Debates sobre el rescate del Polyforum Cultural Siqueiros, la mayor obra del muralista

Polyforum Cultural Siqueiros, urge ser rescatado y restaurado

Aunque con grietas, fisuras y pequeños desprendimientos entre bloques, con tornillos botados o láminas colgadas, el Polyforum Cultural Siqueiros se ha mantenido a la espera de una restauración intensiva y profunda, pues no la ha tenido desde su inauguración en 1971; sin embargo, la caída de un fragmento en el panel denominado La Mitología, del mural exterior, ocurrida el pasado domingo 14 de julio por las filtraciones ocasionadas por las lluvias, ha vuelto urgente el llamado a rescatar el recinto que desde 1980 es Monumento Artístico de la Nación.

«Estamos trabajando de la mano con las autoridades del INBA, de la Secretaría de Cultura y de Seduvi, para darle viabilidad a este rescate», asegura el arquitecto Esteban Suárez, hijo del dueño del predio donde se erige el Polyforum Cultural Siqueiros y quien encabeza el proyecto integral de la restauración del recinto cultural y de la construcción de una torre de uso mixto de 48 niveles con cuyos recursos ayudaría a rescatar el inmueble y a mantenerlo con vida por los siguientes 100 años. «No creo que haya un proyecto cultural más importante que este», afirma Esteban Suárez, durante un recorrido por el predio de 8 mil 200 metros cuadrados, propiedad de su familia.

«Desde el 1 de diciembre buscamos al nuevo secretario de Cultura, José Alfonso Suárez del Real, y hemos venido trabajando de la mano de la Secretaría de Cultura para darle viabilidad a este proyecto», señala Esteban, quien recorrió el espacio junto con su padre, el empresario Alfredo Suárez, hijo de Manuel Suárez, el mecenas que encargó la obra a Siqueiros.

Hasta el momento cuentan con una opinión favorable de la Dirección de Sitios Patrimoniales de la Seduvi, así como de la Secretaría de Cultura y el INBAL, «todos somos parte del Fideicomiso creado en el 2017 para emprender el rescate del Polyforum», dice Alfredo Suárez, quien reconoce que desde hace 32 años sólo han hecho trabajos paliativos, por ejemplo, en 2010 cubrieron con lonas los 3 mil 500 metros de la techumbre para evitar las filtraciones de agua, pero ya son inservibles y urge restituirlas.

Luego de presentar el proyecto arquitectónico integral que incluirá una plaza pública, jardines, auditorio, espacio para talleres y cursos, así como dos museos: el de Sitio y el Museo del Mecenazgo donde se ubicará la estatua de su Manuel Suárez junto a Siqueiros, Esteban dice: «Nos gustaría a finales de este año estar comenzando dos cosas en paralelo: la primera etapa de restauración, que es la sustitución de la cubierta del Polyforum, y el comienzo de las obras del proyecto integral”.

Etapas. La restauración de la obra mural de Siqueiros que mide 8 mil 500 metros, se dará en tres etapas y se estima que los trabajos lleven al menos tres años, pues se harán los dos trabajos de forma paralela, la construcción de la torre y la restauración del Monumento Artístico. En la primera etapa se restaurará la cubierta y la protección de los murales exteriores, mientras se hace la excavación; en la segunda etapa harán la restauración total de los 12 paneles exteriores, a la par que hacen la cimentación y los nueve sótanos de estacionamiento; la tercer etapa será la restauración interior del mural La Marcha de la Humanidad, que está en bastante buen estado.

El proyecto consiste en restaurar los murales de forma total y a ello se destinarán los 30 millones de pesos que aportarán a través del Fideicomiso para el rescate del Polyforum; una vez concluido el proyecto integral, el Fideicomiso recibirá 12 millones de pesos al año, producto de las rentas de la torre, para la restauración, mantenimiento y promoción por los próximos 100 años.

 

«Se cuentan con varios permisos, no con todos. Lo que estamos esperando es terminar con este proceso de socialización y trabajar con las autoridades para comenzar lo antes posible», dice Esteban Suárez, luego de que su padre enfatiza la riqueza cultural del Polyforum Cultural Siqueiros y habla del ambicioso proyecto cultural que tienen para él y que ha comenzado a desarrollar Irene Herner Reiss, especialista y estudiosa de la obra de Siqueiros.

Vanguardia


El Gobierno de la Ciudad de México frena el proyecto del Polyforum Siqueiros

Por Anasella Acosta

El proyecto integral que pretende rescatar del deterioro al Polyforum Siqueiros, cerrado al público desde hace dos años, está detenido. El Gobierno de la Ciudad de México inició una revisión de los permisos de obras, entre ellos, los del proyecto realizado por Esteban Suárez, arquitecto y uno de los propietarios del predio sede del Polyforum.

