Argentina: Estrena «Gorda», una serie de UN3

La Gordofobia contada en clave de comedia en una serie web

Por Redacción Nodal Cultura

“Gordaaa!!” es el grito que suena sin sonar al comienzo del primer capítulo de la serie web que desde ese gesto brutal y cotidiano propone pensar la gordofobia, el machismo y otras formas de discriminación.

La Universidad de Tres de Febrero estrenó en su plataforma UN3 Gorda, serie dirigida por tres mujeres: Tamy Hochman, Bárbara Cerro y Sol Rietti. Con ocho capítulos que se encuentran para el acceso libre en la web, la serie ha participado de diferentes festivales y fue considerada la “Mejor Ficción del Año” en la última entrega de premios de los Martín Fierro Digital.

Gorda cuenta la historia de Joy (Karina Hernández), una joven obesa de 27 años, judía y con un ácido sentido del humor. Insatisfecha con su vida profesional y sentimental, y luego de sufrir en silencio situaciones de bullying que se remontan hasta los días de la escuela primaria, deja salir su lado salvaje. La serie aborda desde la gordofobia un conjunto de fobias, racismos y modos de violencia cotidiana que van más allá de la simplificación. Lejos de la “corrección política” las realizadoras construyen un conjunto de sujetos y estereotipos que tensan las relaciones para hacer evidente la trama de rechazos y los usos en relación con las diferencias. La madre judía, los varones cancheros, el «techy» paranoico, los tipos codificados de gordos, la rubia tarada y el conductor televisivo manipulador sirven para construir un juego dialéctico donde los tradicionales recursos formales de las comedias de la UN3 (blancas, urbanas, descontracturadas) sirven incluso como consumo irónico para producir sentido.

Según contó Tamy Hochman a Nodal Cultura, Gorda “está apoyada en experiencias auto-biográficas. Siendo yo gorda y judía, blanca de clase media y urbana, ya eso nos pone en un marco determinado y un mundito que narrar. Era importante contar a Buenos Aires como urbe, porque no es lo mismo que otras ciudades del mundo. Yo viví afuera, en Israel, varios años y la discriminación y el trato para/con el obeso es muy distinto a como se vive en Capital Federal. Allí está apoyado este relato. Las situaciones y circunstancias serían otras si el personaje no fuese judío y ni hablar, gordo. Igualmente, la discriminación dispara para todas las direcciones y viene de todas las direcciones también. Sea por tu clase social, tu aspecto físico, religión, etc…”

En los ocho capítulos de 15 minutos cada uno, Gorda aborda la sexualidad, la socialización, la familia (a la sazón judía), el machismo, los usos de la diversidad, las formas de la moda y las fobias sociales cotidianas. La comedia es ácida y potente y las autoras se rebelan contra todo conformismo y simplificación. Así construyen una trama en la cual aparecen “rechazados rechazadores”, gordos machos desprecian gordas mujeres o “mujeres tontas” que desprecian a “mujeres gordas”. El humor es el mecanismo ideal para pensar críticamente lo cotidiano invisible.

La serie viajó al festival internacional de cine más prestigioso de Berlín convocada a participar en el “Drama Series Days”, la iniciativa del European Film Market dedicada a todos los aspectos del contenido serial del que participa un selecto listado de ficciones del mundo. Que “Gorda” llegue a UN3 para verse de forma gratuita y a demanda desde la web es parte de la estrategia de producción y difusión de sus producciones de la Universidad de Tres de Febrero, cuyos contenidos están disponibles en el formato tradicional de televisión  y a demanda que se encuentra disponible en diversas plataformas.

Para Gonzalo Arias, director del canal UN3 «trabajar sobre una serie como Gorda trajo grandes satisfacciones, no sólo por haber ganado el Martín Fierro Digital como Mejor Ficción del Año, sino también por abordar una temática que cruza una realidad social. Desde el canal, perteneciendo a un ámbito universitario, buscamos no sólo un modo de entretenimiento sino visibilizar desde nuestras ficciones una cultura que está en cambio permanente, buscamos propuestas innovadoras con las que nuestro público se sienta identificado y Gorda supo conjugar de una forma extraordinaria todo esto.»

Nodal Cultura dialogó con Tamy Hochman, Sol Rietti, Bárbara Cerro, las realizadoras de Gorda sobre el origen de la serie, su propuesta estética y el lugar de estos nuevos formatos en la producción audiovisual

Sol Rietti, Tamy Hochman y Bárbara Cerro

¿Por qué surgió Gorda como idea y cómo fue que se eligió este formato?

