King Coya

Q&A con King Coya: “Me parece genial que la escena de folklore electrónico esté creciendo en Latinoamérica”

Por Mirangie Alayon. Fotografía: Nora Lezano

Si aún no has tenido la suerte de encontrarte por el camino con el argentino King Coya, permítenos hablarte un poco de él. King Coya es el alter ego musical de Gaby Kerpel, quien además de ser músico y productor, trabajpo en las últimas dos décadas en los grupos de teatro de acción De La Guarda y Fuerza Bruta. Hace casi 15 años lanzó su disco Carnabailito en donde comenzó a experimentar con rock, electro y folk, y podría decirse que nunca dio vuelta atrás.

Ahora es un chamán electrónico de la cumbia digital, uno que crea un brebaje sonoro en donde los ritmos andinos, folclóricos, trap, trip-hop, hip-hop, dub y, por supuesto, el techno, se fusionan con lo mejor de los ritmos latinoamericano para llevarnos a la pista de baile en una experiencia mística.

Ahora se define a sí mismo como un “hechicero del futuro”, y este año se vino con una nueva producción, Tierra de King Coya, con la que ha stado moviéndole el cuerpo a los gringos y a los europeos en una gira mundial que esta noche finaliza en Santiago de Chile en el cierre del tercer #CicloUrbano de la gente del Festival Puchuncahuín. Así que antes de que se subiera a la tarima, conversamos con él para conocer un poco de lo que nos espera esta noche, y qué le viene a la mente cuando le hablamos de la música que está por venir.

Cuéntanos acerca de tu más reciente disco, Tierra de King Coya, donde mezclas instrumentos y elementos folklóricos con una trama digital para hacer una especie de ayahuasca dance con sabor a cumbia. ¿Qué te atrae de esta fusión tan peculiar?

Me interesan los puntos en común entre los rituales de la música y danza electrónica y las ceremonias ancestrales. Por esta misma razón lo llamo folklore para la pista de baile.

Eres uno de los artistas pioneros en crear estos experimentos sonoros, que de alguna manera nos devuelven a nuestras raíces musicales. ¿Qué piensas de esta nueva ola de músicos que están tomando elementos folk en sus propias composiciones para deconstruirlos y volver a entregarlos a su público con nuevas capas digitales?

Me parece genial que la escena de folklore electrónico esté creciendo cada día más y a lo largo de toda Latinoamérica. La tecnología ayuda a acentuar este intercambio entre artistas de diferentes regiones que venimos experimentando con elementos compartidos.

King Coya y Queen Cholas. Fotografía: Coneado

King Coya y Queen Cholas. Fotografía: Coneado

En la prensa Latinoamericana y del resto del mundo, no es dificil ver por qué King Coya es tratado como in pionero, un cacique espacial, como un trendsetter adelantado a su tiempo: su trabajo sin duda lo pone en la cúspide de la vanguardia experimental del continente y más allá, y lo que se trae para su show del día de hoy es casi un ritual en donde la Pachamama se abraza con los sintetizadores, en donde la música, la danza y el público terminan celebrando esas raíces en común bajo el manto de la noche.

Desde mediados de este año has estado de gira por Estados Unidos y Europa con este show en vivo que traes a Puchuncahuin con Queen Cholas. ¿Qué nos puedes adelantar de este performance en donde también involucras un poco al público?

Este año estuvimos mostrando el show del nuevo disco Tierra de King Coya, pero junto a las Queen Cholas venimos presentándonos desde el año 2015, siempre impulsados por la interacción entre el sonido y el movimiento. La experiencia de la música y la danza unidas es para nosotros vital y en eso basamos nuestra búsqueda, tanto arriba del escenario como en la pista de baile, bien su nombre lo indica. Mucho más no podemos adelantar, porque incluso lo contáramos no sería lo mismo.

¿Cómo suena el futuro de la música para King Coya?

Muy entusiasmados con lo que viene, componiendo temas nuevos y desarrollando el próximo show. Seguimos trabajando en este híbrido de músicos que bailan y bailarines que intervienen en el set de música. Así que ahora después de estos shows en Chile nos toca meternos de lleno al proceso creativo, eso es muy motivador.

IsMorbo

También podría gustarte