Corregimiento de Latacunga. También indica que su lengua, el tsa’fiki, pertenece a la familia lingüística de los chibchas.

El segundo capítulo se refiere a sus costumbres y tradiciones, enfocándose en su vestimenta, comida ancestral, danzas, música, bebidas, artesanías y ceremonias como el matrimonio, funerales y otros.

Calazacón compila en libro la cultura tsáchila

En su tercera parte habla acerca del pone’, sabio, y su conexión con la naturaleza. El tsa’fiki es analizado en el cuarto capítulo y el último capítulo indica sobre leyendas.

Para Calazacón recoger en investigaciones los diversos componentes de su cultura ayuda a que no se pierda su identidad en la población joven. “Muchos jóvenes no saben de dónde venimos los tsáchilas y solo nos reconocen por el achiote en el pelo, pero es bueno enseñarles que somos parte de una historia de este país”, indicó.

El libro se lo puede adquirir en el centro de medicina ancestral Uni Shu, ubicado en el kilómetro 7 de la vía Santo Domingo-Quevedo, en la comuna Chigüilpe.

El Universo

 

También podría gustarte