República Dominicana celebra el Día Nacional del Merengue

Lo que quieren los artistas el Día Nacional del Merengue

Como cada año, se celebró el Día Nacional del Merengue, pero con pocas actividades o ninguna y podría pasar desapercibido, aunque algunas emisoras lo tocarán durante todo el día como Cima 100 y Caliente 104.

Fue instituido mediante decreto número 619-05, del 11 de noviembre de 2005, en honor a que el 26 de noviembre de 1854 apareció publicado por primera vez el vocablo “merengue” en el periódico “El Oasis”.

Algunos artistas del ritmo y empresarios artísticos se han expresado al respecto, ponderando le celebración, argumentando que se debe tomar la iniciativa para que las instituciones públicas y empresas privadas tomen conciencia del real significado que tiene el ritmo y cómo ha sido valorado a nivel mundial como patrimonio nacional.

Sodaie presente

Pochy Familia, presidente de la Sociedad Dominicana de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes (Sodaie), precisó que hoy es un día muy especial para la patria, porque es el día de la tambora y la güira.

“Es el día en que se conmemora la alegría en República Dominicana, que es la base de lo que somos internacionalmente, un pueblo alegre.

Es importante que el Estado haya reconocido un día para nuestro merengue, y para Sodaie esta conmemoración es muy importante, debido a que una gran parte de sus miembros somos merengueros”, señaló.

Ramón Orlando

El artista Ramón Orlando quiere más unión entre los artistas del género, pero cree que eso no será posible, debido a que es un ritmo que tiene muchos detractores.

“Merengueros siglo XXI se frustró, Fausto Polanco, quien también tenía un proyecto, se frustró, y todo lo que se ha querido hacer ha fracasado.

Y yo me pregunto, ¿qué es lo que hay que hacer, qué reviva Trujillo para que se ponga merengue? Pero eso no se puede hacer.

Yo mismo no sé qué es lo que hay que hacer. A lo mejor que el Gobierno propicie una serie de conciertos a nivel nacional, eso estaría bien”, indicó.

Sergio Vargas

Mientras que Sergio Vargas expresó que celebrar este día es un paso importante en la ruta hacia convertir este movimiento en un acontecimiento real de la historia dominicana.


Debemos evitar convertirlo en un pesebre, porque bastante alegría le ha dado esta música a esta sociedad.

Desde que se empezó a construir la herencia musical, hoy en decadencia en nuestro país, el merengue jugó un papel protagónico, debido a que según algunos historiadores se empezó a escuchar durante los días de la independencia.

El intérprete de “La quiero a morir” y otros éxitos expresó que no quiere repetir lo mismo todos los años, pero aseguró que el merengue tiene enemigos históricos.

“Gente que nos acusa de que la decadencia del merengue es nuestra culpa. Pienso que es una irresponsabilidad del Estado y de los gobiernos de turno, porque al merengue no se le da el mismo respeto que se le da a la plena en Puerto Rico o el vallenato en Colombia”, manifestó.

Expresó: “Cuando los merengueros actuales desaparezcan físicamente, el merengue no se irá a la tumba, porque aunque aquí no se baile, en toda Latinoamérica se canta, se baila y se goza mucho. Si el merengue tuviera pies, se hubiese exiliado, para donde lo cuidan y lo respetan”.

Luis Medrano

El productor artístico Luis Medrano opinó: “El merengue es la personalidad de la idiosincrasia y la identidad de República Dominicana.

Los dominicanos y el merengue son el sentido auténtico que reflejan la realidad y el estado anímico de la sociedad, que camina bailando, hablando, cantando y con su sonrisa muestra la alegría de su música nacional e internacional.

El merengue es mucho más que música es una medicina natural que contagia, contamina el estado emocional y pone a vibrar el alma”.

Kinito Méndez

Para Kinito Méndez todos los días deben ser días del merengue en este país, y que ese día lo que hay que hacer es celebrar, tocar, bailar y escuchar merengue, un ritmo que se lo merece, por ser el ADN de la patria.

El Día


Acroarte exhorta a merengueros no desmayar en difusión del merengue

La presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), Emelyn Baldera, aprovechó la celebración del Día Nacional del Merengue en este 26 de noviembre para exhortar a los merengueros dominicanos a no desmayar en la difusión de nuestra música.

