La tunantada se manifiesta

LA TUNANTADA SE MANIFIESTA

Por Karyna Miranda Palacios

Es tiempo de vivir y difundir  las danzas del Perú profundo, esta vez en particular “La Tunantada” y  así entender un poco cómo esta expresión cultural, nos cuenta una historia viva que se retrata en su baile, depositaria también del mestizaje que se dio en nuestro país.

La Tunantada es una danza del centro del Perú, que se manifiesta en toda la provincia de Jauja, en diferentes épocas del año, siendo la fiesta más grande “El 20 de Enero” . Es ahí donde más de 30 orquestas con sus respectivas instituciones visten de fiesta la ciudad, y nos van envolviendo en mundo mágico de arte, música, color y danza, acompañado de lluvias en un clima serrano maravilloso.

Esta celebración se va desarrollando según la programación de cada institución tunantera, desde el 20 hasta el 25 de enero, donde convergen los mejores músicos y orquestas de este elegante género, haciendo gala de sus exquisitos tonos y dejándonos todo su arte. Las instituciones se prepararán todo el año, empeñosas buscan los mejores detalles para relucir y así disfrutar de estos cinco maravillosos días de fiesta.

Los danzantes esperan con ansias, decididos a deslumbrar con sus mejores trajes cuentan los días para que esta fiesta llene nuestras almas de sentimiento color y arte. En esta semana también se realiza el concurso de la Tunantada, un espectáculo que se desarrolla en un día, donde todos los músicos se juntan para formar la orquesta más grande de la Tunantada,  compuesta por más de 300 músicos.

Estos grupos de danzantes están conformados por cuadrillas de personajes muy bien elaborados donde se pueden apreciar las diferentes clases sociales y las diversas culturas que coexistían en la ciudad, retratando una simbiosis indígena-xauxa y española.

El Príncipe Español, Tunante o Chapetón Es una representación de la aristocracia europea, de linaje y actuación español situado en una cúspide de poderío, su baile soberbio y elegante zapateo.

La Cutuncha o Wanka: Mujer valle portentosa y poderosa nos demuestra todo su esplendor y arte en su vestimenta, siendo la representante de la cultura Xauxa, es la dama originaria de su nobleza , su baile es fino, de gracia y sentimiento.

La Jaujina: Mujer mestiza de elegante y de soberbio baile, nos traslucen con su vestimenta y actuar qué es heredera de la unión de estas dos grandes culturas.

El Huatrila: Personifica hombre originario la zona heredero de toda la cultura Xauxa su baile es muy refinado, ágil y elegante.

El Chuto. El Chuto Decente representa al mestizo jaujino, su vestimenta está elaborada con componentes europeos y bordados Xauxas, su baile es ágil y elegante, es el más inquieto y jocoso de los personajes.

El Tucumano o Argentino: Representa al arriero o mulero del norte del Virreinato de la Plata, desempeñaba una importante función de integración y comercial en el circuito económico colonial. Baila reciamente desplazándose por los costados de la cuadrilla.

El Jamille o Boliviano: Hombre mestizo sureño del Alto Perú, es vendedor de plantas medicinales y adivino, proviene de los antiguos curanderos pre incas.

El Anty: Es el nativo de la Selva central, representa el habitante, del Anti Suyo, baila simulando estar en cacería y en guerra.

La Ñusta: Representa a  la etnia quechua cuzqueña, que ocuparon el valle entre 1460 a 1534.

María Pichana y el Viejito: Representan a los pobladores de avanzada edad de la época colonial, su actuación es deleitar al público con sus bromas y singular baile.

La Tunantada supo mantener el sincretismo de la cultura andina y el viejo continente, a través de los años ha evolucionando en la música la danza y la ropa, pero siempre evidencia la diferenciación de clases sociales, y también nos explica sutilmente su historia.

Actualmente es Patrimonio Inmaterial de la Nación y cada vez es más conocida a nivel nacional e internacional, una singularidad de la tunantada que es definible como expresión folklórica del pueblo donde todas las personas apasionadas de este arte pueden bailar sin ninguna atadura y transformase tal vez, en un poderoso tunante, en un indio mestizo, un tucumano argentino, un alegre chuto o en una poderosa mestiza xauxa , donde una careta puede ser la mejor cómplice de plasmar muestras emociones y ser parte de la majestuosa Tunantada.

LimaGris

También podría gustarte