Festival MIRADA

Por Daniel Cholakian – Nodal Cultura

Entre el 5 al 15 de septiembre, en la ciudad de Santos, Brasil, se llevará a cabo la 5° edición de MIRADA–Festival Iberoamericano de Artes Escénicas. Este festival, que se realiza cada dos años, se propone exhibir lo mejor de la reciente producción latinoamericana e ibérica. Este año se presentarán compañías de trece países de habla hispana y portugués. Del total de las 41 producciones escénicas convocadas, 16 son brasileñas y 25 de otros países de iberoamérica. El país invitado en esta ocasión será Colombia.

Para Danilo Santos de Miranda, director regional del Sesc San Pablo, entidad organizadora del Festival, “MIRADA busca fortalecer nuestro compromiso con la rica diversidad iberoamericana al conectar e involucrar diferentes puntos de este segmento sociocultural. Se trata de fortalecer el papel de las artes como vector de celebración, cambio y resistencia”.

Además de Brasil, que participa con espectáculos provenientes de siete estados –Bahía, Minas Gerais, Paraná, Rio Grande do Norte, Rio Grande do Sul, Río de Janeiro y San Pablo– integran la programación obras de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay.

Según el criterio de los curadores, en los espectáculos es posible identificar tres ejes orientadores: memorias personales y sociales; voces femeninas; y urgencias de nuestro mundo, como la cuestión de los refugiados.

La presencia femenina

Las narrativas que giran en torno al universo de la mujer llegan a la escena en primera persona. La voz de las mujeres se hará presente a través de importantes artistas dirigiendo, escribiendo y actuando. Son visiones muy distintas, que permitirán pensar lo complejo de una programación considerada «femenina».

PH - Iván Aguilar
PH – Iván Aguilar

Teatristas de gran trayectoria como la peruana Chela de Ferrari, las brasileñas Pia Lessa y Regina Bertola, las mexicanas Conchi León y Lucero Millán, radicada en desde hace años en Nicaragua y directora del Teatro Rufino Garay, son algunos ejemplos de la presencia importantes creadoras de la escena teatral latinoamericana. En MIRADA ellas compartirán los espacios con creadoras más jóvenes, como las chilenas Lauréne Lemaitre, Manuela Infante y Marcela Salinas, la peruana Claudia Tangoa, la uruguaya Jimena Márquez, la portuguesa Joana Craveiro, la portuguesa Quitéria Kelly y las mineiras Grace Passô y Sara Pinheiro.

Colombia en MIRADA

En la apertura de esta nueva edición del festival se presentará la obra Labio de liebre, de Teatro Petra. La obra fue estrenada en 2015 y es anterior a los acuerdos de paz alcanzados por el gobierno del presidente Santos y las FARC.

Labio de liebre habla de la historia reciente de su país. Da cuenta de los modos en que el proceso conocido como de Justicia y Paz legalizó la antigua represión paramilitar, la apropiación de la tierra, la muerte y el desplazamiento, congelando la situación de los represores a cambio de unas condenas cortas y generosas.

Salvo Castello está preso fuera de Colombia. Fuera del paraíso que ayudó a construir. Condenado a 3 años de prisión domiciliaria. Serán los fantasmas de sus muertos quienes no lo dejarán en paz. Aún cuando “Labio de liebre” habla de Colombia, habla también de la historia reciente de toda América Latina. Asesinatos masivos, fosas comunes, cadáveres sin nombre, represores impunes y Estados responsables que nos implican desde México a Argentina. Esta gran puesta escénica del grupo Teatro Petra deja claro que no hay posibilidad alguna de paz, perdón y reparación sin memoria y sin verdad. La obra más reciente del grupo, Cuando estallan las paredes, también integra la programación de MIRADA.

Reconocida a nivel internacional por su cuidada investigación escénica, la compañía La Maldita Vanidad se presenta con el díptico Dramas neo-costumbristas de carácter fatal, compuesto de los montajes Nos hemos olvidado de todo (drama 1), inédita en Brasil y Promesa de fin de año (drama 2) –cuyo estreno mundial tendrá lugar en el festival- que propone una particular mirada sobre la transexualidad.

Uno de los montajes más significativos de esta edición es La despedida, de Mapa Teatro, que, con un refinado lenguaje que mueve a la reflexión política, pone en escena el extenso estudio realizado por el grupo sobre la violencia en Colombia, un tema que es insoslayable en la actual producción escénica del país.

Estrenos y presencias inéditas

Además del estreno mundial de la ya mencionada Promesa de fin de año (Drama 2), se pondrán en escena por primera vez dos producciones brasileñas Eu estava em minha casa e esperava que a chuva chegasse y Cuerpos opacos. El primero es un trabajo del Centro de Investigación Teatral del Sesc San Pablo, dirigido por Antunes Filho, basado en el texto del dramaturgo francés Jean-Luc Lagarce. La segunda es una obra de la colombiana Carolina Virgüez  en colaboración con la brasileña Sara Antunes.

Una importante novedad es la primera participación de Nicaragua en el festival. En relación con el momento político que vive el país, es relevante la presencia de Lucero Millán y su drama urbano La ciudad vacía, cuyo telón de fondo es Managua en el marco de la Revolución Sandinista. En mayo de este año, un mes después de que estallarán las protestas en Nicaragua, Millán denunció amenazas contra su persona.

