Una escuela popular

Falleció histórico fotógrafo ligado al mundo de los derechos humanos

Jorge Zúñiga comenzó su carrera en 1969 en la revista «Horizonte» de las Juventudes Comunistas y en 2008 fue uno de los fundadores de la Asociación de Reporteros Independientes. «Siempre estuvo vinculado a las reivindicaciones sociales, estudiantiles, poblacionales, sindicales», comentó Sandra Ortega, presidenta de la ARI. «Él, sin quererlo, fue una escuela popular en las calles. Hay muchas generaciones de estudiantes que se vincularon a él y se acercaron al trabajo de denuncia callejera a partir de la fotografía» que realizó. «Deja un legado histórico único».

Jorge Zúñiga comenzó su carrera en 1969 en la revista «Horizonte» de las Juventudes Comunistas y en 2008 fue uno de los fundadores de la Asociación de Reporteros Independientes. «Siempre estuvo vinculado a las reivindicaciones sociales, estudiantiles, poblacionales, sindicales», comentó Sandra Ortega, presidenta de la ARI. «Él, sin quererlo, fue una escuela popular en las calles. Hay muchas generaciones de estudiantes que se vincularon a él y se acercaron al trabajo de denuncia callejera a partir de la fotografía» que realizó. «Deja un legado histórico único».

En disputa con PC

El fotógrafo comenzó su carrera en 1969 en la revista «Horizonte» de las Juventudes Comunistas y luego pasó por semanarios como «El Siglo» y «Punto Final». Durante la dictadura sufrió detención y tortura.

«Siempre estuvo vinculado a las reivindicaciones sociales, estudiantiles, poblacionales, sindicales», comentó Sandra Ortega, presidenta de la ARI. «Él, sin quererlo, fue una escuela popular en las calles. Hay muchas generaciones de estudiantes que se vincularon a él y se acercaron al trabajo de denuncia a partir de la fotografía» que realizó. «Deja un legado histórico único».

En 2007, participó en la histórica huelga al interior del diario El Siglo, que se prolongó por varios meses y terminó con despidos. Incluso participó en un juicio laboral contra la empresa editora, una disputa que lo terminó alejando del PC.

«De alguna manera fue abandonado por el partido, tras una demanda que nunca llegó a buen fin», lamentó la presidenta de la ARI. «Los dos últimos años los pasó con nosotros, como sindicato, ya enfermo, bastante solo, aunque su claridad mental estaba intacta y siguió trabajando, sobre todo en su blog ‘Trinchera de la imagen'».

Por su labor en la cobertura de marchas y protestas además sufrió múltiples avatares. En 2006, durante una protesta de la Revolución Pingüina, resultó con un TEC cerrado tras un golpe de un carabinero. Tres años después fue formalizado por la Fiscalía Militar, supuestamente por golpear a un uniformado en una protesta el 1 de Mayo.

Última muestra

Una de sus últimas muestras fue en 2015, cuando expuso en dependencias del Programa de Reparación y Atención Integral de Salud (PRAIS) del Ministerio de Salud una serie de fotografías sobre la mujer.

“En este país hay mujeres de primera y de segunda clase; a las privilegiadas de primera clase las festejan los gobiernos de turno para el beneficio de su imagen, y a las de segunda clase las celebran en algunas fábricas o sindicatos”, señaló en esa oportunidad.

“Me da pena la preocupación del gobierno que no respeta los derechos de las mujeres sacrificadas jefas de hogar, que deben sobrevivir con un sueldo miserable y mantener a sus cuatro o cinco hijos”, concluyó.

El Mostrador


“Gracias por tus ojos siempre limpios, mirando de frente”: La emotiva despedida de Luisa Toledo al fotógrafo Jorge Zúñiga

Este martes se realizó en la Casa Bolívar el velorio del mítico fotógrafo y fundador de la Asociación de Reporteros Independientes (ARI), Jorge Zúñiga. “Un inspirador para muchos fotógrafos y reporteros que hemos hecho de la calle nuestra trinchera de denuncia”, como lo recordaron sus compañeros del Sindicato ARI.

Hasta el homenaje de despedida de Zúñiga llegó una de sus amigas, Luisa Toledo. “Lo conocí en la calle. No tenía idea dónde vivía ni nada. Pero eso nos hace tener amistades tan profundas, tan ciertas, verdaderas, no hay tiempo para ser hipócritas. Son amistades profundas las que se sienten, las que se van haciendo en la calle, en las peleas, en la defensa de nuestros compañeros que están luchando en la calle, en la compañía de los compañeros que caen, la de los presos políticos”, dice la madre de los hermanos Vergara Toledo en un video compartido por el fan page En vivo aquí y ahora.

“Toda esta dureza que vivimos, durante tantos años, nos ha hecho tener amistades tan profundas”, enfatizó Toledo, quien recordó una visita a su casa del fotógrafo en que este se hallaba padeciendo un dolor de hombros muy fuerte debido a que había sido torturado por funcionarios de Carabineros. Luisa recordó que entonces le preparó unas gotitas para aliviar el dolor.

“Estoy como dejando de creer en muchas cosas; en realidad dejé de creer en casi todo, porque es tan grave lo que estamos viviendo (…) Pero lo que me va quedando es la amistad, el cariño de la gente, los vivos, el compromiso real de cada uno de ustedes cuando uno los ve en la calle, peleando; ver su cara es reconfortante, es como volver a creer en algo, en la vida, en que vamos a ser capaces de cambiar esto”, reflexionó la madre de los Vergara Toledo al recordar a su amigo.

“Muchas gracias por tu vida, por tu presencia, por tus ojos siempre limpios, mirando de frente, sin cosas mediocres entremedio, siempre con una mirada muy limpia”, enfatizó Luisa Toledo al concluir su emotivo adiós a Jorge Zúñiga.

Politika

También podría gustarte