“Sabemos que cada vez se hace más difícil promover y difundir nuestra música, dado a los cambios por los que ha atravesado la industria discográfica. Hoy nuestros merengueros no cuentan con el respaldo necesario y mucho menos con una disquera que invierta lo necesario para que su carrera y su música pueda llegar más lejos, pero, por encima de todas estas dificultades, los invito a seguir con la frente en alto, dando lo mejor por nuestra música, parte de nuestra identidad como nación”, sostuvo la periodista.

Es propicio recordar en este día que Premios Soberano, principal ceremonia artística que organiza Acroarte junto a Cervecería Nacional Dominicana (CND), tiene en su galería de Gran Soberano a trece merengueros: Juan Luis Guerra, Ramón Orlando, Pochy Familia, Milly Quezada, Johnny Ventura, Wilfrido Vargas, Joseíto Mateo, Fernando Villalona, Los Hermanos Rosario, Héctor Acosta, Fefita La Grande, Cuco Valoy y Sergio Vargas.

De igual manera la presidente de la institución que agrupa a los cronistas de arte del país con filiales en Santiago, Nueva York y Miami, aprovechó la celebración para pedirle al presidente Danilo Medina, que siga apoyando e impulsando la dominicanidad a través de nuestro merengue y con él a todos nuestros representantes merengueros, ya que, son ellos verdaderos embajadores de la dominicanidad.

El merengue fue mencionado por primera vez a mediados del siglo XIX. Se originó dentro del valle norteño del Cibao, y más tarde se extendió por todo el país. Hoy 26 de noviembre celebramos el Día Nacional del Merengue institucionalizado mediante decreto 619-05 del 11 de noviembre de 2005 en honor a que 151 años atrás, en 1854, en esa misma fecha, apareció publicado por primera vez el vocablo “merengue” en el periódico “El Oasis”.

La Unesco declaró el 30 de noviembre de 2016 al Merengue como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La vocera del gremio periodístico reiteró que “es un compromiso que honraremos el de tributar y homenajear en la producción de Premios Soberano a nuestro ritmo y a sus intérpretes. Siempre, por lo general, en la producción del ceremonial se incluye aunque sea un segmento donde nuestro ritmo bandera se destaque. El caso más reciente fue el segmento presentado por Alberto Zayas, Tributo al Merengue, en el que Eddy Herrera, Gabriel, Cherito, Sexappeal y El Mayor unieron sus voces para celebrar junto a Sergio Vargas sus 35 años en el arte”. Esa noche el Negrito de Villa se llevó la máxima premiación de la noche: El Gran Soberano.

Noticias Sin


10 merengues irresistibles

Por Manuel Betances

Desde el año 2005 e institucionalizado por decreto, el ritmo nacional dominicano tiene su día. Cada 26 de noviembre es el “Día Nacional del Merengue”, en honor a que hace 164 años, en 1854, en esa misma fecha, apareció publicado por primera vez el vocablo “merengue” en el periódico “El Oasis”.

Parte de esa magia que guarda el ritmo se ha tranmistido hasta influenciar a quien lo escucha, y es por eso que hoy al celebrar su día, te traemos 10 ejemplos del porqué nadie se resiste a bailar un buen merengue.

Carey – La tambora (1990)

Desde los años 70 con el grupo 4+1, muchos habían intentado crear una fusión del merengue con varios ritmos, incluyendo principalmente el rock. No es si no dentro de las Olimpíadas Rock que un grupo de ‘muchachos’ logran ese objetivo. La fórmula fue sencilla: agarrar un pambiche que tiene un toque picado de la tambora y el bajo sincopado, con golpe de batería a modo de “llenar huecos sonoros”, acelerando más adelante con guitarra eléctrica. Voil‡! Esto le mereció a la banda ganar la competencia ese año.

David Byrne – The call of the wild (Rei Momo, 1989)

Cuando un artista de la talla de Byrne pone el ojo sobre los ritmos caribeños para debutar como solista, eso quiere decir que dicha idea ya la había acariciado hace tiempo. Más viviendo en New York con toda esa influencia recibida. Aquí tenemos un merengue redondo, de su autoría junto a nuestro Johnny Pacheco y con el acordeón de Agapito Pascual y la tambora de Huti Rodríguez (nacido en Moca y cuya participación se grabó en RD). Este corte demuestra que para bailar, grabar y conocer el merengue hay que hablar con los dominicanos.