Mientras la familia Suárez espera la liberación de las autorizaciones para dar comienzo a las obras, el Polyforum, con sus 12 murales externos con daño visible, su endeble techumbre de varilla, cimbra reusada y fibra de vidrio, y su mural La marcha de la humanidad, debe hacer frente a los avatares diarios: lluvias -uno de sus peores enemigos por las filtraciones existentes-, vientos, sismos y contaminación.

«De repente se nos acabó el sexenio», expresa Esteban Suárez ante la pregunta de por qué hoy existe incertidumbre sobre el destino del proyecto que realizó junto con el arquitecto Jean Michel Collonier para dar nueva vida al edificio, cuya «piel» fue declarada patrimonio artístico en 1985 por el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Planes diversos, gestiones de permisos, estudios de impacto, de viabilidad, integración de recomendaciones de la Secretaría de Cultura, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), del INBAL y del Instituto de Ingeniería de la UNAM, dieron como resultado un proyecto integrado por una torre esbelta de 48 pisos y 80,000 m2 rentables hacia el fondo del terreno que ocupa la esquina que forman Insurgentes y Filadelfia.

También contempla una plaza pública que rodearía al Polyforum, que sería restaurado como primera acción, y un estacionamiento subterráneo que libra el terreno para evitar daños estructurales en el edificio inaugurado en 1971; esto por recomendación del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

«[ ] Yo confío en que no va a haber ningún problema, porque es un proyecto muy noble», dijo Alfredo Suárez, hijo de Manuel Suárez y Suárez, mecenas de David Alfaro Siqueiros, y quien ha estado al frente del Polyforum desde hace 32 años.

La idea de edificar una torre de uso mixto rentable es generar fondos que permitan restaurar, mantener y promover la obra de Siquieros, y tiene inspiración en una charla que mantuvo el propio Alfredo con el director del Museo Arte Moderno (MoMa, por sus siglas en inglés) de Nueva York, Glenn D. Lowry. El MoMa sostiene un edificio que genera rentas, con lo que se mantiene el museo.

Antes el Polyforum sobrevivió con la renta de locales circundantes, como una panadería, o con los ingresos del restaurante-bar Siqueiros, y la discoteca Dominio, pero «nunca fue suficiente» y no alcanzó para hacer una restauración, asegura Esteban Suárez. De acuerdo con Alfredo, su papá, tan solo por predial se pagan 270,000 pesos bimestrales y por agua 200,000, también bimestrales.

El Polyforum ocupa 1,500 m2 de un total de 8,000 m2, y cuenta con uso de suelo HM3050, habitacional mixto, esto le permite construir una torre de 30 pisos con área rentable de 120,000 m2; la propuesta de los Suárez fue solo construir 80,000 m2 y tener permiso para sumar 18 niveles más, autorizados por la Seduvi de la anterior administración.

El proyecto integral tiene un costo aproximado de entre 150,000 y 200,000 millones de dólares, y ya se cuenta con un pool de inversionistas potenciales. Una de las primeras acciones será restaurar la techumbre del Polyforum para lo que dispondrían de 30 millones de pesos, y una vez que la torre de usos mixtos comience a operar el Fideicomiso -integrado por el INBAL, la Secretaría de Cultura, la Seduvi y el Instituto de Ingeniería de la UNAM-, dispondrá de 12 millones de pesos más inflación para su operación.

«No hay nada que esconder, la problemática es real, si alguien tiene una mejor solución, adelante; no estamos cerrados; en 32 años nosotros no la hemos encontrado… Vamos avanzando lento, ojalá que en unos meses podamos seguir», confía Esteban Suárez

Obras


El Polyforum Cultural Siqueiros

El Polyforum es, sin duda, la obra de mayor envergadura del muralista. Es el monumento que reúne todas las propuestas conceptuales e ideológicas que desarrolló a lo largo de su carrera.

Esta arquitectura altamente tecnificada para su época dio la posibilidad al artista de poner en práctica las líneas teóricas de su pensamiento artístico: el concepto de la poliangularidad, la caja plástica, la esculto-pintura, el espectador en movimiento, el uso de la tecnología, el pensamiento político y los resultados de la concepción del taller-escuela.

Asimismo, el Polyforum es el reflejo de la construcción de los sueños de don Manuel Suárez, uno de los empresarios que con agudeza política y un fuerte vínculo afectivo por el país, buscó posicionar a México como un destino turístico de primer nivel a través de una sólida y cosmopolita infraestructura hotelera.

La visión del empresario no se limitó a la simple creación de centros turísticos como prestadores de servicios; la sensibilidad artística del mecenas hizo que su proyecto tuviera la fortaleza de socializar la cultura como parte de una visión integral de la proyección nacional e internacional que debía tener México, a partir del fomento a las artes.

El 18 de julio de 1980 se declaró Monumento Artístico la Obra de David Alfaro Siqueiros, sea de propiedad nacional o de particulares, y el 28 de octubre de 2014 el Gobierno de la Ciudad de México lo declaró Patrimonio Cultural Urbano de la Ciudad para asegurar su futuro como bien cultural y patrimonial de interés público.

Ciudad de México

También podría gustarte