Tamy Hochman: Gorda surgió de la necesidad que sentía de hablar de mi experiencia siendo obesa en Capital Federal. De esa primera idea quedaron las bases y lo más importante, contar a les gordes de manera distinta a como lo hacen los medios de comunicación en general. Pero varió toda la estructura y junto con Bar y Sol fuimos charlando y encontrando una manera y un tono que nos gustaban a las tres.

Al poco tiempo nos enteramos del concurso de series web de INCAA y junto a la productora B de Bueno y al apoyo de un3.tv nos pusimos a trabajar en la carpeta y ganamos!

Bárbara Cerro: El concurso de INCAA ponía como condición una duración corta (máximo 15 minutos). Así que cuando encaramos el guión con Fernando Milsztajn ya teníamos en la cabeza ese tiempo.   Nos encanta este nuevo formato corto que propone el contenido web, por las posibilidades de experimentación, porque es más dinámico y fácil de consumir en diversos dispositivos como tablets y celulares, en un viaje en colectivo o esperando en una fila. También puede verse todo seguido como si fuese una película. Como muchas personas consumirán la serie en pantallas de móviles y es probable que su atención se vea afectada, tratamos de no abusar de diálogos largos y densos y crear una imagen sencilla, de fácil lectura, sin detenerse demasiado en pequeños detalles.

Hay en todo el relato -en los 8 capítulos- un juego con entre el estereotipo de la Gorda y el trato que se le da y los clichés de todo tipo  ¿qué se buscó con ese juego?

Sol Rietti: Para lograr el arco de transformación que atraviesa la protagonista durante la serie nos sirvió partir de una Joy retraída, con baja autoestima, atravesada por los prejuicios propios y ajenos. Después va cambiando, se aleja del estereotipo y va encontrando sus características personales. Intentamos ir corriéndola del lugar común. Por ejemplo trabajamos mucho desde el guión y la interpretación la última escena del capítulo 1 en la que Joy hace un largo monólogo sobre cómo se siente siendo Gorda en Buenos Aires.

El “cliché” de los personajes secundarios nos sirvió para que el humor funcione en una serie de capítulos cortos.
En las intros retratamos situaciones a las que se ve expuesta una chica gorda, como no encontrar talles en casi ningún local. No creemos que sean estereotipos sino realidades que suceden. Claro que la serie relata la subjetividad de Joy, pero particularmente en las intros quisimos contar algunos eventos bastante crueles que viven a la mayoría de las chicas gordas.

¿Qué desafíos propone producir en este formato y para plataformas online?

Bárbara Cerro: Estamos ante un formato nuevo en el que todavía no hay reglas del todo claras, así que hay que tratar de aprovechar eso para intentar cosas diferentes. Es un medio diferente en el que hay otro tipo de público y se habla con otro lenguaje. El formato web te da libertad creativa, posibilidad de experimentar, y eso está buenísimo. También te permite llegar al público sin intermediarios. Una de las limitaciones más grandes es la del bajo presupuesto, así que hay que optimizar los recursos al máximo. Otro de los desafíos es captar la atención del público rápidamente porque con el formato web hay que tener en cuenta que la mayoría de las veces la serie será vista en pantallas de celulares o tablets, en un medio de transporte o con mil pestañas abiertas, que distraen el ojo del espectador.

¿Qué significa para ustedes trabajar en el marco de una universidad y que sea esta la plataforma para distribuir la serie?

Sol Rietti: Las tres ya habíamos trabajado con el canal de la Universidad Nacional de Tres de Febrero y habían sido experiencias de mucha libertad creativa (Cortos de Gigantes, Instrucciones para humanos, Los inadaptables). Por eso ya arrancamos sintiéndonos cómodas.

La serie se estrenó primero por Cablevisión Flow, y estuvo bueno porque llegamos a un público nuevo. Pero Flow no puede verse de forma gratuita, así que estábamos ansiosas por re-estrenar. Ahora que están todos los capítulos en la web de UN3 podemos leer los comentarios que dejan los espectadores y tener una devolución muy enriquecedora para nosotras. Por otro lado, nos parece interesante que los debates que plantea GORDA se den en el marco de un canal universitario, y también que se trasladen a las aulas.

También podría gustarte