Malcolm McLaren – “Merengue” (Duck Rock, 1983)

¿Si les dijéramos que la banda Sex Pistol tiene un nexo con RD, nos creerían? Bueno, con la banda en sí no exactamente, pero sí con su manager que es Malcolm. Resulta que ante el auge del hip hop en ese Nueva York de principio de los 80, al Sr. McLaren se le ocurrió simular un programa de radio colocando la música que identifica al graffiti y el naciente género del rap, a modo de producción musical.

Cuenta la leyenda que este track fue grabado bajo la influencia de la comunidad dominicana en la gran urbe, y fue grabado aquí en el país, en Sabana Perdida específicamente.

Willie Colón & Rubén Blades – Ligia Elena [Merengue version] (Siembra, 1978)

Reconocido como el álbum del género salsa más vendido en la historia, con 30 años bien cumplidos ya, tenemos un compendio de historias que retratan esa América Latina que lucha (todavía hoy día), por dejar de ser víctima de sí misma.

Para 2008, con motivo de su 20 aniversario, se reeditó una edición extendida en CD que incluye esta versión en merengue la cual fue descartada, y que Wilie Colón decidió grabar en cha-cha-chá en aquel entonces. Esta edición incluye también un cómic basado en la historia de Pedro Navaja, ilustrado por Bobby Sanabria.

Yasser Tejeda & Palotré – El Merenguito (Mezclanza, 2009)

En esa primera producción del dominicano Yasser Tejeda pudimos notar cómo le untó jazz a todos los ritmos que le llegaron a la mente, desde reggae, palo, sarandunga, hasta rock, y claro, el merengue no podía quedarse. “El merenguito” es eso, un jazz que es merengue con unas guitarras super marcadas, donde va de lo tradicional a lo moderno, pero sin dejar de ser merengue.

Los Míticos del Ritmo feat. Quantic – Willy’s Merengue (Los Míticos del Ritmo, 2012)

Will Holland, mejor conocido como Quantic es productor, Dj y músico con una banda de siete integrantes radicados en Colombia, cuyo objetivo es hacer cumbia y vallenato dándole otros giros a estos ritmos. Este es un ejemplo del porqué el swing y el sabor del ritmo dominicano cautiva, con un flow colombiano apetitoso como aderezo.

Los Amigos invisibles – El baile del sobón (Arepa 3000: A venezuelan journey into space, 2000)

De funk al acid jazz, del pop a la electrónica o de la diversión a lo sensual, así se maneja esta banda venezolana quien se lanzó en hacer un merengue adornado con guitarras rítmicas y teclados saltarines. Según sus miembros, les afectó severamente (y de buena forma) residir en New York y juntarse con dominicanos. Para sus conciertos, la combinación se vuelve perfecta junto al tema “Merengue Killer”, otros de los inventos de los Invisibles, con influencia de nuestro Billo Frometa allá en Venezuela.

Celia Cruz & Johnny Pacheco – El güabá (Eterno, 1978)

La guarachera Celia podía pasar de un ritmo a otro sin mucho afán. Eso lo evidencia la cantidad de discos y sencillos que van desde la salsa, son, bolero, rumba, guaguancó, pop, y claro, nuestro merengue. Lo de grabar el ritmo dominicano era algo habitual para Celia, pero con Johnny Pacheco era algo especial, y eso se nota bastante con este tema, donde la reina de la salsa se siente cómoda.


Hecho en Brooklyn – Auto Destrucción (Punkiao hasta la tambora, 2017)

Para ser honestos, la banda dominicana radicada en Brooklyn, NY no sabe sin son merengueros que quieren hacer rock o roqueros intentando hacer merengue, pero la verdad es que ambos géneros están en el ADN sonoro de la banda. El presente tema tiene tambora y güira, pero una guitarra pesada que rompe lo común.

Alex Ferreira y El Frente Caribe – La yugular (Ídem, 2016)

La experimentación siempre es buena. Explorar, indagar, salir de esa zona de confort que hace tanto daño. Eso hizo Alex Ferreira con este proyecto enfocado a otros horizontes. Nos presenta un corte con una tambora en franca disputa con punteos de guitarra eléctrica, y la güira como árbitro.

Listin Diario

También podría gustarte