La película brasilera «Sol alegría» ganó la 9° edición del FICIC

Brasil fue el gran protagonista de esta edición

Por Daniel Cholakian – Nodal Cultura 

Luego de 3 jornadas en las que se realizaron más de 30 funciones con importante cantidad de público en las salas, se entregaron este sábado los premios para las películas en competencia de la novena edición de FICIC, Festival de Cine Independiente de Cosquín.

La película brasilera Sol Alegría de Tavinho Teixeira se alzó con el premio la mejor película de la Competencia de Largometrajes. Texeira propone aquí una película de neto corte político que anticipa –ya que es un producción 2018- el triunfo del actual presidente Jair Bolsonaro. Un pastor – senador de ultra derecha en pleno ascenso político es asesinado por miembros de una familia de la alta burguesía carioca, que se apropia de un botín originado en la corrupción, que entregan a la comunidad Sol alegría. Esta está en un convento de monjas –o algo parecido a religiosas- que viven de sus plantaciones de cannabis y reivindican la lucha armada. Como una vieja célula guerrillera perdida en la historia, allí aparecen referencias a viejas tradiciones del cine brasilero de un modo políticamente muy ecléctico: la memoria de la dictadura brasilera y los movimientos de resistencia armada, Glauber Rocha atravesado por la porno chanchada y el aliento de la iconografía de Carlos “Cacá” Diegues.

El cine de Brasil fue un gran protagonista del Festival, ya que además de dos películas en la competencia oficial -la ganadora Sol alegría y Baixo centro de Ewerton Belico y Samuel Marotta- contó con una interesante retrospectiva del joven realizador de Minas Gerais André Novais Oliveira. Todas las películas dieron cuenta de la potencia de la discusión política en el cine de este país, que supera la obvia resistencia ante la irrupción ultra conservadora al observar el espacio y los cuerpos como campos de una tensión que, tal vez como pocas veces, se permiten pensar lo político con complejidad, incluyendo el espacio público, la sexualidad, la identidad, la familia, las lenguas y el trabajo como temas del debate.

El premio al mejor cortometraje de la Competencia oficial fue para Las dos ejecuciones del Mariscal, del rumano Radu Jude, una excelente película que pone en paralelo la filmación del fusilamiento del mariscal Ion Antonescu, ocurrida en junio de 1946, y la representación de la misma en una película de ficción de la década del ’90. Además de lo evidente que pone en relieve Jude, la construcción de una épica melodramática en lugar de un mero mecanismo burocrático, el director obliga a preguntarse sobre la posibilidad de la representación de algunas formas concretas del horror. ¿Qué muerte cuenta el cine cuando se cuenta la muerte? Como durante todo el festival afirmó el director artístico del festival Roger Koza, el cortometraje demuestra aquí no ser en absoluto el hijo pobre del cine, sino que cada pieza puede ser una obra tan acabada como cualquier largometraje.

Las dos ejecuciones del Mariscal de Radu Jude

En la competencia oficial de largometrajes, el jurado decidió también otorgar menciones especiales a los largometrajes Construcciones de Fernand Restelli y Lluvia de Jaulas de César Gonzalez, mientras que Blue Boy de Manuel Abramovich obtuvo una mención especial en la competencia internacional de cortometrajes.

En la competencia Cortos de Escuela fue premiada Coronados de Josefina Alen y Abril Lucini. Para probar que realmente existimos, de Inés Villanueva, recibió una mención especial.

El FICIC se caracterizó nuevamente por la presencia de los realizadores en las funciones, donde se sostuvieron largas charlas con el público y entradas agotadas en muchas de ellas. Las “estrellas” del festival fueron la película china Pájaros suburbanos que colmó una función que culminó cerca de las 2 de la madrugada, la película local Los hipócritas y Lluvia de jaulas, de César González, que debió programarse nuevamente pues la demanda más que duplicó las butacas disponibles en la proyección del sábado por la tarde.

Estuvo presente y conversó con el público la realizadora documental Carmen Guarini, de quien se presentó una retrospectiva de su obra, quien también recibió un reconocimiento por su trayectoria por parte de FICIC.

Todos los premios

Competencia Internacional de Largometrajes

Mejor película: Sol Alegría de Tavinho Texeira (Brasil)
Mención del jurado: Construcciones de Fernand Restelli (Argentina)  y Lluvia de Jaulas de César Gonzalez (Argentina)

Competencia Internacional de Cortometrajes

Mejor película: Las dos ejecuciones del Mariscal de Radu Jude (Rumania)
Mención especial: Blue Boy de Manuel Abramovich (Argentina)

Competencia cortometrajes de escuelas

Mejor película: Coronados de Josefina Alen y Abril Lucini (Argentina)
Mención especial: Para probar que realmente existimos de Inés Villanueva (Argentina)

Premios no oficiales

Mejor película argentina en competencia según Asociación de Cronistas Cinematográficos de Argentina: Lluvia de jaulas de César González
Premio DEC (Distribución y exhibición de contenidos): Sol Alegría de Tavinho Texeira (Brasil)
Premio del público “Confitería La Europea”: Construcciones de Fernando Martin Reste
Cortos de escuela Cine.Ar: Coronados de Josefina Alen y Abril Lucini (Argentina)
Cortos de escuela RAFMA: Mientras las olas de Delfina Gavalda y Carmen Rivoira (Argentina)

También podría gustarte