#NosFaltan43: Memoria a cuatro años de Ayotzinapa

#ILUSTRADORESCONAYOTZINAPA: El proyecto que lucha contra el olvido

Por Jefferson Gutierritos

Hoy hace cuatro años que 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa -al sureste de Iguala, en Guerrero- se encuentran desparecidos. Hoy hace cuatro años que seis estudiantes fueron asesinados en el supuesto fuego cruzado entre elementos de la policía y un grupo delictivo. Hoy hace cuatro años que sus padres emprendieron la búsqueda y lucha para exigir al gobierno una investigación clara y oportuna de sucedido con sus hijos. Hoy hace cuatro años que la respuesta del Gobierno Federal fue la polémica “verdad histórica”, misma que fue refutada por el grupo de intervención del GIEI.

Ya pasaron cuatro años y todavía no hay justicia. 

Y es justamente cuando ya pasó tanto tiempo que parecería que en realidad no hay mucho por hacer, que se olvidará el asunto y que aquellos estudiantes se quedarán en la “verdad histórica”. Pero no es así.

“La impotencia también es un móvil” 

Así es para un grupo de ilustradores que pensaron en contribuir para que los 43 estudiantes permanezcan en la memoria colectiva, lograr que todos nos identifiquemos como entes más sociales y menos individuales, luchar contra el olvido, o como ellos dicen “una pequeña forma de resistencia“.

De esta manera nación la iniciativa #IlustradoresConAyotzinapa

#IlustradoresConAyotzinapa
Foto: Global Voices

Se hizo una recopilación de todas las ilustraciones que participaron a través de redes sociales con el hashtag antes mencionado para que el proyecto no se quedara solamente en eso. El objetivo es que con las ideas y el trabajo de diseñadores, editores, periodistas y escritores se edite un libro en formato impreso y digital.

Funcionará bajo la licencia de creative commons y su distribución será a partir de un donativo. Todo lo que se recaude se destinará a los padres de los estudiantes desaparecidos para apoyarlos en la lucha.

Los recursos que se necesitan para la edición del libro se van a reunir a través de una subasta de arte, un fondeo y de los donativos específicos. Acá les dejamos algunos trabajos de los ilustradores que participaron para ponerle un rostro a las víctimas y que no se olviden.

#IlustradoresConAyotzinapa: el proyecto que lucha contra el olvido
Ilustración: Jan Nimmo/ #IlustradoresConAyotzinapa
#IlustradoresConAyotzinapa: el proyecto que lucha contra el olvido
Ilustración: Jimena Ramírez/ #IlustradoresConAyotzinapa
#IlustradoresConAyotzinapa: el proyecto que lucha contra el olvido
Ilustración: Flavia/#IlustradoresConAyotzinapa
#IlustradoresConAyotzinapa: el proyecto que lucha contra el olvido
Ilustración: Laura de Jesús Asjana/#IlustradoresConAyotzinapa
#IlustradoresConAyotzinapa: el proyecto que lucha contra el olvido
Ilustración: Jorge/#IlustradoresConAyotzinapa
#IlustradoresConAyotzinapa: el proyecto que lucha contra el olvido
Ilustración: Viviana Debicki/ #IlustradoresConAyotzinapa
#IlustradoresConAyotzinapa: el proyecto que lucha contra el olvido
Ilustración: Danae/ #IlustradoresConAyotzinapa
#IlustradoresConAyotzinapa: el proyecto que lucha contra el olvido
Ilustración: Julio Chávez/ #IlustradoresConAyotzinapaSopitas


Antimonumento +43, la obra de arte que surgió por caso Ayotzinapa

¿Dónde están los 43 normalistas desaparecidos? Seguimos preguntando después de 4 años sin respuestas. Foto: Cuartoscuro

Compuesto de tres figuras armadas con placa de metal, un signo de más y los números cuatro y tres en color rojo, la pieza recuerda no sólo a los estudiantes, sino a todas las víctimas de desaparición forzada en México

 Han transcurrido mil 460 días desde aquella noche del 26 de septiembre de 2014 cuando desaparecieron 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

Padres, familiares, amigos y la sociedad entera se han hecho desde entonces una y mil veces la misma pregunta: ¿Dónde están los 43 estudiantes de la escuela Nornal Rural Isidro Burgos?

Compuesto de tres figuras armadas con placa de metal, un signo de más y los números cuatro y tres en color rojo, la pieza recuerda no sólo a los estudiantes, sino a todas las víctimas de desaparición forzada en México.

Mejor conocido como Antimonumento, la obra fue creada por los padres y un colectivo de artistas plásticos a fin de recordar ese pasaje vergonzoso de nuestra historia.

El Antimonumento, colocado sobre el Paseo de la Reforma el 26 de abril de 2015, a tan solo siete meses de su desaparición, trata de mantener vivo el recuerdo de los jóvenes que quizá nunca volverán.

El proyecto +43 no aspira a perpetuar el recuerdo, sino a alterar la percepción de que un hecho es inamovible, es una protesta permanente de reclamo y de justicia al Estado en el espacio público, un llamado de atención a los transeúntes que cruzan cotidianamente la zona.

Si un monumento remite a un acontecimiento del pasado que es necesario aprehender (en el latín momentum significa ‘recuerdo’, el proyecto +43 es la construcción de un Antimonumento porque no aspira a perpetuar el recuerdo, sino a alterar la percepción de que un hecho es inamovible. +43 se define como una protesta permanente de reclamo y de justicia al Estado en el espacio público. + 43 quiere ser una llamada de atención a los transeúntes que cruzan cotidianamente la zona.

El Antimonumento está destinado a ser retirado el día que el Estado esclarezca los más de 150 mil homicidios y presente con vida a las y los más de 30 mil +43 desaparecidos.

Hoy, a cuatro años el Antimonumento se convierte en un grito de justicia que exclama: ¡vivos se los llevaron, vivos los queremos.

Heraldo Mx


También podría gustarte