Voz charrúa

Un nuevo rostro para las voces uruguayas

A mediados de año, la uruguaya Florencia Núñez le dijo adiós a su trabajo en una empresa de Montevideo. Era su principal fuente de ingresos, pero su deseo estaba puesto en la música. “Lo hice de manera muy consciente, ya no quería perder más mi tiempo. Tenía que poner otras cosas en la balanza, mi futuro no iba a estar ahí”, dice la cantautora, quien también estudió la carrera de Comunicación. El universo le dio la razón. En la última edición de los Premios Graffiti, la joven de 27 años ganó en el rubro “Mejor compositora” por su disco Palabra clásica (2017), y se convirtió en la primera mujer en su país en recibir esa distinción. “Fue  súper significativo. Pasó mucha agua debajo del puente para que reconozcan a una mujer como compositora. Hay casos, como el de Samantha Navarro, que hace veinte años que viene componiendo y haciendo cosas buenísimas”, destaca Núñez, quien se presentará en formato banda hoy a las 20 en la Sala Argentina del C.  C. Kirchner (Sarmiento 151)

Oriunda de Rocha, Núñez lanzó en 2014 su debut, Mesopotamia, con un sonido acústico. En su nuevo trabajo, producido por Guillermo Berta, se volcó al pop, con instrumentación eléctrica y la batería y el teclado marcando el pulso. “El sonido está un poco inspirado en Hasta la raíz, de Natalia Lafourcade. Este disco fue más pensando y me di cuenta que me quedaba bien llevarlo al terreno del pop”, dice ella y eso se evidencia en canciones bailables y gancheras como “Tengo un imán contigo”, “Bailo en la silla” o “Aquiles”. “Las vestí de pop porque así salían, pero lo fundamental es que tus canciones estén buenas, que haya contenido. Me siento cómoda en ese plan”, resalta.

En la que da nombre al disco, “Palabra clásica”, Núñez juega con palabras esdrújulas para rendirle tributo a la canción “como unidad creativa”. Hay una drexleriana, “Memoria en murales”, y otra en inglés, “Save some”, dulce y serena. En esta etapa, el mar parece haberle cedido terreno a la ciudad. “No es un disco montevideano, pero sí citadino. No hay una tradición de pop en Uruguay, es rarísimo. Hay más rock, pero no artistas que defiendan el pop con las botas puestas”, entiende esta compositora que forma parte de una generación de músicos y músicas que viene revitalizado la canción charrúa.

Página 12

También podría gustarte