Nuevo reglamento complica entrada a Machu Picchu

El nuevo reglamento que se viene aplicando desde el primero de enero del 2019 ha provocado que el ingreso a la ciudadela Inca colapse. Con el nuevo reglamento se pretende regularizar el ingreso a Machu Picchu a cada hora, pero este negativo experimento viene perjudicando el ingreso de turistas.

Miles de personas llegan diariamente hasta la ciudad del Cusco con el fin de visitar una de las maravillas del mundo, pero desde el primero de enero y estando en temporada baja, el nuevo reglamento solo a causado que el ingreso a Machu Picchu colapse.

Varios trabajadores turísticos vienen criticando el nuevo reglamento implementado por el Ministerio de Cultura. Paull Palma Herrera menciona “Dónde están esos dizque eruditos que reglamentaron. Deberían estar aquí para ver su experimento. Claro, cómo todo lo deciden desde sus oficinas”.

Agrega “Aquí, el turista es el más perjudicado y desde hace tiempo. Y sobre todo se perjudica la imagen del Perú”.

Foto de Paull Palma Herrera

El aforo diario para Machu Picchu es de 5, 940 personas, pero este aforo no se respeta, ya que diariamente ingresan cerca de ocho mil personas.

El guía residente Javier García, menciona que se debe respetar el ingreso de los tres turnos como se hacia antes, ya que estos experimentos perjudican el turismo y la imagen del Perú.

El nuevo reglamento promocionado por el Ministerio de Cultura, invita a visitar Machu Picchu con ingresos cada hora. En su publicidad se lee “Recuerda que la entrada a la ciudad Inka es por horas, verifica en el ángulo superior izquierdo del boleto tu hora de entrada y aborda el autobús de acuerdo a esa programación. Respetando los horarios ahorraras colas innecesarias y ayudarás a mantener el orden”.

Es decir, ingresas con ticket con hora de 6 am, 7 am, 8 am, 9 am, 10 am, 11 am, 12 m, 1 pm y 2 pm.

La realidad es que la nueva reglamentación no esta funcionando, ya que el sistema de ingreso a colapsado generando críticas y una mala imagen para el Perú.

LimaGris

También podría gustarte