Desde una peculiar lectura del texto original, la directora peruana Chela de Ferrari adaptó la célebre comedia de Shakespeare, Mucho ruido por nada, y con su propuesta coloca en la escena temas sociales contemporáneos.

Entre las obras que nunca se presentaron en Brasil, se encuentran Nimby (Nosotros somos los buenos), del Colectivo Zoológico y Theather und Orchester Heidelberg, una producción chilena que cuenta la historia de una comunidad alternativa de clase media que se levanta en defensa de su territorio; C H A N C H O, de la boliviana Chakana Teatro, y El Ritmo (Prueba 5), dirigida por Matías Feldman, que viene de presentar en Buenos Aires su última producción, El Hipervínculo con notable suceso de público.

En relación con ciertas búsquedas sobre la experimentación y el lenguaje, además del espectáculo de Feldman, se destaca la presencia del dramaturgo uruguayo Sergio Blanco. Además de participar en la mesa titulada “Autoficciones en escena” junto a Henrique Fontes y Nelson Baskerville, Blanco presentará su obra El bramido de Düsseldorf. Esta es su más reciente trabajo de autoficción, y tal vez aquel en el que hace más evidente el proceso personal de construcción ficcional de la propia historia. El trabajo del texto, la propuesta visual blanca y despojada, aunque no inocente, y los trabajos actorales, que son a su vez recurrentemente auto referidos, proponen un juego narrativo donde el cuerpo de los actores, el concepto de actuación y dramaturgia tradicional se ven constantemente puestos en cuestión. Como en Tebas Land, la cuestión del padre y de su muerte, desde una concepción para nada banal, son puestos en tensión en primera persona por Blanco.

Producción brasileña

De la programación local, MIRADA presentará espectáculos de diferentes regiones, con propuestas escénicas diversas. Además de los estrenos mencionados anteriormente, se presentarán Colônia, monólogo del actor Renato Livera dirigido por Vinicius Arneiro, que remite al caso verídico del genocidio de más de sesenta mil pacientes en el Hospital Colonia, una institución psiquiátrica que en los inicios del siglo xx promovió una suerte de holocausto en el estado de Minas Gerais; Preto, de la Compañía Brasileña de Teatro, trata sobre el racismo en Brasil; y Guanabara Caníbal, de Aquela Cia. de Teatro, que revisita la fundación de Río de Janeiro a partir de la masacre de las tribus indígenas.

PH - Pedro Isaías Lucas
PH – Pedro Isaías Lucas

Recuperando parte de la mejor tradición brasileña, con Calibán La tempestad de Augusto Boal, la Tribo de Atuadores Ói Nóis Aqui Traveiz, pone en escena en la calle una adaptación del clásico de Shakespeare. Realizada por el creador del Teatro del Oprimido en los años 70, Calibán denuncia los abusos en las relaciones coloniales en América Latina desde el siglo XVI. La ficción como procedimiento de la dramaturgia contemporánea aparece también en el montaje de A vida, de Nelson Baskerville, con Antikatártika Cia. Teatral.

Intercambios y creaciones

Otra novedad de la quinta edición de MIRADA será la puesta en común de un proceso de investigación escénica coordinado por los directores Luiz Fernando Marques (Lubi) y Nelson Baskerville. Actualmente en residencia artística, once grupos de la región de la Baixada Santista fueron seleccionados para crear monólogos y mostrarán al público un adelanto de sus proyectos en el Museo Histórico Fortaleza de Santo Amaro de Barra Grande, en Guarujá.

Para ampliar las discusiones y los diferentes abordajes, el festival presenta una serie de actividades formativas: mesas de debate, workshops y residencias artísticas. Las mismas cuentan con la curaduría compartida de técnicos del Sesc, la dramaturga Dione Carlos y el director André Guerreiro.

Las temáticas que atraviesan estas prácticas se relacionan con las tramas que se presentarán en los escenarios durante el festival, como, por ejemplo, la situación de los refugiados en el mundo, la problemática de las mujeres, los cuestionamientos sobre las narrativas históricas y el racismo, las memorias colectivas y la inminente demanda de procesos de revisión histórica que surge en las sociedades de los países de América Latina y el Caribe.

El festival invita de esta manera al público a relacionarse con otras visiones del mundo y busca establecer un diálogo que provoque el pensamiento crítico sobre cuestiones de la vida contemporánea.

Venta de entradas

Las localidades están a la venta  en el sitio sescsp.org.br, y en las boleterías de las sedes del Sesc. Las entradas para los espectáculos para niños podrán adquirirse solo en las boleterías de las sedes del Sesc. Los niños de hasta 12 años no pagan, no obstante, las entradas deben retirarse con anticipación.

Hay descuentos para quienes tengan credencial plena del Sesc válida; libreta de estudiante, libreta escolar del año o del semestre en curso, comprobante de inscripción o recibo de pago de la cuota; carné de identificación o comprobante de pago de salario de trabajador de escuela pública; comprobante de jubilación, comprobante ID Joven y documento de identidad para jóvenes de más de 60 años.

También podría gustarte