«La poesía es el último foco de resistencia contra la inequidad»

Quino: “La poesía es el último foco de resistencia contra la inequidad”

Por Ulises Cabrera

Con la Feria del Autor Boliviano hoy concluirá el Foro de Escritores que se desarrolla desde el miércoles pasado en el centro Simón I. Patiño, ubicado en la calle Potosí casi Buenos Aires.

Varios escritores de renombre de la poesía boliviana formaron parte de esta actividad como Rodolfo Ortiz, Mónica Velásquez, Juan Cristóbal MacLean, Vilma Tapia, Gabriel Chávez, Edgar Ávila, Echazú, Julio Barriga, Matilde Casazola, Gary Daher, Blanca Garnica, Humberto Quino, Antonio Terán Cavero, entre otros.

Jackelinne Mejía, encargada del Centro de Literatura Boliviana del Patiño, dijo que la propuesta tuvo éxito más de lo que se esperaba y asistieron más de 100 personas por noche. “La gente no se acercó sólo por curiosidad, sino también para conocer a las destacadas figuras de la literatura boliviana”.

Humberto Quino, una de las voces ilustres de la poesía nacional, cuyo trabajo fue elogiado en una de las ponencias por Vilma Tapia, dijo que el encuentro fue de suma importancia porque enriquece mutuamente y permite conocer nuevas voces. “Esta actividad es para celebrar las diferencias e intercambiar lecturas”, acotó.

Quino (autor de “Summa Poética”, “Crítica de la pasión pura”, “Coitus ergo sum”, “Parodias, invenciones y otras blasfemias” y otros poemarios) habló con Los Tiempos sobre la poesía nacional.

– Mencionó que la propuesta poética está influenciada por la política,  ¿cuál es el rol de la poesía en el ámbito político?
Todo es una actividad política. La poesía es el último foco de resistencia contra la iniquidad de la sociedad. El poeta tiene una función crítica ante ella (sociedad).

– Este año se ha desarrollado importantes actividades referentes a la poesía. Unas de las preguntas que surgió en el camino y también se la hacemos, ¿para qué sirve la poesía?
La poesía no sirve para nada útil. Es más, si una madre le dice a su hijo que quiere ser poeta, se jalará los cabellos. Los poetas tenemos mala fama. Ser un poeta auténtico es también padecer de todas las calamidades de la sociedad, del hombre contemporáneo. El poeta auténtico sufre mucho por su sensibilidad exacerbada. Los grandes poetas siempre han sido grandes mártires de la vida.

– En los últimos años no sólo se ha publicado nuevas lecturas en castellano, sino también en idiomas nativos, ¿esto es una muestra de que los poetas se están apropiando cada vez más de su identidad?
La poesía, así como la lengua, es universal. La poesía tiene varios rostros  y esto se debe a la respuesta de varias identidades, porque nuestro país fue formado por culturas abigarradas. Sin embargo, nadie puede decir que es un poeta indigenista ni aún el que escribe en idiomas originario, porque está contaminado por la cultura occidental. Nuestra riqueza responde a muchos patrones de cultura (occidente hasta lo originario).

– Pero hay quienes escriben en guaraní, quechua y aimara. Incluso, fueron ganadores de importantes premios, ¿no son entonces escritores indigenistas?
Me parece que la intención es hacer una poesía indígena, pero no veo que responda a esa poesía. La buena poesía, a pesar de las etiquetas que se les atribuyan, es buena poesía y punto. Al final, ¿qué es al final lo indigenista?, ¿lo rural, ¿el migrante que viene del altiplano? Hay un mestizaje que permea toda la vida social y humana.

– ¿Cree que la poesía esté posicionándose en un lugar importante en la sociedad?
La poesía es importante porque nos enseña a enriquecer nuestra lengua. Si desapareciese, sería una gran pérdida para comunicadores, periodistas. La poesía nos enriquece en todo sentido. La poesía no sólo afina la habilidad estética, sino también te hace decir el mundo de la manera que quieres decir exactamente.

– Se creía que la poesía estaba muriendo, que sólo era para espacios excepcionales, otros dicen que está más viva que nunca.
Los que dicen que se está muriendo son los poetas viejos como yo. Los poetas jóvenes están en buen camino, pero aún les faltan lecturas. Aún no merecen juicios definitivos. Sé que van a producir obras de gran valía.

– ¿Qué proyectos futuros más tiene Humberto Quino?
Desde hace 15 años sólo leo, escribo y vivo. Eso es un gran privilegio en un país como este. Voy a publicar en octubre un nuevo poemario. Al año, también publicaré “El nuevo diccionario herético”. Tengo en proyecto un libro de cuentos y novela.

Los Tiempos

También podría gustarte